Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Ring Fit Adventure

Análisis de Ring Fit Adventure

No es la primera vez que un videojuego nos ha pedido que nos levantemos del sofá y nos movamos un poco, o un mucho, pero sí puede que sea la vez que mejor nos lo han pedido. Ring Fit Adventure no es un entrenador personal al uso y posiblemente esa sea su mejor arma. Ahora jugaremos y nos divertiremos y además sudaremos, y lo mejor es que lo haremos sin darnos demasiada cuenta.

A la aventura

Ring Fit Adventure ha llegado para retomar el concepto que vimos en Wii hace ya unos cuantos años con Wii Fit y que actualmente estaba prácticamente abandonado, y es normal. Cualquiera lleva en su smartphone un entrenador personal y es capaz de crearse sus propias rutinas y series de ejercicios que luego seguirá o no y que hará mejor o peor, pero la posibilidad está ahí. 

Por eso Ring Fit Adventure nos ha gustado, porque su modo principal no tiene nada que ver con eso, aunque para quienes así lo quieran también existirá la opción, pero es algo a lo que accederemos de tanto en tanto ya que a buen seguro su aventura con toques RPG robará la mayor parte de nuestro tiempo; esperemos que también de nuestras calorías.

Para quemarlas y que así se refleje en pantalla se han inventado el Ring-Con y la cinta de la pierna, llamada oficialmente cinta de la pierna, sin más (ambos con partes lavables). El Ring-Con se alimenta de la energía que le proporciona el Joy-Con y entraña más tecnología dentro de la que pueda parecer, aunque buena parte del trabajo lo hará el Joy-Con derecho, que nos colocará en el espacio con una precisión milimétrica, vibrará en una intensidad regulable que además se transmitirá al aro e incluso nos tomará el pulso con su cámara infrarroja. La cinta, por su parte, dará cobijo al Joy-Con izquierdo y se encargará únicamente de trasladar los movimientos de nuestra pierna al juego, también con extrema exactitud; puede que no tanto como la Balance Board pero casi. Además, inauguramos las alarmas, con las que la consola nos recordará mediante un led azul rodeando el botón Home que es hora de moverse un poco.

Eso sí, aquí no podemos pesarnos ni liberar nuestras manos por si en un futuro alguna desarrolladora decidiera darle algún otro uso, pero en tema fitness, el Ring-Con en combinación con la cinta se antojan, ahora, inigualables. No es solo que sus materiales sean de muy buena calidad, pudiendo incluso llegar a doblar el aro hasta tocarse los extremos sin que repercuta en nada en su integridad, es que además no pesan nada y el propio juego permite incluso regular la intensidad con la que queremos usarlos, adaptando así las pruebas que realizaremos con ellos.

Hete aquí el meollo de todo esto: las pruebas o ejercicios a ejecutar. Se dividirán en varios modos de juego, y el principal, por lo menos los primeros meses, porque eso es lo que os durará, será, precisamente, Ring Fit Adventure, compartiendo así nombre con el juego que lo cobija.

Esta aventura contará la historia de Ring en su lucha contra Draco, aunque según vayamos avanzando descubriremos que las cosas no son tan simples como parece en un principio. Ring ha sido desposeído de sus poderes y para recuperarlos se apoyará en nosotros ya que, al parecer, tenemos potencial (eso se lo dirás a todos…). ¿Y cuál será nuestro poder oculto? El del fitness. Sí, aquí todo gira en torno a esa idea y es sencillamente genial ver enemigos con forma de esterilla, de pesa, realizar una abdefensa, remar usando los oblicuos… Todo tiene un toque de humor que le sienta de maravilla al juego y que lo aleja de propuestas más serias, aunque repetimos, también encontraréis esa faceta más formal.

Así y con el Ring-Con apuntando al frente comenzaremos a trotar o correr por unos sorprendentemente bonitos paisajes donde cada pocos pasos habrá algo que hacer, como romper cajas con aire a presión (aplastando el aro), absorber monedas (tirando del aro), saltar troncos (apuntando hacia abajo y apretando), subir escaleras o pasar pantanos (subiendo mucho las rodillas), abrir puertas de varias formas y pelear contra los imaginativos secuaces de Draco.

Los combates fitness son en verdad la salsa de Ring Fit Adventure y os asombrará el hecho de que incluso varias horas y días después sigáis aprendiendo y desbloqueando contenido, y es que como ya hemos adelantado, el elemento RPG es bastante sustancioso aquí.

Estos se desarrollan por turnos, atacando siempre primero nosotros, y habrá elementos tan usuales para los jugadores de títulos de rol como el que un ataque haga más daño a un determinado tipo de enemigo, las subidas de nivel, los tiempos de espera para volver a usar una técnica, un árbol de habilidades y la posibilidad de crear batidos que harán las veces de pócimas restauradoras de salud. Pero, ¿cómo se ataca? 

Practicando deporte, así se ataca. Los distintos ejercicios que realicemos nos servirán para atacar a uno o varios enemigos y tendrán cada uno sus propias estadísticas, como puntos de ataque o número de repeticiones. Cuando los llevemos a cabo obtendremos puntuaciones, como bien, genial… y dependiendo de cuál sea, es decir, de cómo lo hayamos ejecutado, así haremos más o menos daño. Además, será importante saber con qué ejercicio atacar a qué enemigo, pues los habrá débiles a un tipo (brazos, abdomen, piernas o yoga) e incluso veremos que su diseño coincide con a qué es débil, como la esterilla a los abdominales, verbigracia. Este poder, el de dañar más a enemigos por su tipo/color, habrá que desbloquearlo a base de jugar y sudar, como los otros 4 que podremos recoger a lo largo de nuestra aventura, conformando así un total de 5 habilidades con las que Ring completará su forma pasada.

Cuando toque defendernos habrá que tirar de abdominales, o lo que es lo mismo, de abdefensa, poniendo dura la tripa y sujetando el Ring-Con en horizontal contra ella. Una original manera de evitar perder corazones que sin embargo acaba por volverse cansina y repetitiva a las pocas sesiones de juego. No habría estado de más algo de variedad a este respecto. Si perdemos muchos corazones también podremos curarnos a base de batidos de frutas las cuales recogeremos absorbiéndolas mientras recorremos el escenario. Estos se preparan yendo a un menú desde el que también podremos cambiar los ejercicios que queremos usar en los combates, acceder al árbol de habilidades, seleccionar capítulos anteriores o comprar ropa y complementos para nuestro avatar (del que solo podemos elegir su sexo) y por supuesto ponérselos.

También habrá otro menú desde el que elegir la intensidad de los ejercicios (velocidad de carrera, presión del aro), si queremos jugar en modo silencioso (por si tenemos vecinos abajo), o incluso si queremos usar los botones para completar una prueba física en caso de que estemos mal de la espalda, hombros… lo que sea. Como vemos, múltiples opciones de personalización en un juego pensado para todos los públicos, tanto niños como mayores, ideal para tonificar el cuerpo y mantenerse en cierta forma, aunque tampoco pidáis milagros.

Así recorreremos un buen número de zonas, cada una con una ambientación distinta, donde además conoceremos a varios aldeanos y encontraremos caminos alternativos que nos llevarán hasta tesoros o minijuegos como los que también podremos jugar en sus otros dos grandes modos, partida rápida y a tu aire.

Los otros

En partida rápida, como su nombre indica, premiarán los ejercicios o juegos de corta duración, pudiendo elegir entre el entrenamiento básico de 9 zonas musculares, las series, que aglutinan varios ejercicios centrados en una zona concreta u objetivo (relajar, estirar…), y los minijuegos, 12 en total, algunos mejores que otros pero todos con el denominador común de movernos mientras mejoramos nuestra puntuación y ascendemos así en la clasificación online, disponible tras actualizar el juego por primera vez.

A tu aire por su parte es un creador de tablas personalizadas, por lo que estarán disponibles todos los ejercicios que veréis en el juego, tanto básicos como minijuegos o los usados en los combates fitness, incluso podréis crear una tabla con posturas únicamente de yoga. ¿La mayor y casi única pega? Que solo nos deja crear 3 de estas tablas y qué mínimo que una para cada día de la semana. Como en partida rápida, también podremos consultar y comparar nuestras estadísticas con las de usuarios de todo el mundo.

Y dejamos para el final multitarea, lo que viene a ser el equivalente al Fit Meter de Wii U, donde, usando el Ring-Con con la consola Nintendo Switch apagada, conseguiremos puntos que luego cambiaremos por monedas dentro del modo aventura. Para casa, bien, pero no os vemos fuera de ella haciendo gimnasia con el aparato en cuestión.

Pasamos por el aro

Al final y pese a lo precipitado de su anuncio, o tal vez por eso mismo, Ring Fit Adventure nos ha sorprendido para bien. Su filosofía es lo que debe ser a día de hoy, la de un videojuego que pretende que nos movamos y no la de un entrenador virtual camuflado.

Tipp, la silueta sin rostro que nos acompañará dándonos consejos y mostrándonos cómo hacer correctamente los movimientos, resulta similar en carisma a los entrenadores de WIi Fit, sensación a la que ayuda una música en menús calcada a la de la saga nacida en Wii. Otro tanto ocurre con Ring, Draco y el avatar con el que jugamos, quienes no han tardado en hacerse un hueco en nuestra memoria jugona. Todos ellos resultan divertidos y con un buen diseño cartoon al que redondea un trabajo de doblaje al castellano muy bueno.

No sabemos si el Ring-Con especialmente y también la cinta de la pierna llegarán a usarse con más software, pero Ring Fit Adventure les saca un partido magnífico. Durante meses, si sois constantes, estaréis usándolo tan solo en su modo aventura, el cual podréis alternar con alguno de los otros, como con las tablas de a tu aire; lástima que no podamos crear más de tres. Si queremos cambiar, toca borrar.

Hay que tener espacio para usarlo, el suficiente para que quepáis tumbados, y se han perdido funcionalidades que WIi Fit U (más completo que el primer juego) sí tenía, como marcarnos objetivos, subir nuestros logros, etc., pero gana en diversión y en versatilidad a la tabla de Nintendo.

Si crees que lo vas a usar, hazte con él sin miedo, te sorprenderá por lo bien que se ve, lo variado que resulta y lo entretenido de sus combates, además de por contar con varios modos más más clásicos. Si delante de una pantalla solo concibes pulsar botones, ni lo pruebes, y si crees que con él te vas a poner cachas, tampoco. Ring Fit Adventure te ayudará a combatir el sedentarismo y a mantenerte en forma y tonificado, incluso a estirar músculos que hacía mucho que no usabas, pero poco más. Bueno, sí, también está muy bien para divertirse.

Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

6 1
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 4 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.