Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Football Manager 2019 Touch

Análisis de Football Manager 2019 Touch

Parece que la saga Football Manager llegó el año pasado a la híbrida de Nintendo para quedarse. El simulador de fútbol repite por segundo año con su versión 2019 Touch. ¿Mejorará mucho respecto a su versión del año pasado? ¡Comprobémoslo en las siguientes líneas!

En Football Manager 2019 Touch, la saga antes conocida como Championship Manager, nos metemos en la piel de un entrenador de un equipo de fútbol. Con él podemos sentirnos verdaderamente como si gobernásemos equipos de talla mundial como el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona, o también coger a un equipo pequeño (el de tu pueblo tal vez) e intentar llevarlo a la victoria. Aunque eso sí, es posible que lo hagas con un nombre distinto al oficial. Ya que el juego no tiene las licencias de algunas ligas (entre ella la española o la inglesa), por lo que Real Madrid por ejemplo se llama R.Madrid. Los jugadores si tienen los mismos nombres que en la realidad.

Este simulador de fútbol no es solo jugar partidos o fichar. Te involucras en prácticamente todos los aspectos de gestión del club. Ojeadores, comprobar el estado de los jugadores, tácticas, renovar contratos… En Football Manager no se queda ni un solo cabo suelto. Pasaremos más tiempo fuera de un partido que dentro y contiene tanta información que puede llegar a abrumar. El juego cuenta con unos tutoriales iniciales para ayudarte a entender todo esto, pero no son suficientes. No obstante el equipo de Sports Interactive es consciente de esto y te permite relegar algunos de estos aspectos en tu cuerpo técnico. Además como novedad, para la gente menos acostumbrada a la saga también ofrece la posibilidad de hacer tácticas con algunas órdenes predefinidas. Haciendo que el usuario tenga que sondear menos el extenso menú de opciones.

Podríamos decir que la dificultad del juego es realista, es decir, si tu propósito es coger al Huesca y hacer que gane la liga, te encontrarás con un juego difícil, sin embargo si te ciñes a las cosas que el club espera de ti su dificultad se volverá más asequible. Pero esa es una de las bondades de este juego de simulación, el que te den unos objetivos e intentes sobrepasarlos, el intentar siempre ir a más.

Como es normal en un juego de este calibre su rejugabilidad es prácticamente infinita. Tenemos 116 ligas de 51 naciones con las que jugar. Football Mánager tiene una base de datos de jugadores y equipos increíble, sin duda la mejor que se puede encontrar en un juego de fútbol.

Pero si no nos gustan las partidas tan largas Football Manager 2019 Touch incluye otro modo de juego, los llamados Retos. En ellos te encontrarás al equipo en algunas dificultades y tendrás que lidiar con ellas, por ejemplo tendrás a una gran cantidad de jugadores lesionados o el equipo pasará por una crisis económica. A estos retos también se les puede ajustar la dificultad.

Llegó el turno de hablar de los partidos. En ellos podemos parar el tiempo en cualquier momento para ajustar las tácticas, dar instrucciones al equipo o a un jugador en concreto y hacer cambios. Por defecto el juego está configurado para solo mostrar gráficamente las jugadas más destacadas del partido con comentarios en la parte inferior de la pantalla y el resto del partido mostrar estadísticas de los jugadores y del encuentro, sin embargo esto lo podemos personalizar para poder ver más partes del partido o no ver ninguna y que te muestre solo los comentarios. La duración de los encuentros es muy breve, pero se verá alargada según la configuración que le demos. Si queremos que se muestren más jugadas gráficamente, durarán más. Los partidos son frenéticos y te mantienen con el corazón en un puño, como cuando los ves como un aficionado. La única pega que se les puede poner es que sus gráficos no son muy buenos, pero esto no es un aspecto importante en Football Manager.

Ahora que nos hemos metido un poco en los aspectos que menos brillan de Football Manager Touch 2019, es el turno de hablar del mayor problema del juego, sus controles. Y es que la versión Touch, como su propio nombre indica, está pensada para ser usada con la pantalla táctil. El gran inconveniente reside en que a veces los botones son muy pequeños, lo cual dificulta darles con precisión. Ya nos ha pasado alguna vez que al intentar sustituir un jugador hemos cambiado sin querer el defensa por el portero suplente y cosas por el estilo. Al final, debido a la frustración de la precisión con la pantalla táctil, si optamos por controlarlo de manera tradicional con el mando, nos encontramos unos controles muy mejorables donde lo más interesante será mover el stick como si fuese el ratón del ordenador y hacer “click” pulsando A.

El apartado sonoro también es un punto débil en Football Manager 2019 Touch. El juego no tiene ningún tipo de sintonía fuera de los partidos. En los encuentros si cuenta con la ambientación clásica de un partido de fútbol, pero sigue siendo muy mejorable.

En conclusión podemos decir que Football Manager 2019 Touch es el mejor juego que hay en su ámbito pero que peca de ser demasiado continuista. Sin embargo, esto no es malo, es una buena fórmula que intenta mejorar un pelín cada año. Un gran juego que se centra en perfeccionar los aspectos verdaderamente importantes de lo que se espera de él y que deja sin pulir algunos más superficiales.

Resumen
Football Manager 2019 Touch es un gran juego que cambia pocos aspectos respecto a su versión anterior. Es prácticamente perfecto en los puntos fundamentales que se le piden a este tipo de videojuegos pero necesita mejorar algunas partes más secundarias, sobre todo la interfaz.
8
Notable
Escrito por
Efecinqueador nato. Amante de los videojuegos y la tecnología.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  varju hace 7 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.