Portada » Análisis » Análisis de Alpaca Ball: Allstars

Análisis de Alpaca Ball: Allstars

Si hemos visto a coches jugar al fútbol, ¿por qué no a alpacas? Eso debió ser lo que pasó por la mente de Salt Castle Studio cuando se pusieron manos a la obra con Alpaca Ball, un título que bebe mucho del arcade al estilo Mario Strikers para ofrecer partidos de hasta 8 jugadores con ese toque de locura que ultimamente acompaña a los juegos protagonizados por animales.

La cabeza es tu arma en Alpaca Ball

La principal característica de este juego es la física de los escenarios y el balón. Aquí estamos alejados de la precisión de otros lanzamientos, aquí se busca la locura, improvisación y que lo inesperado salga a la luz. Gracias a los particulares personajes que manejamos, los diferentes terrenos que recorren y los distintos balones que pueden usarse, cada partido va a ser una odisea difícil de controlar. Esto puede alejar a losjugadores más profesionales, pero es algo que a la vez supone un acercamiento a diferentes tipos de público, ya que con un poco de maña cualquiera puede ganar.

Más allá de los golpeos de balón, tenemos la posibilidad de saltar y hacer una patada que dejé off a nuestros rivales durante un instante. Parece poco, pero gracias a las físicas del escenario (incluidas las paredes) y del balón de turno, las posibilidades crecen mucho. Todo esto, como suele ser habitual, es mucho más divertido en compañía, ya que la CPU, aunque no es mala, no nos otorga el mismo nivel de diversión.

Divertido a rabiar, pero limitado

En cuanto a modos, contamos con Trayectoria y Versus. El primero es algo así como una “historia” con sus propias fases (partidos) y con personajes interesantes a los que conocer. Sorprende para bien, porque sabe ofrecer algo interesante y con partidos diferentes y hacerlo con sentido. Por su parte, el modo versus es el multijugador de toda la vida, en el que pueden meterse hasta 8 jugadores según el tamaño del cmpo, y rellenar huecos con CPU si queremos. Va a dar muchas horas de juego, siempre y cuando tengamos gente a mano ya que no cuenta con modalidad online.

A nivel gráfico el juego tiene buenos modelos y mucho color que agradan a la vista, aunque eso no quita que haya algún que otro diente de sierra o escenario algo sencillo a nivel de diseño. La música, muy fiestera, consigue ambientar muy bien lo que esta propuesta quiere ofrecernos, siendo de hecho una gran aliada para que nos centremos en la diversión.

Alpaca Ball: Allstars es una sorpresa. Parece el típico juego que busca con un reclamo fácil ofrecer un juego del montón, pero sabe ir mucho más allá. Es un título modesto y limitado en cuanto a modos, pero si contamos con amigos o familiares para jugar en compañía, puede ser el juego perfecto para echar buenos ratos de risa y diversión despreocupada.

 

Resumen
Una propuesta muy divertida para hasta 8 jugadores, que pierde fuerza por la falta de multijugador online y más modos de juego.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

1 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.