Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Análisis de Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Vuelve la última pareja de moda.

Llega a nuestras Nintendo Switch la continuación de los juegos indies que más dio de que hablar al comienzo de esta generación. Hablamos de Yooka-Layle, la pareja que prometía revivir la experiencia ofrecida por los clásicos de Nintendo 64, Banjo and Kazooie. En esta ocasión vuelven, pero no con una secuela directa, sino con una entrega con intenciones de rememorar los clásicos plataformas en dos dimensiones. Vamos a ver que nos trae Yooka-Laylee and the Impossible Lair, que nos ha gustado más que su predecesor.

Los mejores amigos

Esta inseparable pareja, o convenientemente inseparables, cuenta con diversos movimientos y se necesitan el uno del otro para llevarlas a cabo. El murciélago Laylee es una criatura muy asustadiza, y desde que recibamos un daño enemigo se separa de nosotros revoloteando asustada. En estos casos tenemos que alcanzarla mientras se escurre por el aire para tranquilizarla y que vuelva a nuestra compañía. Si no la atrapamos a tiempo Laylee desaparecerá volando de la pantalla, dejándonos solos a la merced de los peligros y vendidos a un solo toque.

Pero cuando estos dos amigos están juntos son capaces de todo. Yooka lleva la voz cantante y en él recae el peso de la acción. Total, que nuestra pareja es capaz de saltar como saltimbanquis; agarrar armas del escenario con la lengua de Yooka el camaleón; dar pisotones y planear en el aire, por eso es importante no perder a Laylee ya que estas habilidades aéreas las perdemos; y la más importante de todas, rodar por los suelos.

Todas estas habilidades están pensadas para que no nos sea imposible sortear cualquier obstáculo, aunque para saber movernos con pericia es necesario tener algo de habilidad, pues la vida y la muerta dependen de tener precisión y agilidad. Aprender usar con vertiginosidad la habilidad de rodar no estará al alcance de todos, y es que esta técnica se ha diseñado de tal manera que las opciones plataformeras aumenten.

No hay dos igual

El diseño de niveles de Yooka-Laylee and the Impossible Lair es muy variado. Las fases cuentan con un montón de ideas, las cuales casi nunca se repiten, por lo que difícilmente veremos dos niveles e incluso tramos iguales. También es verdad que todas las situaciones que nos encontramos no son nada originales y nos recuerdan a otros juegos del género, pero en general están muy bien diseñadas.

En total contamos con una veintena de niveles, o por lo menos en apariencia. El equipo desarrollador de Playtonic se les ha ocurrido la idea de poder alterar cada fase alterándolo desde el exterior, o lo que lo mismo, desde el mapamundi.

De esta forma si ponemos en remojos el libre donde reside el nivel, este se verá inundado, viendo como ha afectado el agua al mismo una vez volvamos a entrar en él. Otros ejemplos son: aplicando una ráfaga de viento o metiendo una estampida de enemigos en el libro. Así, por cada nivel tenemos dos versiones del mismo a superar. Estos cambios planteados no hacen más que confirmar el trabajo y buen diseño que hay detrás de cada una de estas fases.

Un mapamundi superchuli

Una de las ideas más frescas que incluye este Yooka-Laylee and the Impossible Lair no reside en las fases de plataformas en dos dimensiones, sino en su mapamundi. Algo así como el selector de niveles que vimos en Super Mario 3D World o en el Yoshi’s Woolly World, pero en esta ocasión es mucho más que un selector de niveles vistoso.

Más bien funciona como una gran fase de un juego de aventuras en tres dimensiones, en donde exploramos el mapeado y resolvemos puzles que nos permitan acceder a los siguientes niveles de plataformas. Este mapamundi está lleno de secretos y en el encontramos los tónicos, además de otros coleccionables.

Malditos peajes

Salvo la mazmorra imposible, Yooka-Laylee and the Impossible Lair no es un juego muy difícil en líneas generales, ni siquiera los desafíos que encontramos en el mapamundi para poder avanzar, los cuales no deberían llamarse ni desafíos. En cambio, conseguir todos los coleccionables es otro cantar. La mayoría están muy bien escondidos. En el juego nos encontramos con plumas, que vienen a ser la moneda de cambio del título; los monedas secretas, que encontramos en las fases cual Super Mario Bros o las flores en los juegos de Yoshi; los tónicos; y logros a conseguir.

Luego nos encontramos con una idea horrorosa, y que en nuestra opinión rompe por completo el buen karma que nos estaba transmitiendo el juego hasta ese punto. Más o menos hacia la mitad de la aventura los niveles de exigencia suben para poder continuar con la aventura. ¿Y a qué nos referimos con exigencias? Pues a peajes y el coste de los objetos.

Llegados a un punto, se nos exige un número desorbitado de plumas y monedas secretas que nos obligan a repetir las fases no pocas veces precisamente, y no por diversión, sino por recolección usurera. Esto no solo alarga la duración del juego artificialmente, sino que también desinfla la diversión total del título. Se podría decir que el capitalismo no le ha sentado bien a Yooka-Laylee and the Impossible Lair.

Un plataformas a tu medida

Ahora toca hablar un poco de la fase más importante y que da subtítulo al juego: la mazmorra imposible. Se trata de la primera fase a la que jugamos en Yooka-Laylee and the Impossible Lair y es tan difícil que no nos queda más remedio que recorrer el mundo para encontrar aliados que nos ayuden a superarla. Podemos volver a ella cuando queramos y con los aliados que hayamos conseguido para ver si somos capaces de superarla. Esta pequeña libertad nos ha parecido muy original y resta linealidad a un juego de plataformas en dos dimensiones.

También, nos encontramos con los tónicos, que son mucho más que unos simples coleccionables. Estos tónicos solo funcionan en las fases y nos permiten cambiar parámetros de los mismos o directamente la forma en como se ven los niveles. Por ejemplo, podemos quitar la totalidad de los puntos de control del nivel o aumentar la vida de los enemigos; o poner toda la fase en blanco y negro o en tonos verdes como si un juego de Game Boy se tratara.

Varios de estos tónicos cuentan con multiplicadores y disminuidores del total de plumas que consigamos en cada fase. Permiten jugar a nuestra medida. Para poder utilizar estos tónicos primero hay que encontrarlos en el mapamundi y luego pagar por ellos para poder utilizarlo. Podemos utilizar hasta un máximo de tres tónicos simultáneamente.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair cuenta con un diseño artístico muy colorido y cuidado que caza a la perfección con la temática del título. En general nos encontramos con buenos modelajes y un acabado muy resultón dentro de las fases de plataformas, en las cuales a veces aparecen animaciones que son para quitarse el sombrero, aunque esto solo lo apreciamos en los protagonistas principales.

En el mapamundi los diseños son más simples y todo parece más cuadriculado, ya que no alcanza la vida que adquieren los niveles. En cuento al apartado sonoro es de notable alto en líneas generales, con composiciones más o menos buenas entre ellas pero de calidad indiscutible.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair ha sorprendido a propios y extraños, tanto por su cambio a las dos dimensiones como por su calidad innata, consiguiendo superar a su predecesor por méritos propios. Se trata de un gran juego de plataformas, que cuenta con buenas ideas y otras no tanto. Aunque todavía se trata de una saga que no ha alcanzado la identidad propia que desea, con juegos como este va por el buen camino.

Resumen
Yooka-Laylee and the Impossible Lair ha soprendido a propios y extraños, tanto por su cambio a las dos dimensiones como a su calidad innata, consiguiendo superar a su predecesor por méritos propios.
8
Notable

¿Te ha gustado?

3 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 7 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.