Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Análisis de Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Qué difícil tiene que ser hacer un buen juego de Captain Tsubasa (Óliver y Benji en España) y más si este se juega enteramente en tiempo real. Por desgracia, esta vez tampoco estamos ante la definitiva, de hecho, estamos muy lejos de poder decir algo así, aunque puede llegar a gustar a los fans de las historias y el manganime, pero no a quienes gusten del fútbol como tal o incluso como lo plasmó la obra de Yōichi Takahashi.

La primera parte, bien

Captain Tsubasa: Rise of New Champions es uno de los juegos más engañosos a los que me he enfrentado últimamente. Sus primeras horas no están mal y parecen disipar esa aura a mediocridad que destilaban los vídeos de gameplay puro, pero, a medida que jugamos más y más, sus carencias se harán totalmente evidentes; es más, habrá veces en las que incluso os preguntéis por qué nadie dijo durante el desarrollo que esto no funcionaba, ni esto otro, ni aquello…

Pero, antes de ir a degüello, veamos qué puede ofrecer este título en cuanto a los videojuegos de balompié se refiere.

Lo primero que llama la atención son los modos de juego que tiene, como Versus para hasta 4 jugadores o Versus en línea, con solo partidos en salas privadas o si no ligas con los equipos creados por nosotros mismos (Dream Team), el modo Entrenamiento, muy necesario y donde se explican todas las jugadas que podremos realizar, o la Colección, donde ver ilustraciones de personajes en baja calidad, vídeos que en su mayor parte se narran mediante diapositivas, qué desafíos (logros) hemos completado o podemos completar, y donde escuchar en su reproductor las numerosas y de gran calidad canciones que atesora el juego

Dejamos aparte el grueso de este Captain Tsubasa: Rise of New Champions como son los modos Editor definitivo y sobre todo El viaje. En el editor podremos crear personajes eligiendo entre decenas de caras, un centenar de peinados e innumerables accesorios, como botas, gafas de sol, etc. Luego estos personajes podremos usarlos en El viaje o bien incluirlos en algunos de nuestros Dream Team (hasta 5 de estos equipos podremos crear), donde jugarán junto a estrellas del universo de Captain Tsubasa así como junto a caras menos conocidas. Estos equipos serán también cosa nuestra y elegiremos nombre, escudo y varias características más. Contar o no con estrellas como Hyuga, Misaki, Nitta o el propio Tsubasa (sí, no se han traducido sus nombres, adiós pedacito de nostalgia), será cuestión de suerte, ya que podrán tocarnos en sobres que adquiriremos con los puntos ganados jugando, nada de micropagos por ahora, aunque en el futuro podremos comprar determinados personajes especiales. Hay una buena cantidad de sobres y accesorios a la venta, por lo que habrá que jugar mucho si queremos desbloquearlo todo.

Como ya hemos comentado, con estos equipos disputaremos las ligas online, empezando desde lo más bajo y mejorando a nuestro equipo completando acciones como marcar goles, tener la posesión o completar un buen número de pases. En ningún momento se ha resentido la partida jugando así y los partidos han sido totalmente fluidos.

El otro gran modo es El viaje, que a su vez se divide en dos episodios. El primero de ellos, Episodio: Tsubasa, servirá también como tutorial y narrará los acontecimientos que llevaron al Nankatsu a su tercera final consecutiva en el campeonato de secundaria. Tiene escenas generadas con el motor del juego calcadas a la serie antes y después de los partidos e incluso durante. Los que crecieron (me incluyo) viéndolos en la tele sabrán apreciar cada corte. Además, según completemos partidos y desafíos desbloquearemos vídeos de acontecimientos anteriores. Bueno, diapositivas que se suceden con una voz en off de fondo.

Es sin embargo el segundo episodio, Nuevo héroe,donde está la práctica totalidad del jugo de Captain Tsubasa: Rise of New Champions. Aquí elegiremos escuadra entre una de las tres disponibles y, con el jugador que hayamos creado, trataremos de llegar hasta la final del mundial de selecciones que se disputa en Estados Unidos habiendo para ello primero escalado desde las ligas inferiores y después habiendo sido seleccionados para representar a nuestra selección.

Es un modo muy largo y adictivo, pero no solo eso, sino que cuenta con una historia totalmente original y que sigue totalmente la línea marcada por las últimas temporadas del manganime. También está repleto de posibilidades de personalización, ganaremos puntos a cada partido, e incluso tendremos que conseguir afinidad con otros compañeros de equipo si queremos realizar determinadas jugadas y hasta podremos elegir qué respuestas darles cuando no estemos en un partido, lo que hará que ocurran unos hechos u otros. Es, sin duda, lo que más brilla en un título que se apaga cuanto más profundizas en él, al menos cuando saltas al terreno de juego.

La segunda parte, desastrosa

Hasta aquí, parecería que Captain Tsubasa: Rise of New Champions es un juego muy a tener en cuenta por cualquiera, no solo por los aficionados de la serie, el problema realmente viene cuando suena el pitido inicial.

Aunque en el tutorial veremos algún movimiento singular, la mecánica del juego es tremendamente básica, basándose, en ataque, en pasar, regatear usando un simple botón, cargar el tiro especial e ir vaciando la barra de espíritu del portero hasta que en una de estas no pueda atajar el balón. Suena fácil y así es, y para colmo no hay demasiadas animaciones ni en tiros especiales ni en paradas, cumpliéndose aquello de que lo poco gusta y lo mucho cansa. Sí, hay un par (no más) de movimientos más, como las paredes consecutivas o los pases largos al pie, pero dependen de no sabremos muy bien qué y no serán un recurso al que acudiréis demasiado. Y en defensa poco más o menos, pero todavía más básico. No hay entradas normales, solo el arrollar al contrario como si fuéramos un tren y otras deslizándonos, y no hay faltas, por lo que quedará sumamente ridículo el no parar de ver volar jugadores a diestro y siniestro, por ambos bandos además. Tendremos eso y las tácticas asignadas a la cruceta, que, eso sí, apenas variarán el devenir del partido. Como los cambios, que sí, puedes hacerlos, pero no vale para absolutamente nada.

Lo único que pareciera que puede traer algo de estrategia a los partidos es la barra de Zona V, que podremos activar una vez llena del todo y que hará que por un corto periodo de tiempo apenas gastemos stamina o carguemos antes el tiro potente, o, si lo preferimos, servirá para que nuestro portero ataje un tiro especial de los que son gol seguro. Sin embargo y como los rivales (y nosotros) seguimos corriendo aun estando cansados, la diferencia será poca.

A todo esto hay que sumarle cosas impropias de cualquier juego de fútbol ya no moderno, sino de tiempos de SNES, como la nula inteligencia artificial de nuestros compañeros, lo risible del comportamiento de los porteros, la imposibilidad de marcar gol normalmente (el arquero se teletransportará para llegar a tiros normales disparados incluso desde encima de la línea de gol), las pocas celebraciones disponibles, la indecisión de la CPU y hasta nuestro jugador en los balones divididos, la animación de correr, lo mal resuelto que está la elección automática de jugador en defensa, las pocas cámaras disponibles, o que los pases adelantados nunca sean tal y la mitad de estos y los normales se dirijan no al jugador que creíamos estar apuntando.

Cuanto más juguemos, más notaremos todas estas carencias, y al final los partidos consistirán en aprovechar las múltiples lagunas a nuestro favor, porque por suerte para los resultadistas es algo que fluye en ambas direcciones.

No son cosas que parece tengan arreglo con un parche, muchas son parte de su base jugable, por lo que nos tememos que, al menos con esta entrega, no hay demasiado margen de mejora.

Otra vez será. Una pena, porque el envoltorio era bonito.

Resumen
Aunque podría tener más modos, sobre todo en línea, los dos principales para un jugador son rematadamente buenos, por eso da todavía más lástima que en el césped el juego no funcione, y cuanto más juguemos, más cuenta nos daremos de esto.
6.5
Justo
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

1 1
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 1 semana, 5 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.