Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Inertial Drift

Análisis de Inertial Drift

Amantes del drifting, estamos de enhorabuena. Al fin hay un juego que se toma en serio esta disciplina y lo hace además ofreciendo al jugador control total en la trazada del derrape, una muy buena sensación de velocidad y un espectáculo visual lleno de color y música electrónica. Inertial Drift ha llegado para, a falta de volante, dar cariño a nuestros pulgares.

Pulgares arriba

Parecía un proyecto menor, tal vez por su estética, tirando al cel shaded, o por su paleta de colores entre el neón y el pastel, pero lo cierto es que Inertial Drift sorprende en casi todos sus apartados y lo hace para bien. Empecemos, como es lógico, por su curiosa jugabilidad. Estamos ante un título donde saber tomar bien una recta no es que sea fundamental, es que lo es absolutamente todo, de ahí que contemos con un apartado en el menú de inicio que sea solo un tutorial. Luego, en carrera, tiene la asombrosa virtud de resultar completamente natural, especialmente para aquellos que gusten de contravolantear o derrapar en otros juegos de conducción, y sí, valen tanto propuestas serias como WRC 8 como otras más desenfadadas al estilo Mario Kart 8. Aquí no obstante la diferencia radica en que usaremos ambos sticks para hacerlo, siendo el derecho el que determine el ángulo y la intensidad del derrape así lo llevemos más o menos hacia un lado (se puede incluso invertir este control, se os hará más duro pero será más fiel a como se derrapa en la realidad). No tardaremos en cogerle el tranquillo (y el gusto) y pronto estaremos abriéndonos en una curva cerrada para empezar con tiempo la maniobra de drifting y pasar el morro a pocos centímetros del muro interior.

Recomendable para adquirir maestría, además del tutorial, es abordar su modo historia como está planteado, es decir, de más fácil a más difícil, una diferenciación que se hace precisamente con los pilotos y sus respectivos coches. Porque en Inertial Drift cada cual tiene su bólido, aunque en otros modos podremos elegir el que más gustemos, siempre y cuando lo hayamos desbloqueado en la modalidad Desafíos, donde competir en carreras o pruebas de estilo por los papeles de los coches. Bueno, no.

Holi

Una de las peores cosas de Inertial Drift, de las pocas, realmente, es el buenrollismo artificial que lo impregna todo. El plantel de personajes parece sacado de Glee pero con más multiculturalismo, cayendo así en multitud de nuevos clichés, porque sí amigos, hay nuevos estereotipos. Pero que entre esta amalgama tan artificiosa sea difícil encontrar un diseño serio o maduro no es lo peor, esta parte viene al ponerte a leer. Inertial Drift es a la competición sobre cuatro ruedas lo que los trofeos por haber participado al deporte escolar: una pamplina. Todo es de color rosa, no pasa nada por perder, las tipas duras luego se ablandan y la moralina está presente en cada diálogo. Crecimiento personal antes que competición, en un videojuego, competitivo, de carreras. En fin.

Dejando esto de lado y parte de su repetitiva banda sonora (¿cuándo desplazó por completo la electrónica al rock en las carreras? ¿Fue con la película Drive?), lo cierto es que Inertial Drift brilla, aunque hay demasiada diferencia entre el coche del tutorial y el modo fácil (es el mismo) y todos los demás. De hecho, parece algo artificial cómo se manejan otros, retrasando de más la acción del freno de mano y obligándonos a adelantarnos a cada curva, lo que no debería ser malo, pero está lejos de ser óptimo.

El resto, casi todo bien, desde sus múltiples modos de juego, los dichos más Arcade, Grand Prix, multi a pantalla partida y online, hasta su apartado artístico. Puede que Inertial Drift sea de los pocos juegos donde la aberración cromática está justificada y no solo eso, sino que queda bien.

No tenía por qué llevar ese tono macarra como históricamente han llevado todos los juegos de tunning, carreras ilegales y drifting, pero podía haberse tomado mucho más en serio (nunca mejor dicho) su modo historia.

Resumen
El placer de conducir demasiado placenteramente. El elenco de personajes está rebuscado hasta la médula. Mucha diferencia entre el primer coche y todos los demás. Una delicia visual y jugable la mayor parte del tiempo con multitud de modos.
7.5
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

1 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 1 semana, 4 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.