Portada » Análisis » Análisis de Empire of Sin

Análisis de Empire of Sin

El matrimonio Romero, formado por John (DOOM) y Brenda Romero (Wizardry 8), formó su estudio independiente Romero Games hace tan solo unos años y hasta ahora había lanzado únicamente un par de juegos menores propios y alguna actualización de contenido para juegos antiguos, por lo que la expectación con Empire of Sin, su primera “gran obra”, era mucha, especialmente por la cantidad de géneros que encontraríamos dentro y por el respeto que ya desde su presentación mostraba por los convulsos años 20. Como suele ocurrir cuando las expectativas son altas, en algunos casos las ha cumplido y en otros no, o no tanto como esperábamos.

Los convulsos años 20, 1920, no 2020

Hace 100 años, de 1920 a 1933, la Ley Seca, que prohibía la manufactura, venta y transporte de bebidas alcohólicas, ya fuera para importación o exportación, azotó las costumbres norteamericanas, especialmente las de los inmigrantes que llegaban en masa y que no hacían sino introducir nuevos y exóticos brebajes en las ya de por sí abarrotadas tiendas de licores y destilerías americanas. Sin embargo y aunque la tasa de consumo de alcohol bajó hasta la mitad en esa década, lo cierto es que las bebidas espirituosas seguían regando las calles, a donde llegaban de estraperlo. Entre otros muchos, como los burdeles, casinos u hoteles, el contrabando de licor será nuestro principal negocio, pero también el motivo por el que nos pelearemos con otros jefes del hampa de Chicago. Sí, Empire of Sin quiere que seamos los malos (para quienes gustan de los lingotazos los buenos), y para ello lo primero será elegir qué figura histórica, algunas reales como Al Capone o Elvira Duarte, bisabuela de John Romero, queremos ser.

Así comienza un juego donde una de sus principales bazas es la cantidad de caminos distintos a recorrer, nada menos que 14, tantos como jefes mafiosos hay, cada uno con sus motivaciones, secuencias, fortalezas y por supuesto debilidades. Además, todas estas facciones interactuarán entre ellas y no será raro tener que forjar alianzas, aunque más tarde las romperéis, ya que aquí la diplomacia juega un papel importante junto a la gestión y los combates tácticos, conformando así los 3 pilares de un juego que quizás ha sido demasiado ambicioso.

El ABC de un mafioso

Elocuencia, negocios y sobre todo armas, o lo que es lo mismo, diplomacia, gestión y combate, los 3 elementos de Empire of Sin que lo hacen brillar pero también tambalearse a veces y que hacen bueno en ciertas ocasiones aquello de quien mucho abarca…

Para empezar y pese a que en los diferentes tráileres desde su presentación apenas se hiciera mención a ello, la diplomacia jugará un papel a priori fundamental en un juego que se nos vendió como una ensalada de balas y negocios turbios. Y decimos a priori porque después de unas cuantas horas comprobaremos que en la mayoría de ocasiones da igual qué respondamos, si tocaba traición, habrá traición. Es lo bueno y lo malo de que la narrativa sea tan buena y esté tan presente, que se pierde cierta libertad, la cual, al igual que la variedad, ha querido darse con escenarios y enemigos procedimentales, una técnica que ahorra quebraderos de cabeza a los desarrolladores pero que suele hacer extraños siempre, y Empire of Sin no es una excepción. Si bien el comportamiento de nuestros secuaces tiene multitud de variantes que hacen de cada soldado alguien único, pudiendo estos sernos fieles si les tratamos bien, traicionarnos, ascender o dar incluso su vida por nosotros, la colocación de estos y de los enemigos en las fases de combate a veces son extrañas y ridículas, al igual que la inteligencia artificial de la que hacen gala, a lo que hay que sumar que las coberturas funcionan solo a medias. Vale que el acertar o no a un enemigo venga determinado por el tanto por ciento de puntería que este tenga entre sus atributos, pero es ridículo tener a alguien a una casilla de distancia y no darle, o cubrirnos y que nos den. Esto da lugar a combates poco estratégicos donde habrá dos movimientos por personaje y turno y demasiadas pocas variables, hasta juegos como Gears of War Tactics (en la competencia, lo sé, pero acabo de jugarlo) tienen mucha más miga y viene de una saga centrada en la más absoluta acción.

Por suerte el otro gran núcleo del título, el de la gestión, es lo suficientemente sólido como para hacernos olvidar que los combates son mejorables y no aportan nada al género o que la diplomacia no es del todo efectiva, aunque es verdad que habrá secciones que las podréis superar sin gastar ni una sola bala si no queréis, pero como entrar a saco es tan fácil y rápido, al final será por lo que optéis.

No es una gestión tan meticulosa como en Two Point Hospital o RollerCoaster Tycoon 3, pero sí que mirará de tú a tú a otros como Jurassic World Evolution e incluso superará a este últimos en aspectos como por ejemplo cómo afectan a terceros nuestras acciones. Aquí lo importante es hacerse con el control de la ciudad, o mejor dicho, con el control de sus edificios, algunos abandonados y otros en manos de nuestros rivales o incluso de vagabundos. Una vez sean nuestros, podremos demolerlos para que nadie los use para nada o transformarlos en un negocio, lo que conllevará unos gastos y unos riesgos pero que también podrá reportar pingües beneficios. Los gastos serán los habituales, como trabajadores (de cualquier índole), mobiliario, etc., y los riesgos que por ejemplo pase por allí a menudo la policía. Pero claro, en el mundo de los gánsteres es sabido que todo tiene un precio, así que podremos soltar guita para diversos propósitos, algunos legales como mejorar áreas del negocio, y otros no tanto, claro. Un apartado prácticamente sobresaliente empañado solo a veces por cómo se distribuyen los barrios gracias una vez más a la maldita técnica procedimental.

Chicago, hoy

Y si Empire of Sin nos muestra muy bien cómo nos hemos imaginado siempre que sería llevar un imperio mafioso, visualmente también coincide con la visión que tenemos, formada en parte por el cine y la literatura, de esta época. Aunque es un videojuego que no destaca, es verdad que tampoco le hace falta. En los exteriores y con una vista alejada la ciudad se ve muy bien, con una atmósfera muy conseguida y gente por las calles; aunque no deja de chocar el cambio cuando pasamos a la vista de gestión, que todo parece un Monopoly, pero así estará todo mucho más claro. En interiores un poco más de lo mismo, bien recreados y con los suficientes elementos para no repetirse demasiado, pero que sí se repiten, como los modelados de los personajes aliados y enemigos. En las cinemáticas es casi donde peor lo pasa el juego en general y más especialmente en Nintendo Switch. El mimo por el detalle está ahí, y se agradece, trasladándonos a estos años gracias a la cantidad de detalles en modelados y escenarios, pero algunas texturas, muchas a veces, son casi obscenas a día de hoy. 

Arregla el conjunto un trabajo de doblaje al inglés fenomenal (subtítulos en castellano) donde además distinguiremos los acentos de cada jefe mafioso (latino, chino, italiano…) y una banda sonora que ha resuelto la papeleta a la perfección. Así sonaban los 20 y así suena Empire of Sin. Mención especial a cómo sube el tempo de la música al entrar en combate, dando más sensación de acción de la que realmente hay en pantalla.

Así Empire of Sin ha resultado ser un juego muy entretenido pero con aspectos o bien desaprovechados o bien lastrados por decisiones no del todo correctas y una IA muy mejorable, amén de ciertos bugs que con el primer parche no han desaparecido aunque desde Romero Games aseguran estar trabajando en ellos.

Si os llama el mundo mafioso, y los locos años 20 son los mejores en este sentido, es un título muy a tener en cuenta para añadir a vuestra colección. Además, Nintendo Switch ha salido bastante bien parada comparativamente hablando y se deja jugar bastante bien en portátil.

Resumen
Un buen juego que mezcla la estrategia en los combates, la gestión y la diplomacia pero que no brilla igual en estos tres apartados. Las historias son todas buenas y visual y sonoramente es llamativo.
7.5
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

1 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x