Portada » Análisis » Análisis de Jurassic World Evolution: Complete Edition

Análisis de Jurassic World Evolution: Complete Edition

En 2018 Jurassic World tuvo por fin el juego que Jurassic Park mereció durante años y que nos proponía, como ya hiciera Jurassic Park: Operation Genesis con algo menos de fortuna en PlayStation 2, Xbox y PC hace más de 15 años, crear nuestro propio parque de dinosaurios. Ahora Jurassic World Evolution llega a Nintendo Switch en su edición más completa y más portátil con una versión increíblemente digna con los evidentes, pero no demasiado notorios, recortes visuales.

Las Cinco Muertes, y más

Aunque no le hemos hecho ascos a otros títulos nacidos de tan celebrada saga de libros y películas, lo cierto es que llevar a cabo la idea original de John Hammond de montar nuestro propio parque de dinosaurios es sin duda la que mejor casa con el mundo de los videojuegos (aunque un survival en condiciones no estaría mal tampoco). Jurassic World Evolution es un título de gestión en el que los recursos son valiosos y los activos, peligrosos.

Aunque al principio pueda llegar a abrumar con tantas opciones, algo que pasa mucho en este género, lo cierto es que cuando le vayamos cogiendo el tranquillo no será para tanto, de hecho, no tardaremos en comprobar que con tener energía eléctrica de sobra la vida es mucho más fácil. De eso se encargará el tutorial que nos guiará al principio del modo Campaña, en el que gestionar diferentes instalaciones repartidas en las cinco islas que forman el archipiélago de Las Cinco Muertes. Al principio todo será muy sencillo, mandar expediciones a diferentes sitios del globo, analizar los restos que traigan y, si conseguimos extraer más del 50 % del ADN de un dinosaurio, intentar traerlo a la vida. Luego, claro está, habrá que soltarlo en el cercado que hayamos preparado para él, o ellos, ya que pueden vivir en manadas, y procurarles alimento de forma constante. Pero claro, son animales fuera de su tiempo, por lo que habrá que investigar cómo atajar las enfermedades que puedan contraer, que serán bastantes, y llegado el caso mandar a un equipo a vacunarles, o a tranquilizarles si se están matando entre ellos, porque uno de los grandes logros de Jurassic World Evolution es que tenemos realmente la sensación de que son seres vivos ya que se comportan como tales, llegando algunos incluso a tener jerarquías en las manadas. Una vez que los animales están controlados, aunque siempre sucederá algo, será hora de ponernos a ganar dinero gracias a ellos, dinero que reinvertiremos en mejoras para los edificios (tiendas de regalos, hoteles, centro de visitantes…), mejoras para los trabajadores, más investigación y nuevas rutas de yacimientos. Todo ello redundará en mejores especímenes, mejor adaptados, con nuevas capas en el color de su piel (más interés por parte del público, ergo más dinero) y hasta la consecución de animales híbridos.

Esto último es posible gracias a que Jurassic World Evolution en Nintendo Switch incorpora de serie los 3 grandes DLC lanzados hasta la fecha (no parece que vaya a haber más), siendo uno de ellos Secretos del Dr. Wu, en el que descubriremos los secretos que guarda el famoso genetista, empeñado en conseguir al dinosaurio híbrido más temible que la ciencia pueda lograr. Estos híbridos podrán usarse más tarde en otros modos de juego, como Desafío, en el que ajustar nosotros ciertos parámetros de dificultad y donde el tiempo jugará en nuestra contra, y Sandbox, que nos permitirá jugar relajadamente, logrando crear así nuestro sueño de la infancia de crear, ver y criar dinosaurios vivos, además de encargarnos de otras cuestiones relativas al buen funcionamiento del parque. En total tendremos a nuestra disposición casi 70 especies diferentes con las que deleitarnos, ya que además dispondremos de un modo foto, nada del otro mundo, pero lo suficientemente completo como para entretenernos todavía más. Eso sí, los puristas y aficionados a la paleontología no esperéis ver avances modernos como plumas o que los raptores midan poco más que un pollo.

Los otros dos DLC son El Santuario de Claire, donde trataremos de salvar al mayor número de especímenes de la isla Nublar, reviviendo así los sucesos de Jurassic World: El reino caído y que, sin estando mal, no aporta demasiado, y Regreso a Jurassic Park, en el que reconstruiremos el famoso parque de la película de 1993 con la ayuda del Dr. Alan Grant, la Dra. Ellie Sattler y el Dr. Ian Malcolm en una historia original con sus voces originales (en el doblaje inglés, en el español pocas coinciden con los actores de doblaje patrios). Este último es todo un sueño para los fans, además de todo un reto.

No se ha reparado en gastos

Ya lo adelantábamos en el primer párrafo del análisis, Jurassic World Evolution en Nintendo Switch tiene ciertas concesiones técnicas respecto a otros sistemas, pero la papeleta se ha resuelto de manera muy satisfactoria y sobre todo, eficaz, haciendo que por muchos elementos que haya en pantalla todo vaya fluido, algo realmente importante en un juego en el que tan pronto estamos sedando a un triceratops como cambiando el precio del menú de hamburguesa más refresco. Una lástima que no se haya dado soporte al control con pantalla táctil, habría agilizado algunos procesos, pero con el mando tenemos los suficientes accesos rápidos y el menú desplegable es intuitivo y funcional. De hecho, tampoco hace falta realmente mucho más, ya que, más allá de crear y destruir, no haremos mucho más con los edificios. Otros juegos de gestión sí permiten influir más en ellos, pero en Jurassic Park Evolution han preferido centrarse en los dinosaurios y todo lo que les rodea.

Y lo que les rodea es bonito, con su popping en las vistas lejanas, eso sí, pero es que hay mucha vegetación que cargar. Los dinos por su parte han corrido mejor suerte y sus modelos son realmente buenos, incluso su trabajo de texturizado, pudiendo hacer zoom todo lo que queramos que no veremos un mal polígono. Los visitantes del parque, que se cuentan por decenas, son tan simples como pudieran serlo en cualquier otro título de esta índole, pero no destacan para mal en ningún momento. Otro cantar es jugar en portátil, donde todo se emborrona sobremanera; muy llamativo si pasamos rápido de tele a este otro modo. Por suerte las letras siguen siendo nítidas y para los trabajos de gestión no nos pasará excesiva factura este sacrificio visual.

Dejamos para el final el apartado sonoro, con un doblaje al castellano correcto donde se entremezclan actores que han participado en las películas con otros que no, lo que da lugar a un resultado irregular, aunque bueno en líneas generales. Los sonidos emitidos por los saurios estarán asimismo muchas veces extraídos de las cintas originales y muchos los reconoceréis al instante, como el chillido del velociraptor. Y acabamos con la banda sonora, la misma que hemos oído una y mil veces, con sus momentos de tensión y de calma, que acaba de redondear un juego muy a tener en cuenta por quienes gusten de gestionar un parque de atracciones (vivas, eso sí) y por aquellos que hayan crecido con Jurassic Park, ya sean las películas de Spielberg o los libros de Michael Crichton.

Una pena que solo esté disponible en formato digital.

Resumen
A su paso a Nintendo Switch se han hecho recortes pero no importantes y solo en lo visual. Los animales parece que están vivos. Se podría haber profundizado más en la gestión de los locales y otras construcciones. Todos los DLC incluidos.
8
Notable
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.