Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Taiko no Tatsujin: Drum 'n' Fun!

Análisis de Taiko no Tatsujin: Drum 'n' Fun!

Desde hace unas semanas tenemos Taiko no Tatsujin: Drum ‘n’ Fun! para Nintendo Switch, el primer juego de la saga Taiko que llega llega a Europa, y que lo hace además traducido al español.

Es una saga bastante longeva que hizo su primera aparición en los arcades japoneses y gracias a su éxito, Namco o lo que es ahora Bandai Namco, realizó varias entregas para las plataformas de Sony y de Nintendo pero nunca habían lanzado una de estas para Europa hasta ahora.

Aporreando botones

Estamos ante un juego musical que no tiene mucho misterio, ya que solo tenemos que realizar la acción adecuada que nos indiquen durante una canción. Nos podrán aparecer círculos rojos, círculos azules, estos mismos en versión grande, un globo, un tambor amarillo, y una circulo amarillo ya sea grande o pequeño. Cada uno corresponde a una acción que va a variar según la opción que hayamos elegido: jugar con el Taiko, el tambor que viene con la edición especial, jugar con los Joy-Cons usando los controles de movimiento, usar los Joy-Cons o el mando pro o usar la pantalla táctil de la consola.

Esta entrega está pensada totalmente para ser jugada con el Taiko por lo que si lo jugáis sin el periférico pierde un poco la gracia del título y quizás para algunos deje de ser un poco divertido. Si no lo tenéis directamente pasaría a recomendar jugar con el mando ya que los Joy-Cons no son muy precisos, y habrá ocasiones en las que si no hacéis bien el movimiento no lo reconocerá bien la consola. Es muy frecuente que el Joy-Con interprete que estáis haciendo la nota roja cuando en realidad esteis ejecutando la nota azul o que incluso esteis en medio de un redoble.

Respecto al método táctil para dificultades bajas no está mal pero apenas subáis las dificultad veréis que resulta un poco incómodo o incluso más difícil que si usarais el mando o los botones de los Joy-Cons. Si os decantáis finalmente por usar el mando, el juego nos ofrece diferentes configuraciones para que juguemos con el que nos sintamos más cómodos. Después de probarlos todos quizás el más sencillo es el Tipo 2 en el que las notas rojas serán los botones del mando y las azules estarán en los gatillos.

Experimentando los modos de juego

Taiko no Tatsujin: Drum ‘n’ Fun! nos ofrece tres modos de juego: el modo Taiko, el modo Juego Festivo y Sesión inalámbrica local. Durante el modo Taiko nuestro objetivo es superar las canciones con la mayor puntuación posible. Tenemos hasta 70 canciones que podemos ampliar comprando packs o canciones suelta en la eShop o jugando muchas veces para desbloquear algunas ocultas.

Las canciones son bastante variadas y se clasifican en Clásica, Pop, Namco Original, Varios, Anime, Vocaloid y Música de Juegos. Habría estado bien que en este método se añadieran retos que nos ayudaran en la rejugabilidad como superar esta canción con menos de 5 fallos o superar la canción con una puntuación mayor a X. Este es algo que sí, viene incluido en la versión para PlayStation 4, y que no entiendo porque no ha sido añadido también a esta.

Todas las canciones están en japonés (refiriéndome sobre todo a las vocales), y son una versión reducida de las originales, sobre todo para no alargar demasiado las partidas. Tanto esta versión como la de PlayStation 4 tienen canciones comunes pero también otras diferentes. Por ejemplo, en Taiko no Tatsujin: Drum ‘n’ Fun! (Nintendo Switch) vamos a tener un Medley de Kirby o la canción Jump Up, Super Star! de Super Mario Odyssey y en Taiko no Tatsujin: Drum Session (PlayStation 4vamos a tener el opening de Attack on Titan o un Medley de Tales of Berseria.

El modo Juego Festivo está pensado para poner a prueba nuestro sentido del ritmo. Podemos jugar tanto en solitario como con cuatro amigos, ya sea cooperando o compitiendo por ser el mejor. En este modo tenemos 20 minijuegos en los que si superamos el requisito que nos piden antes de entrar podremos desbloquear una versión más complicada del mismo. Superarlos nos permitirá desbloquear nuevos personajes para ser utilizado en el modo Taiko.

El último modo, y al que menos uso le vamos a dar, es el modo multijugador local. Para este modo vamos a necesitar que un amigo tenga una Nintendo Switch y el juego. Se podría haber aprovechado y haber añadido también el modo online que incluye en Taiko no Tatsujin: Drum Session.

Elige sabiamente la dificultad

Tenemos cuatro dificultades en las que realizar nuestras canciones: Fácil, Normal, Difícil y Experto (aunque hay canciones que tiene otra dificultad más en experto). La dificultad está bien medida por lo que solo tienes que elegir aquella en la que te sientas más cómodo, así como calibrarlo hasta que esté en su punto. Dentro de esta clasificación tenemos canciones más o menos fáciles. Con esto me refiero a que dos canciones dentro de un mismo rango, por ejemplo Normal, y dependiendo de la velocidad de la canción podrá ser más o menos difícil.

Para ayudarnos a superar las canciones, que en principio no os serán complicadas en dificultades normales, tenemos a una serie de personajes que podemos desbloquear. Son bastante variados, tenemos desde los personajes clásicos de la saga Taiko hasta otro más conocidos de las franquicias de Nintendo como Kirby y el Calamar de Splatoon 2. Cada personaje tiene diferentes habilidades de apoyo, ya sea hacer que la cadencia de las notas sea más simple o que el medidor del alma se rellene más rápido. Hay también algunos personajes que por el contrario nos harán las canciones más complicadas por lo que podemos adaptar el juego a nuestro gusto.

Estilo gráfico muy vistoso

Su estilo gráfico aboga por ser muy colorido y vistoso. Durante una canción incluso podemos ver que está bastante recargada de efectos y personajes saliendo y haciendo cosas variadas. Es una pena que todo esto no se llegue a apreciar mientras jugamos ya que vamos a estar todo el tiempo concentrados.

El rendimiento funciona de maravilla en cualquiera de los modo que ofrece Nintendo Switch pero donde pondría una pega es en el refresco de la pantalla en dificultades altas o en aquellas dónde las notas aparecen muy rápido. Llegará un momento que se vea todo bastante borroso e incluso llega a marear un poco.

Aunque Taiko no Tatsujin: Drum ‘n’ Fun! es un juego musical que a primera vista puede parecer sencillo acaba siendo bastante adictivo tanto jugando en solitario como con amigos. Dada la selección de canciones, y que la mayoría de ellas puede que no os suenen, diría que es un juego que no está pensando para todos los públicos.

Resumen
Taiko no Tatsujin: Drum 'n' Fun! es el primer juego musical de la saga Taiko que llega a Europa para Nintendo Switch. Aunque pueda parecer sencillo es un juego que os acabará resultando adictivo tanto si jugáis solo como con amigos.
8
Notable

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Cristina Calero hace 3 semanas, 6 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.