Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Blasphemous

Análisis de Blasphemous

El desarrollo español en estos últimos años ha dejado claro que goza de una salud envidiable. Obras como RIME, GRIS, The Red String Club, Moonlighter e incluso proyectos como Metroid: Samus Returns, entre otros muchos, reflejan el talento de nuestro país. Ahora, esta lista ‘Made in Spain‘ recibe a Blasphemous, el nuevo videojuego del estudio sevillano The Game Kitchen, conocidos por su trabajo con el notable The Last Door.

Tortuosa expiación

Nuestro protagonista, El Penitente, comienza su peregrinación en el mundo de Cvstodia con el proposito de acabar con la maldición producida por El Milagro y expiar sus pecados. De esta manera tan sencilla Blasphemous nos introduce en un metroidvania de lo más interesante, con un mapeado que promete más y más con el paso de las horas y que, como es norma en el género, acaba conectando cada una de las zonas entre sí.

Todas y cada una de estas ubicaciones son lo suficientemente amplias y esconden todo tipo de secretos. Desde salas que contienen mercaderes que nos venden objetos a un módico precio, hasta Capillas de Viaje que sirven para poder teletransportarnos a diferentes áreas del mapa.

Lo más interesante es ver como en cada zona se encuentran repartidos los Prie-Dieu. Estos sirven para guardar todo el progreso, además de recuperar nuestra salud al completo, servir como punto de control y rellenar nuestra Matriz Biliar.

El funcionamiento de estos últimos sirve como objetos consumibles, que al ser usados restauran parte de la salud de nuestro penitente. Como podéis ver, este sistema es un símil idéntico a lo que ofrece la saga Dark Souls con las famosas hogueras y los frascos de estus.

Por lo demás, nos encontramos con niveles donde el posicionamiento de los enemigos, trampas y secciones plataformeras marcan una difícultad muy bien ajustada, creciente en todo el tramo y que en ocasiones nos hará desesperar.

Sin pecado concebido

Sobre el combate, el penitente es capaz de sacar a relucir una buena cantidad de habilidades que a lo largo de nuestra peregrinación se irán ampliando. Para aprender las diferentes técnicas tendremos que estar en un altar de Mea Culpa, solamente allí podemos acceder al árbol de habilidades y por un precio, desbloquear dicho golpe.

Nos han gustado bastante los diferentes ataques que encadenamos, así como toda la personalización de El Penitente, ya que además de poder utilizar habilidades, también se puede equipar distintas mejoras.

Un ejemplo de ello son las Cuentas de Rosario, que dependiendo de cuál de ellas tengamos equipada, se refuerza las defensas del penitente de una manera u otra. En cambio, el Rezo equipado nos permite obtener un poder y las Reliquias actuan como bonus. Por último, los Corazones de Mea Culpa se puede añadir cuando estemos en un Prieu-Dieu, otorgando diferentes efectos positivos a cambio de una desventaja.

Todos estos conjuntos de mejoras relucen, especialmente, cuando nos enfrentamos contra los jefes finales, que nos dejan combates de lo más espectaculares. Para salir del paso de según qué golpes, podemos usar la acción de bloqueo para realizar parrys y contraatacar con fuerza. También somos capaces de deslizarnos por el suelo brevemente, ideal para esquivar golpes.

Arte católico en su esplendor

Blasphemous nos sumerge en un mundo donde el folclore español y el catolicismo reciben todo el protagonismo para plasmar una ambientación oscura y desgarradora. Es imposible no hacerlo, pero lo primero que se nos viene a la cabeza tras adentrarnos en los primeros compases del juego son dos de los grandes nombres de los últimos años: FromSoftware y Dark Souls, siendo estos claros referentes a la hora de construir una atmosfera rica y muy perturbadora.

Lo mejor, es que nos encontramos ante un título que desborda personalidad y carisma. Parte de la culpa de ello es el fantástico trabajo realizado en el apartado audiovisual. Como viene siendo habitual en este tipo de desarrollos independientes, se apuesta por un estilo artístico pixel-art, que denota un buen hacer por parte del estudio.

Fondos y elementos llenos de detalles, que, sin exagerar, nos dejan con localizaciones muy espectaculares y macabras. Además, de una amplia variedad de enemigos en cada nivel que denotan un derroche de imaginación, especialmente los jefes finales, que nos han parecido geniales.

La banda sonora tampoco se queda atrás, las melodías elegidas nos han sorprendido mucho por lo bien que encajan con el tono que se ha escogido para el juego, dejando composiciones que se atreven a hacer uso de un estilo musical tan característico como es el flamenco e ir más allá y versionar marchas procesionales. En definitiva, el trabajo realizado por el compositor es fabuloso y refuerza aún más una ambientación que ya de por sí sobresale.

Blasphemous y el camino del arrepentimiento

La peregrinación que emprende El Penitente es, desde ya mismo, una de las mejores odiseas que nos ha brindado el género en Nintendo Switch. Blasphemous es uno de esos títulos más que recomendables, especialmente para aquellos que disfruten de los metroidvania. Su excelente diseño de niveles y su extraordinaria puesta en escena nos marcan un camino difícil de olvidar por cómo se aprovecha los elementos católicos y se les da un giro de tuerca que es genial y muy acertado.

Los combates también son un elemento muy a tener en cuenta, nos ha gustado mucho la variedad que se ofrece, siendo todo un reto. Así como sus jefes finales, llegando a ciertos encuentros donde la estrategia es vital. En resumen, Blasphemous es un ejemplo más del talento que tenemos en nuestro país, y una muestra más del magnifico estado de forma que se encuentra el género, que no para de recibir en los últimos años juegos sobresalientes.

Resumen
En definitiva, Blasphemous no defraudará ni al jugador más ateo ni al más devoto. Es todo lo que se espera de él, incluso nos atravemos a decir que sorprende más de lo que esperábamos, siendo uno de los mejores juegos del género metroidvania que se pueden encontrar en Nintendo Switch.
9
Genial
Escrito por
En ocasiones suelo programar o por el contrario, me pierdo por Hyrule. Soy de los que sigue esperando el regreso de F-Zero y Golden Sun.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Sergio Barragán hace 1 semana, 5 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.