Seguir
Portada » Análisis » Rise & Shine

Rise & Shine

Nintendo switch está cada vez más acostumbrada a recibir títulos de toda clase, aún cuando no han sido concebidos originalmente para ella, su versatilidad natural puede llegar a ser un arma de doble filo y con Rise & Shine esta premisa se cumple de manera notable. El título de Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team, (en adelante SAHDMT) destaca en muchos aspectos, estilo artístico, diversidad en entornos y estilo de juego y en su constante homenaje a sagas icónicas de los videojuegos, pero no consigue ser una experiencia completamente gratificante debido a su artificiosa complejidad a la hora de ponernos a los mandos.

Es hora ser el héroe legendario.

Rise & Shine nos sitúa en en universo de Mundojuego, un lugar en el que se dan cita versiones caricaturizadas de los personajes más ilustres del mundo de los videojuegos, independientemente de compañías y marcas. Nuestro protagonista, Rise, es un niño que se encuentra de repente con que el destino de Mundojuego depende completamente de sus habilidades manejando a Shine, una pistola un tanto peculiar y con muy mala uva, que ha servido al héroe legendario (¿eres tú Link?) durante años. Ahora, con el héroe abatido, Rise no tiene más remedio que empuñar a Shine y liberar Mundojuego del ataque de los soldados espaciales que han convertido Mundojuego en su campo de tiro particular.

A pesar de lo interesante que pueda parecer la propuesta argumental de Rise & Shine no intenta abarcar mucho más, todo el juego es una caricatura gigante al mundo del videojuego. Y no es para nada un reproche, los personajes están bien construidos y son carismáticos, los cameos y son una constante y será fácil para muchos reconocer incluso frases y expresiones que salen directamente de otros juegos. El Título de SAHDMT no se toma en serio a sí mismo, y pese a ser prácticamente una parodia sabe cómo conectar con el jugador, hacerlo partícipe y que disfrute con lo que ve en pantalla.

Un cúmulo de géneros bien empastado.

Rise & Shine no es otro shooter en scrooll lateral más, de hecho, la impresión que da el título cuando vemos capturas o vídeos no tiene absolutamente nada que ver a cuando finalmente cogemos el mando. La estructura del juego es simple, nos desplazaremos en un entorno 2D aniquilando enemigos hasta llegar al jefe de nivel, con el que tendremos que vernos las caras en un intenso enfrentamiento.

Lo que realmente llama la atención es que el juego no abusa de las secuencias de disparos sin sentido, Rise & Shine es mucho más sutil, ya que el comportamiento de los enemigos no nos va a permitir ir a lo loco, estos cambian sus patrones de ataque, vienen en oleadas, se cubren unos a otros, con lo que habrá que optar casi siempre por disparos certeros y bien calculados.

Casi podríamos clasificar a Rise & Shine como un shooter estratégico, una calificación que se hace mucho más evidente cuando empezamos a desbloquear tipos de disparos para nuestra arma, y nos vemos obligados a usar el sistema de coberturas que nos ofrece el juego, muy sencillito, pero indispensable si lo que queremos es alzarnos con la victoria. El arsenal de Rise consta de balas eléctricas, efectivas para enemigos y estructuras mecánicas, balas teledirigidas para hacer diana desde ángulos imposibles o granadas que arrasan con todo lo que alcancen. La variedad no es excesiva pero las situaciones que se nos irán planteando ingame requerirán hacer un muy buen uso para salir airoso.

Shine, un arma que no brilla todo lo que debiera.

El título de SAHDMT es un claro ejemplo de cómo puede cambiar un juego si nos ponemos a jugarlo con teclado y ratón a hacerlo con joystic y botones. Sus buenas dan con hueso cuando, por ejemplo, para hacer tiros de precisión (una demanda constante dentro del juego) tenemos que usar el stick derecho para decidir la dirección del disparo y disparar con R.

No sería tan complejo si Rise & Shine estuviese plagado de zonas de cobertura y los enemigos no pasaran de ciertas áreas delimitadas, pero en la mayoría de ocasiones esta combinación habrá que compatibilizarla con el desplazamiento de nuestro protagonista con el stick izquierdo, los saltos y cambios de arma, lo que genera una sensación de dificultad que no viene intrínseca en el juego de manera natural, sino que se crea a partir de las limitaciones obvias del control. SAHDMT ha intentado edulcorar un poco la situación con la ayuda de una retícula y resaltando bien el objetivo, pero a fin de cuentas estamos ante un mal endémico de todo shooter.

En cualquier caso, no podemos demonizar a Rise & Shine por este problema, ya que intenta hacer lo posible por dar la mejor experiencia, y desde luego no estamos ante un título que se haga injugable debido a su control. Sencillamente dado su planteamiento va a ser inevitable pensar que muchas de las muertes que ocurren durante la partida no son culpa nuestra. Y esto en un juego que está diseñado para aprender constantemente del error anterior puede llegar a ser frustrante.

Músculo y encanto en 2D.

Audiovisualmente Rise & Shine no solo es un juego cumplidor, sino que esta por encima de las expectativas. Nos encontramos con 14 fases con un diseño espectacular, cargados de detalles, con iluminación dinámica, efectos de calidad y unos personajes y entornos dibujados a mano que no abusan de brillos o colores con excesivo contraste y perfectamente animados, en este sentido se siente cerca (a nivel técnico) de juegos de la categoría de Muramasa. Las escenas animadas en las que se nos cuenta la historia también son dignas de mención.

A nivel acústico también se consigue un apartado sobrio, presenta temas con varias capas de profundidad, con estilos fuertes y “machacones” como cabría esperar en juego de este estilo, pero que en momentos clave sabe mutar para dar más énfasis a la acción, emoción o los momentos de suspense. Los efectos también son de buena calidad, disparos, explosiones, efectos de puertas, metal, tierra todo está perfectamente conseguido. En definitiva uno de los puntos más potentes de Rise & Shine.

Conclusión.

Objetivamente Rise & Shine es un juego muy completo, con un gran sentido del humor, que va al grano y sabe aprovecharse de los sentimientos de los jugadores por el mundillo. Presenta un acabado técnico de alto nivel y sus fases son complejas, vívidas y con la suficiente diversidad como para no llegar a cansar en ningún momento. Ahora bien, el principal problema viene a la hora de controlar los disparos de Shine, un sistema que se queda en paños menores cuando nos enfrentamos a una gran cantidad de enemigos o a los jefes finales.

Aún con ello es un juego disfrutable lleno de carisma y que consigue “picar” al jugador para que siga jugando, intentando superar a esos enemigos que siempre parecen estar un paso por delante nuestro.

Nota Revogamers

Vas a morir, muchas veces, pero la muerte no es un problema para el portador del arma legendaria. Corre a través de ráfagas de misiles, evita las trampas ocultas y aniquila a los enemigos con el fin de salvar Mundojuego.

6

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Alberto Comeche hace 3 semanas, 6 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.