Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Irony Curtain: From Matryoshka With Love

Análisis de Irony Curtain: From Matryoshka With Love

El género de las aventuras gráficas ha ido cogiendo bastante peso en el catálogo de Nintendo Switch. Desde clásicos atemporales como es el caso de Grim Fandango, pasando por nuevas e interesantes experiencias que buscan reavivar los míticos juegos point and click. Un ejemplo de ello es el protagonista de este análisis, Irony Curtain: From Matryoshka With Love, que aterriza a la consola híbrida con un juego políticamente incorrecto.

Desde la Madre Patria con humor

El título desarrollado por Artifex Mundi, busca ofrecer una historia repleta de chascarrillos. El humor se ha convertido en una pieza fundamental en el género y el estudio polaco, lo tiene muy en mente. De hecho, se han encargado de contar una historia realmente divertida y repleta de ironía bajo un contexto histórico como lo es la Guerra Fría, algo que no es muy habitual en el medio. Evan, nuestro protagonista, es un periodista que admira a Matryoshka, uno de los estados de una paródica Unión Soviética.

Dicho amor hacía el territorio le lleva a defender a toda costa todas las críticas vertidas de su país natal, los Estados, una nación que, como podéis intuir, guarda mucha similitud con EEUU. Está sólida defensa de Evan llega a los oídos del líder de Matryoshka, que decide abrirle las puertas del territorio a nuestro protagonista, cumpliendo el gran sueño de este. De esta forma, nos embarcamos en una trepidante aventura donde la crítica más irónica se abalanza hacía las dos potencias que chocaron en el siglo XX.

Aventuras en el Telón de Acero

Como toda buena aventura gráfica, Irony Curtain hace uso de la fórmula del género, con una buena cantidad de escenarios que recorrer, todos ellos con detalles y objetos con los que interactuar. Para avanzar, hacemos uso del clásico sistema Point and Click, que mueve a nuestro personaje automáticamente al punto donde marquemos.

De esta manera, se nos plantean puzles que habrá que resolver haciendo uso de nuestro inventario, ya que desde ahí podemos combinar y examinar. El uso de este inventario es algo bastante sencillo, rápido e intuitivo de utilizar, solo bastará con pulsar ZR para desplegar nuestros objetos y las opciones que se llevan a cabo con tan solo dos botones.

Por suerte, estos rompecabezas a diferencia de otros juegos, no son muy enrevesados, pero tampoco son sencillos, logrando un buen equilibrio de dificultad, que como es lógico, irá creciendo en nuestro recorrido con una buena curva de aprendizaje.

Debemos decir que los retos planteados nos han gustado bastante, ya que buscan una experiencia similar a la de los clásicos sin caer en un exceso de ensayo y error. En cualquier caso, si acabamos bloqueados, tendremos pequeñas pistas en cabinas telefónicas.

Por contra, Irony Curtain no utiliza los controles táctiles de Nintendo Switch. Esto no es realmente grave, pero es una opción que le hubiera sentado genial por su planteamiento, especialmente en algunas situaciones y puzles, como, por ejemplo, arreglar un fusible o marcar un número de teléfono.

Este país no es el que recordaba

Adentrarse en el Telón de Acero es todavía más atractivo gracias al apartado artístico del que hace gala. Con entornos y personajes totalmente dibujados a manos -muy similar a Deponia-, Matryoshka desprende un aire singular y con personalidad. Especialmente en las pequeñas escenas animadas que nos meten, aún más de lleno en la aventura. No importa la resolución y las virguerías técnicas, el juego en este apartado no necesita de mucho para convencer y ser visualmente interesante.

Con la banda sonora ocurre lo mismo, las melodías refuerzan esa ambientación soviética con canciones que parecen sacadas de la propia Unión Soviética, cumpliendo a la perfección con su cometido.

Por último, Irony Curtain ofrece un buen doblaje, con voces plenamente en inglés, como suele ser habitual. El problema de esto es que no contamos con una traducción al español, es la nota negativa, ya que solo aquellos que dominen medianamente el lenguaje de Shakespere podrán entender el juego.

Slava Matryoshka

No rendiremos honor a ninguno de los bandos, ya sea a los Estados o Matryoshka. En cambio, sí lo haremos con el estudio polaco Artifex Mundi, que ha logrado con Irony Curtain: From Matryoshka With Love una notable aventura gráfica. El humor que desprende es fantástico, capaz de hacer reír a cualquier jugador que se decante por una de las dos ideologías.

Su historia tampoco deja indiferente, ya que no deja de ser una crítica social de ambos sistemas, algo que también puede ser atractivo por la escasez de esta propuesta en el medio. Por último, tampoco nos podemos olvidar del buen uso de sus puzles, siendo también una de sus mejores bazas por su inspiración en lo clásico.

Resumen
Irony Curtain: From Matryoshka With Love es una aventura gráfica que intenta traer la experiencia más clásica del género y en parte, lo consigue con acierto. Sus puzles y el humor que destila la aventura ambientada en plena Guerra Fría lo hacen interesante, también no se olvida de criticar a ambos sistemas que chocaron en el siglo XX. ¿Lo peor? que se encuentra en inglés, pero por lo demás, es un buen título de un género que tiene un largo recorrido.
7.5
Bueno
Escrito por
En ocasiones suelo programar o por el contrario, me pierdo por Hyrule. Soy de los que sigue esperando el regreso de F-Zero y Golden Sun.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Sergio Barragán hace 1 semana, 2 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.