Let’s Sing 10 para Nintendo Switch promete dejarte afónico de diversión

Ahora que ha vuelto Operación Triunfo a la televisión seguro que te da por canturrear en tu casa mientras juegas a tu Nintendo Switch pero hasta ahora no teníamos ningún juego para poder cantar. Suerte que, de la mano de Koch Media, como suele ser habitual por la época del turrón nos llega a nuestra consola Let’s Sing 10, en lo que es la primera aparición de esta saga en nuestra consola híbrida.

¡A dar el cante!

Los juegos de karaoke tienen su público fiel que cada año renuevan sus títulos en busca de poder pasar un buen rato con amigos echándote unas risas por ver quien lo hace peor.

Este espíritu tiene a su mayor representante en la saga Singstar de Sony y la verdad es que, al menos en mi caso, siempre que me he acercado a algún título de esta clase en una consola de Nintendo me ha echado para atrás ya que las distancias entre el título de Sony y el resto han sido abismales.

Es por ello que tenía ganas de coger esta saga para ver si en Switch vamos a tener un juego a la altura. Y la respuesta es afirmativa, la fórmula se ha perfeccionado en Let’s Sing 10 para darnos lo que promete: un buen repertorio y horas de diversión garantizada.

Lo primero que debes saber es que para jugar en Switch a Let’s Sing 10 son válidos cualquier micrófono que tengas de cualquier otro juego mientras  sean USB, sin necesidad de actualizaciones, enganchas el micro en el dock y listo, todo un detalle para no tener que comprar de nuevo micrófonos. Lo no se puede usar (al menos de momento) es el móvil como micrófono a través de la App del juego, que es exclusiva la versión de PS4.

Modos de juego

Aquí nos encontramos diferentes modalidades que van desde el más tradicional para cantar una de las 35 canciones disponibles en el juego y ver quien va superando el record de puntuación. Según lo bien que lo hagamos vamos sumando puntos para pasar de nivel a la vez que podemos conseguir determinados logros que nos va marcando la consola, lo cual le añade gracia al juego, ya que no sólo es un cantar y ya está.

El modo Feat. tiene ya mayor componente de fiesta porque se trata de comprobar cómo de compenetrado estás con tu pareja de cante, cantáis un trozo cada uno de canción y otros trozos lo compartís y según como vayáis de afinidad cantoril, se os puntúa con un porcentaje de compenetración.

El modo Mix Tape es un modo nuevo y que no tiene la versión para Wii y le da una vuelta de tuerca muy interesante. Compites contra otro amigo para cantar 7 trozos de las canciones del juego totalmente aleatorios, lo único que sabes es el estilo de lo que vas a cantar (más rockero o estilo fiesta, por ejemplo) y gana quien más puntos consiga de esos 7 trozos.

Por último, tenemos el modo TV, en el que cantamos la canción que queramos pero se distorsiona la música, el propio sonido y desaparece la letra para que no podamos identificar que parte de la canción toca. Aquí puntúan sólo las partes de la canción sin letra, pero toca cantarla entera para no perder el ritmo.

El repertorio

Este es uno de los factores más importantes de los juegos de cantar ya que es difícil encontrar el equilibrio para tener un poco de todo y que guste a toda clase de público. En Let’s Sing 10 contamos con 35 canciones, mezclando canciones españolas con extranjeras la mayoría perfectamente reconocibles para cualquiera que escuche radios comerciales: Lady Gaga y su Million Reasons, Rockabye de Clean Bandit, Be the One de Dua Lipa o Faded de Alan Walker se unen a clásicos como el We are the Champions de Queen o el Imagine de Jonh Lenon.

En lo que respecta a nuestro idioma tenemos éxitos del verano como El Amante de Nicky Jam, Vuela Corazón de Dasoul o el Reggaeton lento de CNCO junto a otros como Fangoria, Vanesa Martín, Pablo Albarán y Melendi.

Algunas de ellas, como suele pasar en esta clase de juegos, parece estar puesta más por acuerdos con discográficas que por su idoneidad para un juego de esta clase, pero en general la terna es bastante variada. Podía tener más clásicos pero entonces echaríamos de menos canciones más modernas, todo no se puede tener y 35 canciones dan para bastante, la verdad.

No obstante, está previsto que a la versión de Switch se le pueda añadir alguna canción más vía DLC, por si las que hay te parecen pocas o no se ajustan a tu estilo.

En la parte técnica, la interfaz de Let’s Sing 10 se ha renovado haciéndola más limpia y clara, cuentas con avatares en forma de animales bastante divertidos (que se desbloquean según superamos retos) y el reconocimiento de voz va a la perfección, lo cual es vital para esta clase de juegos. Los vídeos se ven a la perfección en HD, es como verlos en Youtube pero con el interfaz del juego y en el modo TV se enmarca el vídeo como si fuera una Televisión de tubo y se distorsiona la imagen a la vez que la música, como si fuera por un fallo de la antena.

Lo que sí que se echa en falta es la opción para jugar 4 jugadores que sí tiene la versión de Wii – Wii U y le faltan las tablas online que sí que tiene también la versión de PS4.

Podemos concluir, por tanto, que Let’s Sing se sigue perfeccionando y nos ofrece una buena apuesta musical que se acerca a la versión de PS4. Si dudas que versión elegir entre consolas Nintendo, visualmente, por el nuevo modo y la posibilidad del DLC hacen ganadora a la versión de Switch.