Toda la saga Fairune unida en una colección única.

Fairune es una saga de dos títulos que hemos tenido el gusto de disfrutar en Nintendo 3DS. Ahora llega a Switch juntando sus dos aventuras pero añadiendo dos extras, el prototipo usado para crear el original y un juego de naves (que solo puede jugarse al completar el resto), para formar el paquete Fairune Collection, que llega a un precio muy económico.

Una aventura con olor Yspecial

En el primer Fairune estamos ante una aventura en vista isométrica similar a los títulos clásicos de Zelda o Ys, y con una mecánica más o menos mezclada. Para luchar contra cada enemigo basta simplemente con moverse hacia él y tocarlo, pero no será tan fácil con cualquier enemigo, ya que éstos presentan una serie de niveles, y nosotros también. Es decir, chocar contra un enemigo al que le sacamos ventaja supondrá su desaparición inmediata y una aportación nula o casi nula a nuestra experiencia. Sin embargo chocar contra un enemigo que nos saca varios niveles supone nuestra derrota segura. ¿La clave? Ir a por los enemigos de nuestro mismo nivel o de uno similar, para que, aunque suframos, ganemos experiencia a raudales.

Nuesta heroína dispone de un códice mágico que le indica bien que enemigos son los más adecuados en cada momento, además de darnos pistas cuando lo deseemos, por lo que es una ayuda bastante de agradecer. Fairune 2, la secuela, ofrece una experiencia mejorada y que gana en complejidad, sobre todo en los puzles, y en general muestra un mundo expandido que se explora con mayor gusto. Es una de esas segundas partes que ofrece lo mismo pero más y mejor, por lo que seguramente sea el mejor título de esta colección.

Fairune y Fairune 2 son juegos cortos. Uno puede ser completado en menos de una hora y otro en menos de tres, pero lo normal es que tardemos más las primeras veces. Eso sí, la resolución de cada uno de ellos es distinta, y mientras que en el segundo tenemos casi toda la pantalla para la acción, en el primero (y también en Origin) la pantalla se divide en varios sectores, para mostrar jugabilidad, mapa e inventario a la vez y no empeorar la calidad de la imagen al estirarla demasiado.

Fairune, desde el origen a los cielos

Por su parte, Fairune Origin ofrece una aventura que puede ser completada en menos de diez minutos, pero que es simpática y rápida, y rejugable para superar tu récord de tiempo una y otra vez. Eso sí, pese a su tamaño y duración, nos obligará a pensar. Y por último, Fairune Blast!, es un shooter de naves en el que vamos avanzando “hacia arriba” mientras que disparamos con una de las tres hadas disponibles.  De nuevo, otro título algo corto y simple en ejecución, pero muy rejugable por su planteamiento y mecánicas.

La colección gana en riqueza con los logros. Los cuatro juegos incluidos tienen una serie de logros internos que nos invitan a explorar ciertas áreas, no recibir daños o ser los amos del speed-run. Al ser títulos muy cortos (salvo Fairune 2) esto potencia que queramos conseguirlo todo y que no sea mucho el tiempo requerido para rejugar cada aventura. Y, para que quede constancia de nuestras hazañas, las tablas de clasificación mundiales las mostrarán a todo el mundo.

Todos los juegos son de estética 8-bit pero actualizados a los colores actuales. Dinámicos y fluidos a rabiar, se nota que son la antesala del también querido por los fans de Switch Kamiko. La música chiptune, mejorada desde la original de Nintendo 3Ds, nos traslada a la misma época que los gráficos utilizados y con gran acierto en la composición y ejecución.

Fairune Collection es un 4 en 1 bastante simpático que ofrece diversión directa y rejugable para los amantes del speed-run, las clasificaciones y los juegos retro. Para el jugador que tuvo los dos en su versión original lo mismo esta colección no le merece la pena, pero para todo aquel que solo jugase a uno de ellos (o a ninguno) y le gusten los juegos de este corte, se encontrará una colección bastante completa por no mucho dinero, y con un juego de naves como añadido especial.