Seguir
Portada » Análisis » Análisis de The Shrouded Isle

Análisis de The Shrouded Isle

Estamos muy acostumbrados a encarnar al “bueno de la película” cine y televisión siempre han tenido los valores como la valentía y el poder como piedras angulares del desarrollo de personajes y salvo contadas excepciones los videojuegos también han ido siempre por el mismo camino. El prototipo ha ido flexibilizándose con los años, pero los elementos que convierten a un personaje como “principal” se mantienen firmes. The Shrouded Isle rompe con esta tendencia, en el título de Kitfox Games no solo romperemos con los valores típicos del protagonista, sino que este papel será protagonizado al cien por cien por nosotros mismos. Nuestras decisiones serán las que darán rumbo a la partida y nuestros baluartes a la hora de jugar serán la frialdad en la toma de decisiones, crueldad e ingenio.

El influjo del verdugo.

En Shrouded Isle asumiremos el rol de líder de una comunidad aislada y un tanto peculiar, nuestro papel será dejarlo todo listo para el día en que la deidad en la que creen todos los habitantes de la “isla” vuelva a levantarse. 495 años atrás, los fundadores de la comunidad ya advirtieron que Chernobog se alzaría y libraría al mundo de todos los pecadores. Solo quedan cinco años para que el día del juicio final llegue y las cinco familias más poderosas de la comunidad cuentan con nuestro respeto y capacidad de liderazgo para sobrellevar los problemas y tomar las mejores decisiones de cara a la gran purga, al menos en primera instancia, porque por cada uno de nuestros actos su confianza irá fluctuando, lo que pondrá en riesgo nuestra misión.

Cada una de las familias representa un “valor” dentro de la población: ignorancia, fervor, obediencia, penitencia y devoción, estas cinco cualidades son la base de Shrouded Isle, todas las acciones y decisiones que tomemos durante la partida generarán fluctuaciones y si alguna de estos valores cae por debajo del mínimo en el cambio de trimestre perderemos automáticamente la partida. A primera vista esta mecánica puede parecer compleja, pero el título de Kitfox Games es mucho más sencillo de lo que parece, a fin de cuentas estamos ante una especie de gestor de recursos por turnos.

Un lustro de trabajos paganos.

Como ya hemos comentado anteriormente el alzamiento de Chernobog ocurrirá dentro de cinco años, y un “turno” equivaldría a un trimestre dentro del juego, con lo que Shrouded Isle se resume en 20 turnos de toma de decisiones.

La primera misión que se nos plantea en cada trimestre es la de elegir a un representante de cada facción como nuestro consejero personal, cada uno de los habitantes de nuestra comunidad tiene sus propias virtudes y sus defectos, y nuestros aspirantes a consejeros no serán una excepción, el problema es que estos vicios y aptitudes no son visibles y hacer una mala elección en los primeros turnos puede arruinarnos la partida. Nuestro objetivo es, por tanto investigar a nuestros pretendientes para descubrir en que destacan, tanto positiva como negativamente, pero el investigar a un individuo repercute en la imagen que tienen de nosotros sus respectivas casas, lo que llevará inevitablemente a una caída en su valor, y recordemos que el objetivo principal del juego es mantener siempre los cinco parámetros por encima del mínimo, por lo que abusar de las investigaciones o no hacerlo correctamente puede hacernos ver la pantalla de fin de juego antes de tiempo.

En Shrouded Isle siempre hay algo que hacer, todos los meses de entre nuestros cinco consejeros deberemos elegir hasta a 3 de ellos para que lleven a cabo las labores “típicas” de una comunidad enfermiza y decrépita. Flagelar a los infieles, quema de libros, construcción de monumentos a Chernobog o investigar al pueblo serán algunos de los quehaceres típicos de nuestros seleccionados. El principal problema es que siempre tenemos que tener en cuenta si el personaje que seleccionamos es bueno o no para el puesto y esta información viene una vez más limitada por sus valores de virtud y pecado. Unos valores ambiguos y que habría que investigar, pero una vez más la investigación a uno de nuestros consejeros hará que tanto ellos como sus familias estén molestos, lo que repercutirá en su barra de valor. También hay que tener en cuenta que los consejeros que no seleccionemos para un trabajo se sentirán ofendidos, lo que también disminuirá su barra de valor.

“Envíame a ese infiel”

Como colofón al terminar cada trimestre nos encontraremos ante la prueba que más puede desequilibrar la partida. Cada inicio de estación Chernobog nos visitará en sueños y con un mensaje críptico (que en realidad es una constante dentro del juego) exigirá un sacrificio humano. Queda una vez más en nuestras manos investigar y descubrir quien es el habitante al que se refiere nuestra macabra deidad y si nos conviene realmente sacrificarlo o no teniendo en cuenta sus aportaciones a la comunidad, la reacción que pueda tener su familia y el handicap que nos puede suponer si su pecado definitorio tiene un nivel dramático.

Todo Shrouded Isle es por tanto un juego de calculo, gestión de tiempo, recursos y por encima de todo, información. En cualquier caso el factor suerte es también un poderoso enemigo o aliado, depende de como la partida (cuyas situaciones se generan aleatoriamente) decida enfocar los siguientes turnos. Un pecado mayor que no contemplábamos puede arruinarnos la partida o bien sacrificar erróneamente a un consejero que considerábamos apto pero que Chernobog había señalado como infiel nos facilita mucho la partida. Este aspecto esta introducido conscientemente en el juego, de hecho, se potenció con la salida del DLC que viene incluido en la versión que nos ocupa, en la que se incluía la capacidad de investigación hacia personajes concretos (y no descubrir pecados y virtudes aleatoriamente como en la versión original) estas investigaciones llevan intrínseco el riesgo de sufrir un game over súbito en un cambio de estación, algo que puede alejar definitivamente del título a un jugador poco experimentado tras un par de intentos fallidos.

Cuando la simplicidad es la respuesta.

Uno de los puntos calientes de The Shouded Isle es su ambientación, sin duda es un título que consigue entrar por los ojos. Aún apostando por una estética bicromática (que podemos cambiar en cualquier momento de la partida entre siete combinaciones diferentes) el título de Kitfox Games consigue que el jugador se sienta dentro de tan inquietante comunidad, todo esta invadido por una esencia lúgubre, decadente y turbadora que acomoda perfectamente con nuestro rol como abate homicida.

En este apartado destacan también las melodías y efectos de sonido, especialmente en las pequeñas secuencias entre trimestres, al inicio y con los finales del juego. El único gran problema de Shrouded Isle en el apartado audiovisual es su fuente extremadamente pequeña, ya en modo portátil es complicado ver según que textos, y ni hablar de conectar la consola al dock y alejarse de la televisión unos pocos metros.

Conclusión.

The Shrouded Isle es un título complejo, tiene grandes virtudes, su complejidad a la hora de calcular estadísticas y aplicarlas no se respalda con un sistema de menús engorroso o confuso, más bien todo lo contrario. El problema en este aspecto es su alto grado de aleatoriedad. Artísticamente es un caramelo audiovisual, minimalista y efectista al mismo tiempo, en este ámbito su principal pega es el tamaño de la fuente, inadecuado para jugar alejado de la pantalla, sea cual sea esta. A pesar de sus errores estamos ante un juego muy disfrutable, que introduce al jugador en su atmósfera y lo hace participe. Kitfox Games ha acertado al apostar por hacernos sentir como el malo de la película, o, en este caso, del juego.

 

Resumen
Tu labor como sacerdote supremo consiste en descubrir y eliminar a los herejes, y así prepararlo todo para el despertar del reverenciado dios que aguarda bajo las aguas. Es un error asumir que el peligro solo reside dentro de tu isla – guárdate de los mares que os rodean.
7.5
Bueno

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Alberto Comeche hace 4 meses, 4 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.