Portada » Análisis » Análisis de Wreckfest

Análisis de Wreckfest

Wreckfest lleva ya un buen tiempo en otras consolas y en PC, donde ha demostrado sobradamente lo divertido que es pese a ser un título modesto en su faceta técnica y presupuesto, por eso nos sorprendió su anuncio para Nintendo Switch, por inesperado, pero nos alegramos por ello, y no nos ha decepcionado.

Caos y choques, o sea, diversión

Wreckfest es un juego de esos de los que cada vez se ven menos, un Destruction Derby de la vida, o un FlatOut, para ser más justos, también de Bugbear Entertainment. Un arcade de destrucción y velocidad, vaya, nada serio pero sí tomado en serio por sus responsables, que han tenido a bien dotarle de un manejo exquisito que se replica en Nintendo Switch pese a la ausencia de gatillos analógicos y de un motor de físicas/choques envidiable, sin duda lo mejor del juego junto a la variedad de pruebas.

Todo en Wreckfest es una locura, desde el diseño de los coches, inventados pero inspirados en modelos reales, hasta los nombres de los oponentes manejados por al CPU, pasando claro está por sus carreras o por sus arenas donde destruir será lo principal, algo que también podremos hacer en cualquier modo. Se nota que hay cariño en un título al que, eso sí, quizás le ha faltado presupuesto, priorizando unos aspectos frente a otros, pero para nuestro disfrute se han antepuesto los importantes.

Así es, porque si bien no veremos las manos del conductor ni en la cámara en primera persona, sí conduciremos los no demasiado numerosos bólidos a las mil maravillas, con un uso de la física, la amortiguación y los choques realmente envidiable. Ojo, no numerosos pero sí suficientes, máxime si tenemos en cuenta los vehículos especiales, ya que aquí no será raro ver una carrera de cortacéspedes contra una cosechadora, por poner un ejemplo. En la variedad está el gusto y aquí esta será una constante, teniendo siempre en cuenta que hablamos de un juego de coches y que no hay demasiado margen para la innovación. Así nos las veremos en carreras “normales”, en otras con circuitos en forma de 8 donde los choques a toda velocidad estarán a la orden del día, en arenas donde gana el último que quede en pie y en pruebas especiales con también vehículos especiales como autobuses, maquinaria agrícola, sofás motorizados…

Lo mejor es que todo en Wreckfest es personalizable, al menos hasta cierto punto. Si bien no podremos crear nuestros propios diseños como en otros juegos, sí habrá una gran variedad de piezas, diseños y pinturas que colocar a nuestro coche, y ojo porque será fundamental mejorarlo si queremos tener opciones de ganar, o de acabar siquiera. Todo se compra con dinero que ganamos en el propio juego y nos costará bastantes horas hacernos con un garaje decente, pero merecerá la pena. Unas horas que podremos elegir si echar en sus numerosos modos individuales, destacando el modo trayectoria, o en sus variados modos multijugador… en línea; única y exclusivamente en línea y por ahora plagados de bots, algo que seguro cambia con el tiempo. Por suerte las partidas se cargan rapidísimo y no hay ralentizaciones ni lag, algo que sí sufrieron en otras consolas antes de un parche que solucionó esto. Eso sí, este juego pedía a gritos un multi a pantalla partida en local.

Quizás no se haya hecho por no exigirle más visualmente o por falta de tiempo o presupuesto, y es que tened claro que no serán pocas las veces en las que nos demos cuenta de que estamos ante un título humilde, pero precisamente por darnos cuenta sabremos perdonarle esos árboles o ese público en 2D orientado así como la falta de climatología, o la banda sonora, que no es mala per sé y puede que case medianamente bien con el espíritu del juego, pero que nos machacará los oídos si pasamos demasiado tiempo en los menús.

Wreckfest

Quitando esto, Wreckfest es posiblemente uno de los mejores y más divertidos juegos de conducción de la consola, tanto es así que no poder compartir esta diversión, o sea, no contar con multijugador local, le pesa demasiado. Sin embargo lo bien recreados que están los accidentes, lo bien que se maneja y lo variado de las pruebas hacen que sea altamente recomendable para casi cualquiera que disfrute del olor a gasolina y rueda quemada.

Resumen
Uno de los juegos de coches más divertidos que hay actualmente trasladado con mimo a Nintendo Switch. A veces impresiona visualmente y a veces sale a relucir su origen humilde, pero se lo perdonamos, no como carecer de multi local. En el resto, diversión y por mucho tiempo.
7.5
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x