Portada » Análisis » Análisis de Touken Ranbu Warriors

Análisis de Touken Ranbu Warriors

Nitroplus, creadores del juego de cartas coleccionables Touken Ranbu Online, se alían con Ruby Party, Koei Tecmo y Omega Force para dar lugar a lo que ahora tenemos entre manos, este Touken Ranbu Warriors al que tan bien le sienta el género musou y que además se desenvuelve a las mil maravillas en Nintendo Switch, única consola en la que podemos jugarlo.

Tiempo de las espadas

Estamos en el año 2205 y la sociedad ha avanzado tanto que han surgido los viajes en el tiempo, pero con ellos han llegado también los revisionistas, que quieren cambiar los acontecimientos históricos sacando así provecho de ello. Por supuesto el Gobierno del Tiempo no está dispuesto a que se perpetren tales fechorías y para acabar con el Ejército Retrógrado del Tiempo ha confiado en los Touken Danshi, 15 espadas que han adquirido forma humana y cuya personalidad es similar a la de los anteriores amos de dichas armas. Comienza así un título que, por otra parte, no va más allá del ocaso de la manida era Sengoku, aunque entendemos que es la que más juego da, especialmente si, como ocurre aquí, nos pasamos la vida dando espadazos y solo espadazos, quizás una de las mayores pegas de, por otra parte, un buen exponente del género que además ha intentado incluir varias novedades, aunque pequeñas.

Touken Ranbu Warriors es un musou y como tal sigue unos cánones; de hecho, al principio parecerá una versión menor de Samurai Warriors 5, una skin en muchos aspectos, y puede que sea así en parte, pero el venir de otro género le ha beneficiado como ya pasó con Hyrule Warriors: La era del cataclismo. Sí, porque no todo es pegar y además la historia, que va creciendo y mejorando por momentos, tiene aquí bastante importancia, igual que la relación entre los personajes, de hecho, cuanto mejor se lleven, más técnicas podrán usar en conjunto, más manos nos echarán, etcétera. Es la relación de los personajes junto a dónde se reúnen lo que más difiere de este juego respecto a otros del mismo género, ya que en el honmaru, un palacio en el que se aglutinan todos nuestros guerreros, además de base de operaciones es lugar de esparcimiento, y desde aquí podremos jugar a varios minijuegos como preparar onigiris o té, recolectar materiales como si estuviéramos en un huerto, etcétera. O tomar fotos, puro fan service, pero por suerte es un modo que también se ha trasladado a los combates y que siempre agradecemos. 

Ya en materia, Touken Ranbu Warriors se juega como cualquier otro musou, con golpes débiles, fuertes, combos y ataques especiales, con la particularidad de que aquí habrá también un modo fácil para los menos avezados o para aquellos que quieran disfrutar simplemente de su historia. Esta se cuenta con escenas de vídeo poco animadas y con voces en japonés y subtítulos únicamente en inglés, aunque a veces se intercalan algunas secuencias más trabajadas, pero son las menos.

Sí difiere de otros en algunos objetivos a completar, aunque no tardará, en repetirse, ya que aquí a veces tendremos que recorrer el mapa hasta llegar al 100 % de zonas vistas o habrá enemigos que se esconderán en sitios apartados y que podrán dar al traste con la misión incluso a distancia, y será a ellos a quienes tendremos que matar y no a quienes teníamos enfrente. Esto es posible porque el grueso del ejército de los revisionistas lo componen seres espectrales, una novedad si os gustan los musou, ya que por una vez (sin contar los Hyrule Warriors) no mataremos soldados humanos clónicos, que también los habrá, y ninjas, ojo. La pena es que los mapas donde llevaremos a cabo estos objetivos serán excesivamente guiados y pequeños, por eso quizás Touken Ranbu Warriors se ve tan bien, porque, además de ser exclusivo de Nintendo Switch en consolas, no cuenta con escenarios nada abiertos. 

Otra pega es su combate, pieza central, sí, y no os asustéis porque está muy bien resuelta, contando además con mejoras a comprar para los diferentes personajes (todos chicos con aspecto bishōnen sacados de un manga shōnen-ai) como movimientos especiales, más defensa, poder y cosas así, pero nos tememos que al ser todos espadas, no había demasiado sitio para la variación. También perdemos los combates al galope (no hay caballo, los escenarios son enanos), pero por contra hemos ganado en ayudas de compañeros y en personalización de los ataques. Además, no hay ni rastro de modo multijugador alguno, y le habría sentado de perlas.

Touken Ranbu Warriors

Si no os importa leer mucho y en inglés y gustáis de que los musou vayan a lo suyo, Touken Ranbu Warriors es una buena opción. No ha innovado jugablemente un ápice, pero sí en pequeñas cosas que rodean a ese eje, como con los minijuegos, las relaciones interpersonales o el tema de la fotografía, y pese a no innovar en el combate ha tomado una base que era ya muy buena, por lo que no ha habido riesgo, cierto, pero tampoco hay fallos. Si además conocíais ya el anterior juego o el anime, os gustará aún más, ya que el fan service está servido. Si no, seguirá siendo un buen exponente del género.

Resumen
No innova demasiado pero tampoco le hace falta. En inglés completamente y tiene mucha historia. A las horas se repite, irremediablemente, pero no le hace demasiado daño. A veces, muy pocas, peca de producto fan service. En general, un buen musou.
7.5
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.