Mario Sports Superstars

Mario Sports Superstars trae a Nintendo 3DS cinco deportes totalmente arcade que brillan más en conjunto que por separado.

Mario y compañía vuelven a la carga con Mario Sports Superstars, un título deportivo para Nintendo 3DS que reúne hasta cinco disciplinas distintas en un mismo cartucho, concretamente fútbol, béisbol, tenis, golf y equitación. Un juego que llega varios años después de las entregas para esta misma consola de Camelot Software Planning, Mario Tennis Open y Mario Golf World Tour, quien se ha encargado de las respectivas modalidades en este caso, siendo el resto del trabajo de Bandai Namco Studios.

Mario Sports Superstars supone también el regreso del fútbol y béisbol a las consolas de Nintendo, varias generaciones después de sus últimas entregas, caídas ya en el olvido. Al mismo tiempo se estrena una nueva modalidad no vista hasta ahora en los títulos de nuestro fontanero más conocido, la equitación.

Todos aquellos que se acerquen aquí buscando algo parecido a un juego que recopile entregas de Mario Tennis, Mario Golf, Mario Strikers y Mario Baseball, puede llevarse una pequeña desilusión. Y es que se ofrecen cinco deportes totalmente arcade, con buenas jugabilidades y modos de juego mínimos, hilado todo bajo un mismo eje temático que busca dotarlo de una mayor seriedad.

¿El que mucho abarca poco aprieta?

La primera duda que nos planteamos viene más que infundada por otros precedentes como las entregas de Mario & Sonic, en donde la elevada cantidad de eventos deportivos hacen imposible que cada uno de ellos puedan gozar de la jugabilidad y profundidad que tendrían de ser títulos independientes. No obstante, el hecho de que ese número se vea reducido aquí, hace necesario que dichas carencias se vean suplidas, lo cual no se cumple del todo.

Cada uno de ellos cuenta con un modo individual que ofrece en todos los casos la posibilidad de realizar una partida rápida o un torneo, compuesto de tres copas diferentes, y un multijugador online y local. Asimismo, también da la posibilidad de entrenar todas ellas a través de desafíos, basados en atravesar anillos con diferentes tipos de dificultades, o incluso entrenamientos libres en el caso del fútbol, peloteos en el del tenis, o bateos y lanzamientos en el del béisbol. De este modo, se ofrecen pequeños minijuegos para perfeccionar el estilo de juego en cada uno de ellos. Las propias tarjetas amiibo de Mario Sports Superstars, también te ofrecen este tipo de entretenimiento, con el objetivo de hacer de ellas superestrellas.

Mario Sports Superstars minijuego amiibo

Todos los deportes cuentan con los mismos 18 personajes, estando dos de ellos bloqueados al empezar, y echándose en falta la posibilidad de emplear un Mii. Por otro lado, la temática de todos sus escenarios tiene un enfoque un tanto indiferente y formal, pese a lo colorido de ellos, intentando dársele con esto un mayor realismo. Ninguno cuenta con un juego, personaje o saga como eje temático central.

En lo respectivo al resto de contenidos, Mario Sports Superstars recompensa con monedas el completar cada evento deportivo. Con ellas, o con las tarjetas amiibo, puedes desbloquear cromos coleccionables, entre los que se encuentran algunos objetos que podrás usar en determinados personajes y disciplinas, para ser más exactos el balón, bate, raqueta, palo y bola e insignias. Asimismo, y una vez desbloqueado, podrás seleccionar para cada personaje el nivel estrella o superestrella.

Tenis y golf repiten curso

Posiblemente, uno de los lastres o puntos a favor más grandes que arrastra el juego, en función de cada jugador, es el hecho que dos de sus disciplinas ya cuenten con entregas completas para Nintendo 3DS. De este modo, al comparar el tenis que tenemos ahora delante con el de Mario Tennis Open, del mismo modo que el golf con el de Mario Golf World Tour, ninguno de los que estamos analizando lo alcanza, sobre todo en cuanto a contenidos se refiere. No significa que sus partidas no gocen de una buena jugabilidad, en la cual hay que destacar que están bastante igualados.

Mario Sports Superstars golf

Con el tenis, la pantalla táctil vuelve a permitir establecer uno de los tres paneles de controles con los que efectuar desde un golpe sencillo a una dejada con pulsar simplemente ese movimiento. Asimismo, regresan los ultra mates y las coloridas marcas en el suelo señalando uno de los diferentes golpes posibles, que al efectuarlos sobre dicho lugar otorgarán una mayor fuerza a este. Así pues, el tenis sigue siendo sencillo, pero muy efectivo, llevándote a participar en partidos realmente intensos.

El golf reaparece con una experiencia igual a la vista en Mario Golf World Tour, siendo una disciplina tan divertida como la anterior, que a buen seguro sorprenderá a todos aquellos que no probaron el citado juego y, a priori, no se sientan muy llamados por dicho deporte. De esta manera, no tiene nada que ver con el golf visto en Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016, más sencillo que este.

Pese a que ninguno ofrece el mismo nivel de contenidos, sí que es cierto que la mecánica de juego en ambos casos se mantiene prácticamente intacta, sin echarse en falta nada, ni tampoco haberse producido mejoras. De hecho, lo que se ha llevado a cabo en los dos es una extracción de toda su jugabilidad intrínseca, dejando de lado todos los modos y extras, para introducirla dentro de este nuevo contexto, brindando ahora una experiencia aún más arcade. Si no pudiste disfrutar de alguno de ellos antes, y has querido hacerlo, tienes ante ti una buena oportunidad para ello ahora, aunque sin olvidar lo antes expuesto.

Mario Sports Superstars tenis

Buena carrera del caballo se espera

Dentro de las cinco posibilidades ofrecidas, la equitación es la única que llega como completa novedad, al no existir otro título de esta familia centrado en dicho mundo. Conscientes de este hecho, esta goza de unas mayores posibilidades que el resto, si bien no le llegan a dar lo suficiente como para posicionarse como una oferta realmente atractiva.

En este caso, junto al modo inividual y multijugador, también encontramos una opción más, se trata del establo. A través de este puedes crear hasta 16 monturas propias con las que participar en las carreras, usando de jinete a tu personaje favorito. Escoge un caballo o una yegua, selecciona y destaca uno de los cuatro atributos posibles (general, técnica, velocidad y potencia), elige uno de los 10 colores y, por último, dale un nombre.

Una vez con tu montura creada, y de un modo que recuerda al Poké Relax de Pokémon Sol y Pokémon Luna, puedes interactuar con ella. Acaríciala, dale comida y premios, personalízala con diferentes y numerosas bridas, sillas y objetos para la cabeza, o date un paseo, en primera persona, con el que recolectar diferentes cajas que una vez de vuelta al establo se abren para conseguir nuevos objetos. Con todo ello, logras mejorar su ánimo y afinidad, así como su aspecto, de una manera entretenida y rápida.

Pese al tanto anotado con el establo, la equitación en sí misma no resulta muy convincente. Las carreras son de 6 jugadores, tanto en individual como multijugador, y te permiten hacer sprints, saltos, saltos dobles y sprints estelares para poder adelantar a tus rivales. No obstante, la falta de velocidad, o al menos la sensación de la misma, y de emoción, hacen de esta una fórmula que tras repetirla varias veces no aporta los alicientes suficientes para volver a montar, cayendo todo el atractivo en el apartado anterior.

El deporte rey

Si hay un deporte que mueva masas ese es el fútbol, siendo precisamente este el primero al que un servidor se ha lanzado a probar. Los seguidores de Nintendo han estado reclamando desde hace varios años una nueva entrega en la que Mario y compañía vuelvan al terreno de juego, pareciendo esta la idónea para su regreso, o al menos la antesala, pese a su aparición en las olimpiadas de Mario y Sonic.

A pesar de ello, el resultado de este acaba dejando una sensación agridulce, ya que se intenta acercar a la experiencia de los simuladores de fútbol, dejando atrás la saga Mario Strikers, aunque se mantienen los tiros especiales, contando ahora incluso con la colaboración del segundo capitán para ello. Es por todo que, con la posibilidad de elegir una formación determinada, unos controles idénticos a los de la serie FIFA, y encuentros de 11 contra 11 jugadores, los personajes de Nintendo dan ahora el salto al campo.

Mario Sports Superstars fútbol

Aunque cuenta con fluidez peca de falta de detalle y precisión, hecho que le acaba pasando factura, más allá de las pocas motivaciones para repetir partidos, tónica habitual en Mario Sports Superstars. En definitiva, estamos ante una opción carente de espíritu y personalidad que parece más orientada a los jugadores de estos simuladores, a quienes desde luego no ofrecen el mismo atractivo, pero que en cierta medida sí que viene a suplir la ausencia de estos en los últimos años. Remarcable es también la incorporación de un multijugador global con el que jugar al fútbol con gente de todo el mundo.

Home run

El béisbol por su parte te permite controlar al lanzador y bateador, tomando también decisiones estratégicas. Aunque esta mecánica sea sencilla, son variadas las posibilidades, y es que puedes elegir entre diferentes tipos de lanzamientos, así como la dirección de la bola, para no ponérselo fácil al rival. Además, tienes ante ti la ocasión de elegir diferentes tácticas durante el partido.

A la hora de batear las opciones se reducen, y se hace más necesario el prestar mayor atención para no errar. Cuando golpees la pelota tienes la posibilidad de indicar a tus compañeros que avancen o se detengan en las bases. Si bien este deporte no goza de tanto éxito, son muy palpables todos los detalles con los que se ha hecho, siendo junto al golf, el deporte que más te hace revisar la pantalla de abajo y requiere de más paciencia.

Mario Sports Superstars béisbol

En la variedad está el gusto

Pese a que no existen tantas opciones como podrían existir en los títulos completos, que permitan exprimir al máximo dicho deporte, sí disponen cada uno de una jugabilidad y modos de juego mínimos. Precisamente, es en esta diversidad en donde se encuentra la mayor virtud de Mario Sports Superstars. Y es que la falta de una mayor profundidad en cada deporte la suplen el resto de ellos, siendo en conjunto una oferta realmente divertida. Es innegable que una vez te empiezas a cansar de alguno de ellos, con mayor o menor rapidez en función de los gustos personales de cada uno, el cambio a otra disciplina resulta un auténtico soplo de aíre fresco que te mantendrá durante unas buenas y variadas cantidad de partidas enganchado a la Nintendo 3DS.

Quizás la incorporación de desbloqueables que añadieran mayores alicientes al juego, como nuevos personajes, o un deporte más, imposible no acordarse del baloncesto, así como algún modo de juego más, habrían hecho de este un título mucho más atractivo y memorable.

Mario Sports Superstars equitación

Conclusiones

Cada disciplina se encuentra en un camino intermedio entre el arcade propio de minijuegos y otros títulos deportivos de Nintendo enfocados exclusivamente a cada uno de ellos. La ausencia de un mayor fondo y personalidad queda relegada por la existencia de varios deportes, todos ellos con multijugador online y local, que combinándolos pueden ofrecer unas buenas horas de diversión, sobre todo en compañía.

Si algo queda claro tras analizar este juego, es que de cada jugador deberá de sopesar todo lo antes expuesto, donde sin duda alguna la posesión de Mario Tennis Open y Mario Golf World Tour pueden ser puntos cruciales.

Comentarios
  1. 1.
    Es lo lógico de esta clase de compendios de videojuegos: por si solo no son muy profundos, pero en conjunto se hacen muy llevaderos.
    Si te aburres de una disciplina, puedes cambiar a otra. A mi no me disgusta. :sorrisa:
    Ahora hay que ver la aceptación de este juego en plena salida de Switch.
    2.
    No digo que el juego sea malo, pero, según el análisis, se cumple mi pronóstico de pecar de poca profundidad. Ojo, que para algunos será mejor que sea menos profundo, pero, en mi opinión, se lo podrían haber currado más, el hecho de incluír los cinco deportes no les impedía hacerlos algo más completos, pero han tirado por la vía fácil, convirtiendo un título que podría dar un centenar de horas de diversión en un mero título de relleno. Una oportunidad perdida en mi opinión.
    3.
    Esta bien que se supla la falta de profundidad con la variedad, pero claro, hablamos de Nintendo, donde la profundidad jugable es uno de los puntos fuertes.
    Lo quiero probar igual, pero no hubiera estado mal hacerlos como juegos independientes.