Portada » Análisis » Análisis de Mini Motorways

Análisis de Mini Motorways

Un ciudad con vista cenital repleta de vehículos en circulación y un apartado visual minimalista son suficientes ingredientes como para que Mini Motorways capte nuestra atención. Proveniente de Apple Arcade ahora llega al lugar perfecto: nuestra híbrida.

Además de contar con un nombre fantástico, Dinosaurio Polo Club como desarrolladores han puesto especial hincapié en los pequeños detalles. Estos no serían nada sin una propuesta que lo acompañe pero lo cierto es que gracias a ellos las sensaciones que tuvimos en su primer título, Mini Metro, son todavía mejores.

Facilitando la rutina

La propuesta es sencilla. Debemos crear carreteras que unan los hogares de una ciudad en desarrollo con los aparcamientos que allí se encuentran. Tan solo con trazar una línea que una ambos puntos ya habremos conseguido nuestro objetivo. Al menos de momento. En el transcurso de los días, la unidad de tiempo utilizada, aparecerán nuevas casas de la nada, más aparcamientos y por supuesto más necesidades que atender. Una vez tengamos una carretera lista los vehículos harán su recorrido diario una y otra vez automáticamente.

Mini Motorways

El transcursos de tiempo hará crecer la ciudad… y los atascos.

 

Así tendremos que tener cuidado por donde pasan las carreteras que unan los destinos y evitar posibles atascos de tráfico ya que tanto vehículos como aparcamientos están diferenciados por colores, pista suficiente para saber qué camino tomará cada coche. Tras cada semana se nos ofrecerán nuevos recursos, a elegir entre dos propuestas, y es que las capacidades de construcción son finitas y divididas por bloques. Es entonces cuando toca estrujarnos los sesos para optimizar nuestros caminos, y aprovecharnos de otros elementos muy limitados como semáforos, rotondas, puentes o nuestro gran aliado: las autopistas.

¿Qué ocurre si los coches no llegan a su destino? Fallaremos la misión y tocará volver a comenzar. Aquí no nos sirve lo aprendido en la partida anterior porque la generación de los elementos será diferente cada vez sobre el mapa en cuestión.

La propuesta es sencilla: debemos construir carreteras para que los vehículos alcancen su destino a tiempo.

Todo un mundo en circulación

A lo largo de una quincena de niveles visitaremos ciudades de todo tipo aunque sin muchas diferencias visuales más allá de la gama cromática. Lo distinto aquí serán las características del terreno de cada una topándonos, por ejemplo, con grandes ríos que obstaculizan nuestro avance. Es cierto que se echa en falta más variedad de objetos para notar cierta progresión en unos niveles demasiado similares entre sí. Incluso algún que otro cambio visual en cada territorio sería de agradecer. Pero lo cierto es que su aspecto sobrio y su enfoque hacia el puzle más inteligente hacen que todo esto sean nimiedades innecesarias.

Mini Motorways

Elementos como rotondas, puentes o semáforos son muy escasos.

Además de superar nuestras marcas en cada localización, estas participan en una clasificación online y si superamos la barrera de los mil puntos desbloquearemos objetivos a cumplir en esa misma misión. Por si necesitamos más contenido cada pocos días tendremos acceso a retos o desafíos temporales totalmente independientes a los niveles principales que garantizan juego para rato.

Al fin, tocando

Sin duda, una de las alegrías que no deja Mini Motorways es el uso de la pantalla táctil en modo portátil. Si bien es cierto que no funciona de forma tan precisa como en sus versiones de origen, se defiende y permite demostrar las bondades del diseño de juego. Tocamos, arrastramos e incluso utilizamos dos dedos para movernos por el mapa. Esto no quita que el control tradicional funcione mal en absoluto, haciéndolo mejor en según qué casos, pero lo cierto es que el título se presta a jugarlo en cualquier parte resultando especialmente agradecido con los controles táctiles.

Completamente adaptado a los controles táctiles, es el mejor modo de jugar al título

Toda la UI está perfectamente adaptada para ello y podremos detener el tiempo y acelerarlo con tan sólo una pulsación, algo que sin duda aligerará las partidas proporcionándonos la inmediatez necesaria. Si a esto sumamos el modo nocturno para oscurecer su aspecto hará las delicias de los jugadores noctívagos.

Mini Motorways

El modo nocturno viene genial para sesiones con poca luz ambiente.

La mezcolanza del Material Design de Google y las características animaciones Motion graphics dan vida al apartado artístico de Mini Motorways. Todas las transiciones en los menús (en este caso sin mucha fluidez), la aparición de diferentes elementos en pantalla e incluso de la interfaz están cuidados para ofrecer una experiencia agradable. Toda la parte sonora va en esa línea ambiental sin mucho más propósito que acompañar de forma ligera para evitar resultar molesto. Sin ningún alarde funciona bastante bien.

Resumen
Mini Motorways ofrece una experiencia de gestión y puzzles muy bien diseñada. Su sencilla mecánica será capaz de contentar a todo tipo de jugadores tras su sobrio diseño, perfecto para ser disfrutado en cualquier lugar gracias a la pantalla táctil aunque sin mucha evolución jugable.
Bueno
  • Planteamiento muy inteligente
  • Al fin un juego también táctil
  • Estilo visual cuidado
Mal
  • En ocasiones, las imprecisiones de la pantalla táctil
  • El control tradicional no es tan flexible
  • Poca progresión jugable
7.5
Bueno
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

1 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x