Seguir
Portada » Análisis » Análisis de The Swords of Ditto: Mormo's Curse

Análisis de The Swords of Ditto: Mormo's Curse

Imagina que en el mundo de The Legend of Zelda, cada vez que Link muere, tenga que ser su siguiente «iteración» la que haga frente a Ganon en un universo cada vez más devastado y consumido por los monstruos. Esa es la propuesta de The Swords of Ditto: Mormo’s Curse, una aventura en la que «el elegido de la espada» debe hacer frente a Mormo, una terribe bruja que desata el caos en el mundo

La batalla de las espadas de Ditto contra Mormo

La malvada Mormo renace cada 100 años, y solo la espada sagrada de Ditto puede hacerle frente. Así comienza el título, con un nuevo elegido por la espada que, guiado por un espíritu en forma de escarabajo, decide hacerle frente al mal. Sin embargo, la cosa no acaba bien y cae en batalla, por lo que el mundo queda sumido en el caos hasta que un nuevo portador sea elegido un siglo después.

Ésta es la propuesta de este juego, la proeza de una secuencia de héroes que tienen que derrotar a la bruja o perecer en el intento. Según el modo de juego que escojamos puede que la muerte de cada personaje sea total y cada sucesor tenga que conseguir de nuevo todo en un límite de tiempo, o que el ritmo sea mucho más pausado y que algunos de los logros se «hereden». Sea cual sea la propuesta que más se adapte a nuestra habilidad y paciencia, tendremos que lidiar con la muerte permanente de varios personajes (salvo que seamos muy buenos o «paguemos» la posibilidad de resucitar).

Nuestra aventura es muy abierta y siempre que manejemos a una nueva «encarnación» de la espada existe tanto la posibilidad de ir directamente a por Mormo o destruir una serie de anclas que ayudan a la bruja a ampliar su poder, de una forma similar a lo que se puede hacer en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Sin embargo, como mínimo es recomendable luchar y obtener diversos objetos que aumenten el nivel de nuestra espada, para que la batalla final no sea tan complicada y entendamos más sobre el mundo de Ditto.

El bien ganará, cueste lo que cueste

Todos los controles recuerdan mucho a los títulos de Zelda 2D, con la posibilidad de usar la espada, objetos de apoyo, pegatinas de refuerzo (para equiparse y mejorar atributos) y una serie de «juguetes» o herramientas que nos ayudan a completar las mazmorras principales del juego o aquellas opcionales llenas de tesoros de interés. Pese a toda la estética infantil que desprenden todos los elementos del juego, el trasfondo es mucho más oscuro de lo que parece.

El ritmo es rápido, facilitado por una serie de teletransportes como atajos, y el mundo a explorar, diferente en cada partida, es interesante de exprimir al máximo para cumplir varias misiones secundarias y descubrir todos los secretos que esconde Ditto, aunque a la larga los enemigos y las diferentes mazmorras no principales acaban siendo muy similares y eso puede crear en nosotros cierta sensación de repetición. La experiencia puede mejorar si jugamos en cooperativo con un amigo, ya que compartir esta aventura es algo que resulta muy divertido.

Todo lo que se muestra en pantalla parece sacado de una serie de animación de Cartoon Network, con diseños muy coloridos y simpáticos que crean una experiencia visual bastante interesante, que viene acompañada con una música que encaja con dicha representación. Sin embargo, todo se ve nublado por unos excesivos tiempos de carga al arrancar el juego y por otros inferiores aunque notorios al salir o entrar de cada estancia, rompiendo así la fluidez jugable que se le pide a un título como este.

The Swords of Ditto: Mormo’s Curse es la versión definitiva de un juego apadrinado por Devolver Digital que ya llegó a otras plataformas hace unos años, y que tiene ahora dos modalidades que se adaptan a dos tipos de jugadores. Es una propuesta que juega con la muerte del héroe y las aventuras isométricas tipo Zelda de una manera correcta, cuyo mayor atractivo es su mundo y sus preciosos diseños.

 

Resumen
Una aventura para los fans de Zelda en la que la muerte tiene un precio. Su mecánica principal puede suponer una motivación para algunos, pero también frustración para otros.
7.5
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 3 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.