Portada » Análisis » Análisis de Star Wars: The Force Unleashed

Análisis de Star Wars: The Force Unleashed

Si hay un juego de Star Wars que en su día dividió a la comunidad ese es sin duda Star Wars: The Force Unleashed, que conocimos aquí allá por 2008 como El Poder de la Fuerza. Se trataba de un juego con una premisa interesante: ser los malos, aprendices de Darth Vader nada menos, y teníamos que ir matando jedis de planeta en planeta, pero la ejecución no fue la mejor, y menos aún en Wii, que ha sido, incomprensiblemente (bueno, sí hay una explicación) la base de esta remasterización.

El lado oscuro no es más fuerte, es el camino rápido, fácil y seductor

En Star Wars: The Force Unleashed encarnaremos, tras un prólogo manejando al mismísimo lord oscuro, a Galen Marek, un aprendiz de jedi que será sin embargo atrapado por el lado tenebroso de la Fuerza al asumir el propio Vader el papel de maestro. Así, como aprendices del Lado Oscuro, comenzaremos una historia repleta de asesinatos, traiciones e idas y venidas enmarcada entre los episodios III y IV de Star Wars. Dicho así queda bien, pero la verdad es que luego el juego se limita a llevarnos de un planeta a otro con la excusa de matar a algún jedi o sith por el camino. Tiene momentos de lucidez el guion, no demasiado brillantes pero sí siguiendo la estela de lo que puedan ofrecer otros juegos de la saga o las propias películas u otras obras del universo expandido al que Disney puso fin, pero no serán demasiado frecuentes ni demasiado sorprendentes.

Pero aquí hemos venido a jugar, y más jugábamos en Wii, donde se lanzó originariamente este The Force Unleashed. Bueno, en Wii y en otras consolas y PC, pero aquí Aspyr ha tenido a bien tomar la versión de la consolas de Nintendo como base y aún no entendemos muy bien por qué; bueno, sí, por el esquema de control, porque por lo demás…

En su día le perdonamos muchas cosas a esta aventura de Star Wars cuando la jugamos en Wii, y fue precisamente por manejar el sable de luz con el Wiimote y los poderes de la Fuerza con el Nunchuk, pero no es de recibo que ahora estemos ante una versión en poco más que en HD de lo que ya jugamos en su día, quedándonos así sin los elementos en pantalla adicionales que había en las otras versiones, las texturas más trabajadas, las mejores físicas (al levantar a enemigos con la Fuerza estos se trataban de agarrar a algo, por ejemplo), mejores caras y animaciones faciales, escenas de vídeo infinitamente más trabajadas y un largo etcétera. Al menos el control funciona en Nintendo Switch usando el control por movimiento de los Joy-Con y lo hace de manera fluida… una vez aprendemos a usarlos, porque orgánico no es. Como consejo, si empezáis una partida, jugadla por completo con el mismo esquema de control, ya sea tradicional o por movimientos, alternar es casi misión imposible por todo lo que cambia, incluso pasando acciones de una mano a otra. No es un juego demasiado largo, entre 8 y 10 horas, y se disfruta de cualquier manera, pese a todo lo que ya hemos dicho.

Un éxito mi misión fue. Los jedi están seguros. Pero el dolor en mi corazón está

Y The Force Unleashed se disfruta primero porque es un juego de Star Wars, con la música de John Williams, la historia de jedis y siths de fondo… y segundo porque tiene algo que hace que según avancemos y nos acostumbremos a lanzar a gente por los aires, más lo disfrutemos. Y eso que al juego se le notan los años y la plataforma, con esos muros invisibles para que vayas siempre por donde debes, esa cámara horrorosa especialmente si tienes fijado a un enemigo y recibes daño, ese mapa que no vale para nada, decisiones como que si subes de nuevo a tu nave en medio de una misión tienes que volverla a empezar e incluso volver a ver el vídeo que toque y no simplemente salir y continuar con lo que estabas, etcétera, etcétera. Pero es un juego de Star Wars, con localizaciones made in Star Wars, personalización, ilustraciones y alguna cucada más, como el modo a 2 jugadores en el que nos enfrentaremos en unos duelos digamos que frenéticos.

Se parecerán a una de las grandes desilusiones que en su día ya sentimos como tales como como son los enfrentamientos contra jefes finales. Si los enemigos normales tienen una IA absolutamente ridícula, llegando a lanzarse cohetes a sí mismos en sitios estrechos o a atascarse por un simple árbol diminuto en su camino, estos jefes no les irán demasiado a la zaga, siendo lo peor cómo acabaremos con ellos: con un QTE. Sí, los Quick Time Events, o la manera que tenían los desarrolladores de mostrar una secuencia espectacular y de intentar hacernos partícipes a la vez, algo que nunca funcionó y que por suerte casi hemos enterrado, casi.

Pero, aún con todo y con un doblaje al castellano de los malos, y si lo ponéis en inglés cambia todo, subtítulos y menú incluidos, Star Wars: The Force Unleashed es disfrutable, eso sí, solo por los fans de la obra de George Lucas. Si lo jugaste en PlayStation 3, Xbox 360 o PC, esto te sabrá a poco, pero si solo lo jugaste en Wii o nunca lo has jugado, puede que le saques el poco jugo que lleva dentro, porque insistimos, algo hay, algo que nos empuja a querer visitar el siguiente planeta y a acabar con el siguiente jedi o sith. Y no es la Fuerza.

the force unleashed

Resumen
Un juego para fanáticos de Star Wars que no jugaran a las versiones de PlayStation 3, Xbox 360 o PC en su día. Eso sí, se ve muy limpio y el control por movimiento es bueno una vez nos hacemos a él, y por alguna extraña razón lo queremos seguir jugando pese a lo monótono que resulta y a esas luchas finales con QTE de por medio.
6.5
Justo
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 1
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x