Portada » Análisis » Análisis de Pac-Man World Re-Pac

Análisis de Pac-Man World Re-Pac

Desde Bandai Namco están dispuestos a que nuestro querido Pac-Man, conocido en España como comecocos, vuelva a la palestra. Tras el reciente Pac-Man Museum+ y otras incursiones menores, le llega el turno a Pac-Man World Re-Pac y su propuesta plataformera para atraer a otro tipo de público.

El turno de los plataformas

Para los neófitos del lugar Pac-Man World Re-Pac no es ni mucho menos un título completamente nuevo, si no una puesta al día del producto original lanzado en PSX en 1999. En plena fiebre de las 3D y los plataformas liderados por un tal Super Mario 64, Pac-Man, que precisamente buscaba celebrar sus veinte años de vida con Pac-Man World, se atrevió con un plataformas de avance lineal pero con libertad de movimiento.

Pac-Man World Re-Pac

Hay zonas en las que Pac-Man toma su hambrienta forma primitiva.

Un desarrollo de niveles similar a lo que puede proponer el actual, o ya no tanto, Super Mario 3D World. Eso si, su ritmo es muy diferente y las plataformas son constantes y relativamente exigentes. Por suerte, para ello contamos con varias habilidades entre las que no podía falta la seña de identidad de Pac-Man: comer Pac-Dots.

Estas, repartidas por los escenarios, nos sirven en primera instancia para lanzarlas a los enemigos y acabar con ellos pero también, con unas Pac-Dots más grandes y brillantes nos convertiremos en el Pac-Man clásico que todos conocemos durante unos pocos segundos para limpiar el escenario de fantasmas y por supuesto, recoger el resto de Pac-Dots.

La propuesta de Pac-Man World Re-Pac es muy divertida y funciona como un reloj pero también le falta frescura

Con esta habilidad, antes siquiera de saltar, comienza Pac-Man World Re-Pac, pero como no podía ser de otro modo contamos con el imprescindible salto, el rebote para acabar con los enemigos de un culatazo, saltando más alto de paso, y la aceleración para subir rampas, activar mecanismos y por supuesto, acabar con los enemigos.

Pac-Man World Re-Pac

La variedad siempre intenta estar presente.

Pasión por el coleccionismo

Pac-Man World Re-Pac se suma a la fiebre de la recolección constante de objetos, ya no solo de Pac-Dots si no también frutas, elementos clave para obtener grandes puntuaciones en el nivel pero sobre todo para abrirte paso por ellos ya que sirven de “llaves” para multitud de puertas cerradas. Muchas de ellas a modo de pequeño backtracking para conseguir todas las letras de la palabra PACMAN (como vimos en la saga Donkey Kong Country) e incluso encontrar el laberinto oculto del nivel, unas pruebas que nos devuelven a la mecánica del Pac-Man más clásico. Además, una vez desbloqueadas podremos jugarlas cuando queramos desde la zona central, algo de agradecer para los fans más acérrimos.

El backtracking se vuelve mecanizado demasiado pronto aunque se agradece para evitar el avance sin control

Este backtracking no ofrece la libertad que nos podemos imaginar y se limita a que tras ver una puerta bloqueada avanzaremos unas pocas plataformas hasta el encontrar el cofre con la fruta necesaria para abrir dicha puerta. Esto hace volver sobre nuestros pasos de una forma excesivamente recurrente mecanizando demasiado el proceso de exploración que por otro lado se agradece para evitar el avance sin control.

Para dar sentido a toda esta amalgama de objetos y obstáculos, encontramos unos niveles relativamente largos, rondando los 15 minutos de duración, haciéndose algo cuesta arriba repetirlos para completarlos al 100%. No tanto por esto, si no por su clara falta de inspiración general. La propuesta de Pac-Man World Re-Pac es muy divertida y funciona como un reloj, pero la excesiva duración de las pantallas y la falta de frescura hace que la experiencia general no aporte lo suficiente como para absorber al jugador como hacen los grandes del género.

Pac-Man World Re-Pac

Los jefes finales ofrecen mecánicas siempre diferentes.

Lo intenta, ofrece algunos jefes finales interesantes y las temáticas de los niveles son lo suficientemente variadas como para disfrutarlo de principio a fin durante las seis horas que tardaremos en completarlo mientras rescatamos a los amigos y familiares de nuestra “pizza” favorita.

Reconstrucción visual

El aspecto visual de Pac-Man World Re-Pac habla por sí solo y demuestra el cuidado que se ha puesto en la renovación de la puesta en escena, retocando diseños de personajes y enemigos para acercarlos más a los últimos productos transmedia del personaje. Aquí sí hemos notado un mayor esfuerzo que en la actualización de Klonoa, con un aspecto muy sólido y sin fisuras aunque quizá todavía por debajo de los estándares actuales.

El modo rendimiento ofrece 60 fps mejorando considerablemente la experiencia de juego

Lo mejor de todo es que sus desarrolladores se han tomado las molestias de incluir en la versión de nuestra híbrida dos modos gráficos: resolución y rendimiento. El modo resolución apuesta por los 1080p a costa de mover el juego a un máximo de 30 fps bastantes inestables siendo mucho más disfrutables los 60fps que ofrece la segunda opción, sobre todo en modo portátil, bajando a los 720p.

Para redondear ese feeling visual se han reconstruido las escenas de corte y alguna que otra melodía adicional (se utilizan las del original en su mayoría), confiriendo el aura de producto cuidado muy bien cerrado que esperamos de pie a ver de vuelta a sus secuelas con el mismo mimo puesto aquí.

 

Pac-Man World Re-Pac

La puesta al día es evidente y muy resultona.

Resumen
Pac-Man World Re-Pac ha resultado ser una bonita puesta al día del juego original. Su desarrollo es muy divertido, sin fisuras e intenta ser variado aunque también es cierto que peca de no destacar en ningún aspecto jugable ni ofrecer muchas sorpresas durante toda la aventura. Los fans de los plataformas se encontrarán con un producto muy bien resuelto.
Bueno
  • Buen trabajo visual.
  • La inclusión de dos modos gráficos.
  • Diseño de niveles bien estudiado que buscan la variedad.
  • Dificultad bien medida con modo fácil para los que lo necesiten.
Mal
  • Falta de frescura general.
  • Backtracking demasiado mecanizado.
  • Rendimiento muy mejorable en modo resolución.
  • Sonoramente pasa bastante desapercibido.
7
Bueno
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.