Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Our World is Ended.

Análisis de Our World is Ended.

La llegada de juegos eminentemente japoneses a las Nintendo Switch occidentales es algo muy de celebrar y más cuando son de un género que parece estar viviendo una segunda juventud como es el de las novelas visuales. Our World is Ended. pertenece precisamente a este grupo y destaca gracias a su cuidadísima estética y a una historia que mezcla tecnología actual como la realidad aumentada, guiños a los juegos JRPG de antaño y perversión, mucha perversión, en clave de humor siempre, eso sí.

Más novel que visual

Our World is Ended. es, en ciertos aspectos, similar al gran Steins;Gate Elite, ya que aquí también se cuenta, gracias a la inclusión de unos carismáticos personajes, una historia de ciencia ficción ambientada en la realidad más actual, aunque, al contrario de lo que pasaba en el juego de Okarin y compañía, aquí nuestras decisiones no serán tan cruciales.

Llama la atención desde el primer momento en este Our World is Ended. que, prácticamente la totalidad del tiempo, estamos viendo el mundo desde los ojos del protagonista, un estudiante y también trabajador a media jornada en una pequeña empresa de videojuegos llamado Reiji Gozen. Esto provoca que en más de una ocasión nos sintamos fuertemente representados por el pobre chaval, bien porque todos hemos sido un poco panolis, o bien porque todos hemos tenido las hormonas algo desbocadas en nuestros años mozos.

No estamos ante un juego machista como llegaréis a leer; si solo te quedas con eso, replantéate tu forma de ver la vida, pero sí que el trío de chicos protagonista está formado por auténticos pervertidos, en especial Sekai Owari, el jefe y programador principal de Judgement 7, la compañía de videojuegos en la que trabajamos. Eso sí, como Iruka No. 2, son unos machitos de boquilla y solo de boquilla, ya que las féminas del grupo no tardarán en darles su merecido, tanto psicológica como físicamente. Y es que este humor tan de Muten Roshi, el anciano maestro de Dragon Ball, se queda en eso, humor, ya que luego, salvo en contadas ocasiones, no hay nada explícito, incluso la mayor parte de las chicas que aparecen van tapadas hasta el cuello o no están sexualizadas en absoluto, salvo Erorie, pero tampoco deja de ser precisamente un tópico de los juegos de rol orientales de no hace mucho. Claro, que si solo nos hemos quedado en la fachada y en las gracietas tontas de 3 jóvenes adultos, tendremos otra opinión al respecto.

Con este elenco, ya os estaréis imaginando que su trama desde luego normal no es, y estáis en lo cierto. Our World is Ended. trata acerca de Judgement 7, y de cómo su director ha creado un programa de realidad aumentada, o AR, capaz, mediante un casco, de transformar la realidad que vemos en algo totalmente diferente. Algo que trataba de ser un juego sufre un glitch o error de programación y acaba por distorsionar y fundir la realidad y el videojuego, pero, ¿por qué a todo el grupo? Si nos quitamos el casco, ¿por qué siguen apareciendo monstruos y NPC como si de un RPG japonés se tratara? Puede que no nos hayamos quitado el casco y se haya creado una capa encima de otra capa a lo Origen de Cristopher Nolan… No lo sabemos, y es algo que no sabremos hasta el final, eso, y muchas sorpresas más que os aguardan en un juego lento y pausado y que tarda mucho en tornarse realmente interesante.

Quizás el mayor problema de Our World is Ended. es precisamente ese, el tiempo que gasta en bromitas de adolescente y en crear una atmósfera que, por otra parte, consigue desde el momento uno gracias a unos diseños de personajes y sobre todo fondos dignos de elogio. Inanimados, eso sí, los fondos son auténticas obras de arte cargadas de detalles en cada rincón. Claro que a ello también contribuye el hecho de que no cambiemos demasiado de localización, un truco muy usado por varias novelas visuales.

Los personajes, como hemos dicho también bien dibujados y carismáticos, pecan en exceso de estáticos, aunque lo peor es ver cómo su fenomenal doblaje al japonés, y subtítulos únicamente en japonés e inglés, no se corresponde con lo que están, supuestamente, haciendo. Con apenas 4 o 5 poses por personaje se “logran” todos sus sentimientos y acciones, insuficiente a todas luces.

Decide, pero sobre todo, lee

Sabíamos que aquí habíamos venido a leer, pero no que lo haríamos tanto. El no tener voces en inglés es lo que tiene, así como el volver infinidad de veces sobre lo mismo (chistes verdes con la posterior reprimenda) o la de horas que tarda en arrancar realmente (algo que, por otra parte, nos hace identificarnos más y comprender al protagonista).

Pero LEER NO ES MALO (bien alto lo digo), lo malo es que a veces no veríamos diferencia si hubiera o no ilustraciones de por medio o si solo leyéramos, cual libro. La interacción en Our World is Ended. está tremendamente limitada y apenas varía las consecuencias finales (que sea un personaje u otro quien haga equis), o las no finales, como que nos digan una respuesta u otra a un comentario por nuestra parte.

Responder puede hacerse de dos maneras dependiendo de si nos vemos acorralados o no: pausadamente o de repente. Si nos han formulado una cuestión peliaguda o avergonzante (muy común), las respuestas desfilarán por la pantalla a buen ritmo y habremos de elegir una de ellas, aunque el silencio también es una opción. Por otra parte, las que acarrean mayores consecuencias, o eso parece, podemos pensarlas y elegir sin límite de tiempo.

Así las cosas, hay momentos en los que el título se vuelve tedioso y no pararemos de aporrear el botón de siguiente, o lo dejaremos en automático.

Que pueda cansarnos al inicio es una lástima, porque, tras sus primeros capítulos, se vuelve más y más interesante. El final puede resultaros abrupto, y lo será, muchas subtramas alcanzando su meta, pero la principal merecerá vuestro empeño.

Si disfrutáis con la ciencia ficción y seguís teniendo sentido del humor, algo cada vez más raro en la sociedad actual, disfrutaréis de Our World is Ended.; claro que también deberéis saber por lo menos inglés.

Resumen
Una historia que parece interesante al inicio pero que se diluye entre tanto chiste fácil. Por suerte, acaba encauzándose y llegando a buen puerto. Un buen dibujo para pocas animaciones de los personajes y una capacidad de alterar el resultado muy escasa conforman una novela visual entretenida y con bastante humor, pero mejorable en líneas generales.
7
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 4 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.