Portada » Análisis » Análisis de Neo: The World Ends With You

Análisis de Neo: The World Ends With You

Square-Enix nos trae Neo: The World Ends With You, la continuación del juego de culto de la veterana Nintendo DS.  Han tenido que pasar 14 años desde la salida de la primera aventura para que podamos disfrutar de una nueva entrega, muy fiel al original pero con tantos cambios que hacen que se sienta totalmente fresco. ¿Se han perdido en el tiempo los recuerdos que nos hacían recordar a The World Ends With You como aquel juego único o perdura en el tiempo reafirmando su calidad?

El nuevo juego de los segadores

La historia de Neo: The World Ends With You comienza cuando Ringo y Fred, dos de los protagonistas del juego, quedan una tarde en la ciudad de Shibuya para ir a comer ramen. Fred le hace una sorpresa a Ringo, estuvo horas haciendo colas para comprarle el nuevo pin de moda, regalo que acepta perplejo.

A partir de ese momento su paseo se torna extraño, con visiones de la ciudad ajenas a lo cotidiano. Sin saber cómo ni por qué, tras estos sucesos acaban en una Shibuya alternativa, participando en el Juego de los Segadores.

La historia mantiene un buen nivel en líneas generales, en nuestra opinión, tanto o más que la primera entrega. Repite conceptos, pero al igual que el resto de este entrega, añade los diferentes cambios y/o novedades como para enganchar al jugador y a hacerle jugar capítulo a capítulo hasta descubrir la verdad de todos los sucesos.

Esto se consigue en mayor parte gracias al elenco de nuevos personajes que protagonizan esta segunda parte. El número de personajes se ha multiplicado para la ocasión. Conoceremos a una variada selección de variopintos personajes, cada uno de los cuales con una personalidad innata, que llegarán a acompañarnos durante una larga temporada en nuestros recuerdos videojueguiles.

Conocerás a tus nuevos mejores amigos

Poco más te vamos a contar de la historia porque es algo que tú tienes que conocer de primera mano, pero si eres uno de esos jugadores que se inicia en la franquicia con esta entrega y te estás preguntando si deberías jugar antes al primer Neo: The World Ends With You, la respuesta es que sí.

No es ya solo que haya partes de la historia que no podrás comprender, sino porque ver la extraordinaria transición de las dos dimensiones a las tres dimensiones es algo que merece la pena experimentar, además porque muchos de los momentos más épicos tienen relación con el primer juego.

Lo primero que nos va a llamar la atención cuando nos pongamos a los mandos de Neo: The World Ends With You es la nueva pero no tan nueva ciudad de Shibuya. Y aunque este paso a las tres dimensiones a nuestros ojos lo veamos todo diferente, la ciudad se siente, tanto en  espíritu como en carisma, idéntica que a las versión en dos dimensiones de la primera entrega, desprendiendo una energía muy poderosa. Se ha hecho un trabajo magnífico en el traspaso de la experiencia a las tres dimensiones en donde se han recreado todas las localizaciones vividas en la primera entrega de manera muy fidedigna. Recorrer las calles de Shibuya ahora es más interesante y ameno que nunca.

Combate con estilo

El juego original lo tenía todo para enamorar a todo aquel que se animara a probarlo: una historia que te mantenía pegado a la consola de principio a fin, personajes para el recuerdo, una estética única sin parangón y un sistema de combates que nos obligaba a probar cosas nuevas y a lanzarnos de cabeza hacia la siguiente pelea.

Neo: The World Ends With You es un RPG con combates en tiempo real a través de comandos. Nuestros protagonistas son chicos normales, como tu y como yo, que tienen que hacer frente a los numerosos enemigos que se manifiestan en forma de Ruido en la ciudad de Shibuya. Para ello, hacen uso de los diferentes pines que consiguen, ya sea ganando combates o comprándolos en tiendas, que les otorgan poderes sobrehumanos.

El combate vuelve a ser una parte importante del juego, pero este ha sufrido cambios drásticos que lo alejan de lo que habíamos visto antes, y aun así consigue no perder su esencia. Se pierden cosas, como el control táctil, algo que echarán en falta muchos y agradecerán otros tantos. En su lugar, se ha sustituido por un control clásico a través de botones y comandos. De esta forma, ahora los ataques tienen asignado un botón, y cada ataque tiene un tiempo de uso y un tiempo de recarga para volver a ser utilizado.

Otro de los cambios que vamos a encontrar es que ahora nuestro equipo está formado por cuatro integrantes en lugar de dos. De la misma que nuestro equipo se ha multiplicado también lo hacen los ataques que usamos en combate, pudiendo lanzar hasta cuatro ataques simultáneos. En Neo: The World Ends With You contamos ahora con más de 300 pines diferentes para probar y encontrar nuestra combinación favorita y letal.

El combate cuanta con un sistema que premia la realización de combos eficaces y que se realicen con ritmo. Así cuando más ágiles sean nuestra combinación de ataques mejores resultados tendremos y conseguimos recargar ataques especiales. Es por eso la importancia de seleccionar una buena combinación de pines con los que derrotar a los enemigos, pudiendo hacerlo incluso en cuestión de segundos.

Estos pines ofrecen mucha variedad de ataques y por tanto la posibilidad de ingeniar tácticas es inmensa. Los hay que nos otorgan ataques cuerpo a cuerpo, ataques a distancia, pudiendo combinarlos con diferentes estados de la materia (como fuego, frío, viento, etc.), ataques psíquicos, explosiones, ataques que enjaulan, que mejoran nuestros parámetros, y así una larga lista.

Es un sistema que siempre nos anima a cambiar y buscar combinaciones mejores, porque según avanzamos van apareciendo nuevos pines. Además, podemos subir de nivel nuestros pines, consiguiendo así que los ataques sean más potentes y espectaculares. Podemos decir que es de los pocos juegos del género que nos empuja a combatir constante sin caer en la monotonía.  Combates que no son aleatorias, todo hay que decirlo.

Evolución respecto a The World Ends With You

Los puzles también han ganado profundidad con esta entrega. Si bien no son nada que un chimpancé bien amaestrado no pueda resolver, sí que son más variados, están mejor pensados e impiden que la aventura caiga en la monotonía, siendo muchas veces una parte esencial de la historia.

Cada uno de nuestros protagonistas tiene un psicopoder único, como adentrarse en la mente de los transeúntes, dejar improntas, ayudar a la gente a recuperar sus recuerdos o realizar saltos en el tiempo. Si bien estas habilidades son circunstanciales y están sujetas a las normas del guión, colaboran a la hora de darle más profundidad y variedad a la jugabilidad.

Las misiones secundarias adquieren mayor protagonismo en esta entrega, pues cumplirlas nos otorga nuevas habilidades y ayudas que nos que nos hacen más amenas las partidas. En su mayor parte consisten en resolver pequeños puzles o pelear, y no pasa nada si nos saltamos alguna, porque usando la habilidad de Ringo para viajar en el tiempo podemos volver a ellas en un futuro para completarlas.

Las tiendas de Shibuya también son una parte esencial de la aventura. Encontramos tiendas repartidas por todas las calles de la ciudad, donde gastar todo el dinero que ganemos en los combates. Estas tiendas son de dos tipos: tiendas de ropas (donde se pueden comprar también pines para la colecciónes) y restaurantes.

En una ciudad como Shibuya ir a la última es un asunto de suma importancia, por lo que debemos aprender a combinar las diferentes prendas y de diferentes marcas, además de encontrar los platos favoritos de cada uno de nuestros personajes para alcanzar los mejores parámetros.

Shibuya está a la última

Neo: The World Ends With You no es un portento gráfico ni usa una gran carga de polígonos, optando por un arte minimalista. Queda compensado con una estética única, con personalidad, con un sello propio que será difícil de confundir. Las calles de Shibuya están llenas de vida y de color, como ya pasaba con la primera entrega, pero ahora convertida a las 3D de una manera magistral. La ambientación es exquisita, obviando los tópicos medievales y/o futuristas del género, llevándonos a una Shibuya moderna, actual y real.

Los combates hacen gala de la espectacularidad y aparición de efectos por doquier. Hasta una decena de personajes, entre aliados y enemigos, aparecen en movimiento al mismo tiempo en cada combate. La acción puede llegar a ser tan trepidante que llegaremos a perder la vista de lo que está pasando entre explosiones y psicopoderes.

Si bien, acusamos frecuentes relantizaciones (son comunes, sí, pero no llegan a arruinar la experiencia ni nos sacan de la partida, en absoluto) en los momentos de mayor algidez de los combates. Otra pega son los tiempos de carga, que aunque no duren más de tres segundos son frecuentes, numerosos, pues aparecen entre combates y tras formar una cadena de 10 de ellos pueden cortar un poco el rollo. Esto, junto a una gama de enemigos que se siente limitada al compararse con lo mucho que ha crecido esta secuela en su conjunto, son las principales pegas que encontramos en el juego. De cualquier modo, el juego luce genial en el modo portátil y no se reciente de ningún modo.

En lo musical, más de 50 temas musicales pertenecientes a los géneros del pop, hip-hop y rock japonés componen la banda sonora de Neo: The World Ends With You en donde se mantienen el estilo, a juego con la estética visual, y calidad, pero en esta ocasión en una mayor cantidad.

Esta segunda parte es mucho más grande, con mayor contenido, variada, accesible, inteligente, mejor. Neo: The World Ends With You es todo lo que los amantes del primer juego pudieron desear. Square Enix ha hecho todo lo posible por traer de vuelta a The World Ends With You de la mejor forma posible. Esperemos que encuentre su lugar en el mercado y podamos disfrutar de nuevas aventuras en Shibuya o donde sea en un futuro.

9
Genial

¿Te ha gustado?

1 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x