Portada » Análisis » The World Ends With You -Final Remix-

The World Ends With You -Final Remix-

Hace ya 11 años que apareció The World Ends With You para Nintendo DS en Japón. Ahora volvemos a entrar en el juego de los segadores y acompañamos a Neku para revivir esta gran historia; con un sistema basado en el original, pero con una serie de novedades que harán que lo disfrutemos al máximo. Todo ello adaptado a la exigencia gráfica actual y con un cambio muy significativo: ¡completamente en castellano! Por si fuera poco, en la versión remix contamos un capítulo extra para que la historia no nos sepa a poco. Tras las impresiones de la semana pasada, os traemos el análisis por si todavía no os habéis decidido por él.

¿Aún con preguntas?

Para quién no sepa de qué va la historia, Neku se ha despertado sólo y perdido en medio de un cruce abarrotado, pero menuda es su sopresa al descubrir que puede leer la mente de la multitud. Lleno de dudas debe huir ya que de pronto le atacan unos monstruos con los que no puede combatir. De pronto, encuenta a Shiki, con quien forja un pacto para poder utilizar sus nuevos poderes y vencer a esas bestias llamadas Ruido. Así empieza el juego de los segadores, donde los jugadores, por parejas, deben superar las misiones durante siete días para poder ganar y no ser suprimidos. Una aventura que se complicará más y con la que se da pie a un argumento que engancha, lleno de puzles y pruebas que hacen que exprimamos el juego al máximo.

The World Ends With You -Final Remix- recupera el sistema de combate de la entrega de DS, utilizando los gestos de la pantalla táctil para poder combatir. Uno de los aspectos que más recordaremos del original era el uso de las dos pantallas al mismo tiempo para los combates. Si bien esto era algo original que nos hacía estar con los cinco sentidos en el juego, la nueva versión no deja nada que desear. Ahora sólo jugamos con una única pantalla y los mismos gestos nos permiten llamar al compañero.

Y no sólo esto

Esperad, que aún hay más, porque si queremos, podemos jugar con algún amigo y utilizar el modo cooperativo. Con esta novedad podemos manejar al compañero de Neku. Sin embargo, nos preguntaremos cómo. Pues la respuesta viene acompañada de otra novedad; en la nueva versión también podemos combatir utilizando los mandos. Lo mejor de todo es que con un única consola basta, ya que sólo es necesario un joy-con por jugador.

Así es, podemos utilizar el mando para realizar los gestos de combate. Esto nos permite plantearnos el juego desde otra perspectiva, adaptándose a gusto del jugador. Por un lado, tenemos la pantalla táctil, para jugar cuando usemos el modo portátil. Con esta opción, la palabra comodidad se queda corta, puesto que la jugabilidad que da es fantástica y podemos realizar muchas combinaciones para machacar al rival sin sufrir ni un rasguño.

Por otro lado, tenemos la posibilidad de jugar con el joy-con si utilizamos en el televisor. Esto es un reto para los que quieran un desafío. Al usar el mando, ganamos en movilidad en el combate, cosa que tampoco es muy diferente respecto al modo táctil en lo que a dificultad se refiere, pero el manejo de los gestos de combate es más delicado y requiere un entrenamiento para que no nos supriman, pero no hay nada que temer, la práctica hace al maestro.

En ningún momento se echa en falta un mando pro ni nada por el estilo. Cada uno puede elegir el sistema de juego que más se le adapte y seguro que no quedará defraudado por ello. Cada pin es único y los podemos desarrollar para hacerlos más poderosos. Asimismo, conseguirlos no es un trabajo difícil, pues tanto los enemigos dejan una cantidad abundante, así como los podemos tener por un precio asequible o un buen trueque.

Hay que tener en cuenta que algunos pines no funcionan bien con otro al tener gestos parecido de activación. La gracia de de todo esto es saber cuál es la combinación buena para poder hacer uso de todo y acabar con el rival. Siempre podemos recurrir a la posibilidad de tener algún pin en posición «sub», es decir, sólo estará disponible si accedemos a este submenú.

Los buenos viejos tiempos

La mecánica de antaño es la misma; hay mucho Ruido en la ciudad de Shibuya y tienes que eliminarlo. Hay enemigos de todo tipo, pero eso sí, ninguno te molesta si no quieres. Ya en su época era igual y ahora lo sigue siendo, los combates aleatorios son una cosa que cansa.

En TWEWY no hay combates aleatorios, aunque con la de ataques que tenemos, dan ganas de pelear más y más, aprovechando la posibilidad de encadenar combates. Eso sí, algún combate tendremos que hacer, que no todo va a ser coser y cantar.

El Ruido se presenta en todas la formas y colores, desde pequeñas ranas, a enormes mamuts, con una clara inspiración en la naturaleza. Si queremos pelear, sólo tenemos que activar el modo de escaneo de pensamiento y tocar los símbolos de Ruido. Con los combates nos hacemos más fuertes y subimos de nivel, no obstante, el nivel es algo que elegimos nosotros; podemos mantenernos en nivel uno y ser más vulnerables, pero esto conlleva que la tasa de premio en combate crezca, y viceversa.

Hay que recordar otros aspectos que no han cambiado del juego original; que por suerte, son buenos. Volvemos al sistema de combate con pines, lo cual se echaba mucho de menos. Neku cuenta con una serie de pines que le permiten utilizar numerosos poderes.

Una cantidad incontable de habilidades. En The World Ends With You -Final Remix- hay combinaciones de combate para rato. Nuestro protagonista cuenta con la colección de ataques completa, de todo tipo y color.

Para activar los psicopoderes de Neku sólo hay que hacer el gesto adecuado para ello. Hay todo tipo de comandos. Entre los primeros pines que tenemos en el inventario hay una senda de llamas que se manifiesta si deslizamos el dedo o el puntero del mando por la pantalla. También podemos disparar balas de energía tocando en un punto vacío o lanzar los objetos del escenario de combate contra los enemigos.

Esto son sólo algunos ejemplos, pues conforme avanzamos, vamos encontrando nuevos pines con nuevos gestos que podemos combinar hasta diseñar nuestro sistema perfecto y, si nos aburrimos, podemos buscar otro, que por opciones no será.

Como hemos dicho, ya no hay dobles pantallas y sólo tenemos que tener los ojos fijos en una. Ahora nuestro compañero actuará como un pin más y lo llamamos utilizando el gesto apropiado. Al pelear juntos, realizamos combos que hacen que suba el nivel de sincronización entre ambos hasta alcanzar el máximo y desatar un potente ataque especial que daña a todos los enemigos y restablece un poco nuestra barra de salud. Además, al derrotar a ciertos enemigos o al buscar en algunas tiendas obtenemos objetos que potencian nuestras estadísticas y las de nuestro compañero, así como también obtenemos más espacio para pines en combate.

Siguiendo las modas

Todos sabemos que hay que seguir las tendencia e ir a la moda. En The World Ends With You -Final Remix- esto no va a ser menos. Es fundamental estar atentos a las marcas dominantes de cada zona, pues esto hace que nuestros ataques sean más dañinos o, por el contrario, más débiles. Nosotros mismo podemos hacer que las tendencias cambien si usamos pines o prendas de alguna marca en particular. Aquí entra en juego el equipo que usamos, ya que, del mismo modo que hay muchos pines, también hay mucha ropa y complementos que comprar.

En la ciudad encontramos tiendas de ropa donde los vendedores pueden ser más o menos simpáticos, en función del dinero que nos gastemos, como en la vida real. Tener buena relación con ellos es importante, porque el equipo tiene asociado habilidades especiales que sólo se desbloquean si tenemos amistad con los comerciantes y estos nos dicen qué hacer con él. Junto a las tiendas de ropa, hay cadenas de alimentación; al comer, aumentan nuestras estasdísticas. Así que recordad que un jugador alimentado, es un jugador feliz y fuerte. Tenemos un límite alimenticio, cuidado, y sólo podemos comer una serie de bocadas al día.

La gran conclusión tras jugar a The World Ends With You -Final Remix es que es juego que merece la pena, porque es un reedición en la que, verdaderamente, se ha buscado innovar y se ha logrado muy bien; punto positivo para nuestos amigos de Square Enix. Se trata de un título que en su momento y sin la traducción al castellano, logró buena acogida y ahora podemos disfrutarlo en nuestro idioma y con unos gráficos mejorados.

Además, es de agradecer que se haya conservado lo bueno de un sistema de combate lleno de variedad y que realmente nos invita a jugar durante horas buscando nuevas combinaciones y estrategias, tratando de salir de una versión un poco más caótica con la doble pantalla. Puede que el mundo acabe con nosotros, pero con este juego empieza el tiempo de la diversión con un estilo de lo más «molón».

Nota Revogamers

A vivir de nuevo la emoción de este juego, colegas. El retorno de un gran título lleno de estilo, diversión, peleas callejeras y tendencias.

9

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Pep H. Conca hace 1 mes.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.