Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Super Smash Bros. Ultimate

Análisis de Super Smash Bros. Ultimate

Ya está aquí. El que para muchos jugadores lleva siendo desde su anuncio el título más esperado. Sí, hablamos de Super Smash Bros. Ultimate, un cartucho que cabe en un puño cerrado y que guarda en su interior el mayor crossover de la historia. Hace unas semanas os hablábamos de nuestras sensaciones iniciales, pero ahora es el momento de la verdad. ¿Está a la altura de las expectativas? Vamos a verlo.

¿Están todos aquí?

Este análisis va a empezar con lo que no encontrarás en Super Smash Bros. Ultimate. Sabemos que vuelven todos los luchadores y la gran mayoría de escenarios y objetos, pero por el camino se ha caído alguna cosa. No sólo los trofeos sino también en lo referente a modos de juego. Los modos All-Star, Dianas y Home Run han desaparecido (de momento al menos), y también otros modos que se incorporaron en la versión de Wii U y Nintendo 3DS. No es algo necesariamente malo (pues el All-Star con tanto personaje acabaría siendo demasiado repetitivo), pero los otros dos modos mencionados servían para salir un poco de la mecánica de lucha y a más de uno no les gustará su pérdida.

Pero bueno, eso es lo que no vuelve, pero todo lo demás sí está aquí. Todos los personajes que han aparecido en alguna entrega de la serie han regresado a ésta, además de incorporar a K. Rool, Inkling, Ridley, Simon, Canela, Incineroar y versiones echo de otros personajes ya presentes. Todas las nuevas incorporaciones se sienten únicas y especiales, con movimientos muy característicos – aunque obviamente también con algunos que nos recuerdan a los de otros personajes. El caso más claro es Canela, que parte de Aldeando en muchos de sus movimientos, pero que difiere bastante para ser así una luchadora nueva y no una echo.

Los combatientes echo también muestran diferencias, y algunos están más trabajados que otros. Mientras que unos cambian animaciones, aspecto físico y algún pequeño detalle más, otros cambian varios ataques, ya sea por cambiar un elemento asociado como Chrom, o que directamente cambien la forma de atacar en muchos de sus movimientos como Ken. Los echo son un buen añadido para hacer más extenso el plantel con incorporaciones pedidas por los fans, pero no todos tienen el mismo trato.

Super Smash Bros. Ultimate bola falsa

Repite conmigo: no es un port

Todos los personajes que vuelven también han sido rediseñados, no sólo en su diseño estético, sino en sus movimientos e incluso algunas animaciones. Algunos ejemplos que se ven a simple vista son Ganondorf y Luigi, que ahora incorporan un objeto extra para ciertos ataques. Pero no son los únicos, y es que cuando revisitas a cada luchador te das cuenta de que no han querido cortar y pegar, y todos han experimentado algún retoque, aunque sea mínimo – en el tiempo de algún ataque, su velocidad o similares. Esto ha sido un nuevo “balanceo” en estado puro, y una muestra del trabajo bien hecho, que huye mucho de la idea que varias personas tenían de que esto sería un port de la versión de Wii U con cambios.

Los combates ahora buscan, todavía más, un equilibrio para todo tipo de jugadores, además de permitir crear varios tipos de reglas y guardarlas para que así tengamos la configuración ya a golpe de botón según la manera en la que queramos jugar, sin necesidad de cambiar cada vez. Aquellos que juegan por diversión con objetos tienen los nuevos escenarios cambiantes para que el lugar de juego cobre más importancia todavía; pero también nuevos objetos y la barra Smash, que permite ir cargando el Smash Final sin necesidad de coger la bola para realizar una versión algo más débil del citado movimiento.

Pero los jugadores más experimentados van a tener en cuenta ahora también otras modificaciones más allá de la creación de una versión “campo de batalla” para cada escenario. El más llamativo es el escudo perfecto, que va a volverse crucial en los combates. Pulsar y soltar el botón en el momento adecuado nos garantiza una esquiva bastante potente y deja al rival ejecutando el movimiento contra el aire, por lo que podemos contraatacar de una manera muy eficaz. Otro cambio está en las esquivas aéreas, que ahora son mucho más limitadas, tanto en veces de uso como en posibilidad para usarlas junto a combos, ya que el tiempo de recuperación ahora ha subido mucho (puede que incluso nos caigamos haciendo una), así que toca ahora medir su uso a conciencia. Por último “la rage”, que se traduce en una función por la que un jugador que lleva mucho tiempo aguantando sin ser lanzado tendrá elevada su potencia (se marca con un humo negro debajo del icono del personaje). Puede que a los más expertos esto les parezca injusto, pero el rango subido no es tan determinante y ahora obliga a ir con pies de plomo al plantear nuestras estrategias.

Castillo de Drácula Super Smash Bros. Ultimate

Un momento, ¿qué es Smash?

Nintendo Switch ha llegado a muchos jugadores, y puede que alguno de ellos nunca haya tocado la franquicia. Si eres uno de ellos, lee con atención este apartado. Super Smash Bros. Ultimate es un juego de lucha que puede enfrentar de dos a ocho jugadores todos contra todos (o por equipos) en escenarios muy variados que pueden ser planos, con tres plataformas añadidas o bien ser algo muy distinto y que incluyen características del juego en el que se basan, como monstruos que te golpean en el escenario de Castlevania o un mapa que se mueve solo en algunos escenarios de Mario. Hay que tener en cuenta todos los peligros del escenario, así como objetos que aparecen al azar para derrotar a los enemigos. La clave principal es que se elimina a los adversarios lanzándolos por los aires de forma que no les sea posible volver a las plataformas, algo que es mucho más sencillo de realizar si el personaje al que golpeamos tiene un % bastante alto (el cual sube cuando recibe daño); pero también podemos jugar de una forma más similar a otros juegos de lucha, con vida que desciende hasta cero.

Toda la concepción de Super Smash Bros. tiene en mente que puedan jugar grandes y pequeños, aquellos que quieren echar un rato tranquilo y muy al estilo de Mario Kart pero con batallas; pero también piensa en aquellos que buscan competición y un sistema muy sólido de combate. Por ello muchas opciones pueden activarse o no, para que así todos encuentren su forma de jugar ideal. Cada vez que se combate hay que elegir escenario – salvo que se escoja al azar – y luego personaje (no se mantiene por defecto la elección previa como en anteriores entregas). Y si el modo de lucha tradicional (ya sea con CPU o humanos) nos sabe a poco, hay variantes para crear situaciones únicas.

El modo Smash Especial permite que puedan luchar personajes con modificaciones permanentes en tamaño, forma o velocidad, pero también incluye una sucesión de batallas al mejor del número que indiquemos, en la que cada vez que se coge a un personaje, éste no puede volver a ser utilizado, obligándonos a manejar a varios. También hay torneos incluidos en el propio juego y un modo para luchar por equipos de tres o cinco en varias rondas. En todos los modos al combatir tendremos acceso a las estadísticas de la batalla, para que quede claro lo bien que lo hemos hecho, a quién hemos eliminado y, sobre todo, que valoremos si estamos jugando como nos gustaría o si nos vemos puntos débiles.

Tropa Smash Super Smash Bros. Ultimate

La mejor banda sonora lleva un juego de lucha de regalo

Si se puede decir sin ningún problema que Super Smash Bros. Ultimate es el mayor crossover de la historia es por algo. No es sólo por todos los luchadores que reúne, sino por todas las franquicias que tienen representación en forma de personaje de apoyo y toda la música que incluye. Todos los personajes tienen la música de sus juegos – algunos de los temas siendo versiones remezcla, algunas ya utilizadas en el pasado y otras completamente nuevas. Es una gozada contar con toda esta fonoteca mientras luchamos, por lo que es de agradecer que no sólo podamos escoger la frecuencia con la que queremos que aparezcan en cada escenario, sino que podamos escucharlas en el menú de la consola. Un placer para los oidos, ya sea con cascos o no.

El juego también cuenta con una galería de secuencias, una tienda para comprar canciones y objetos, una serie de Desafíos a completar (como logros internos) y un almacén para las repeticiones de los combates que hayamos guardado. Además, si el español no nos gusta como idioma para el juego, podemos ponerlo en japonés, inglés o cuaquier otro de los disponibes. Sería ideal que voces y texto fueran por separado, pero al menos tenemos una opción para los fans de otras lenguas y del “announcer” clásico.

Todo Super Smash Bros. Ultimate se puede jugar en la misma consola con un Joy-Con, el dúo de ambos, el Pro Controller y el mando de GameCube, la opción favorita para los que vienen dándole caña desde Melee. El juego va como la seda en todos los modos, ya sea en TV o portátil, y aunque tiene alguna que otra carga un poco más larga antes de algunos combates, una vez en faena todo va fluido y sin ningún problema. Y si queremos sacar la consola fuera (o para jugar en más de una pantalla), hay también un modo en el que varias Nintendo Switch pueden conectarse. Y, como no podía ser de otra manera, también hay un modo online para combatir con todo el mundo, adaptado también para el tipo de jugador que seamos. Todavía no está disponible para ser jugado así, pero en unas horas se demostrará la calidad de sus combates en línea.

Exeggutor Super Smash Bros. Ultimate

aMiibo y el camino del ninja

El juego incluye soporte para amiibo, para crear un compañero de lucha con el personaje del que tengamos la figura. Éste aprende de luchar contra nosotros u otros, de forma que si lo hacemos bien, tendremos algo mejor que una CPU de nivel 9 para combatir nuestro estilo y obligarnos a mejorarnos. Y si tenemos amigos con figuras, una batalla entre ellas puede resultar una forma entretenida de presenciar combates entre nuestras “creaciones”.

Pero también podemos crear luchadores Mii con tres estilos de combate distintos, y elegir su apariencia y también algunos de sus movimientos. Si te duele no ver a Hans de Golden Sun en el plantel, crea un mii y vístelo como él. Los mii no están en todos los modos, pero para Smash están todos disponibles, y podemos tener guardados varios de ellos.

Para aquellos que quieran empezar o pulir su técnica, el modo Entrenamiento es muy útil para combatir y ver la cantidad de daño que hace cada ataque, su velocidad, la trayectoria de lanzamiento, cómo luchar si el rival salta, si huye, … en definitiva, hacer “mateSMASHticas” y tenerlo todo bien medido.

Shovel Knight Super Smash Bros. Ultimate

Modos, los justos pero con mimo

Ya hemos dicho que algunos modos han desaparecido, pero los que hay son de calidad. Tenemos el modo Asalto para combatir contra oleadas de enemigos de distintas características, pero el que nos llama más la atención dentro del apartado “Cajón de sastre” es el Smash Arcade. Cada personaje tiene que recorrer una serie de batallas temáticas, realizar un pequeño minijuego y luchar contra un jefe final que puede ser un luchador concreto, Master Hand, Crazy Hand o algún que otro jefe especial, como Marx de Kirby.

Cada ruta de personaje está pensada para él. Por ejemplo, Ryu tiene combates en escenarios planos por vidas combatiendo contra guerreros que pueden darse un aire con el elenco de Street Fighter II. King K. Rool lucha contra los enemigos más pesados, Jigglypuff contra el elenco de Smash 64, … y así, cada uno sigue una secuencia trabajada a conciencia, aunque no todas de igual manera, y en algunas se nota que no están al mismo nivel que otras. El modo arcade puede ser completado en solitario o por parejas, y hay una medalla a obtener si lo hacemos con cada personaje. ¿Su dificultad? Es variable. Podemos elegir un número desde 0 hasta 5,0 (sí, hay decimales) y desde ahí, según lo vayamos haciendo, subiremos más o menos la dificultad, pudiendo llegar a 9,9 (lo más difícil) para enfrentarnos al jefe final. Perder un combate nos obliga a tener goldones (dinero) o vales para continuar, por lo que también hay que andar con ojo y no ir por encima de nuesta capacidad (aunque a mayor dificultad, mayor la recompensa).

Al final del modo arcade nos esperan los créditos. Si no nos gustan los podemos saltar, pero en caso contrario tenemos un minijuego al estilo de naves para disparar a todos los nombres, y obtener algún que otro premio. Pero no sólo eso, sino que nos puede esperar un personaje para ser desbloqueado. Comenzamos el juego con ocho personajes, y el resto los sacaremos de esta forma, pero también pueden ser obtenidos con muchos combates Smash o en el modo Aventura.

Ditto Super Smash Bros Ultimate

Hay un espíritu en mí

La novedad principal de Ultimate está en los espíritus. En Smash 4 teníamos potenciadores de atributos, pero aquí esto va a otro nivel con los citados elementos. Cada espíritu es un personaje de una franquicia de videojuegos, que incluyen no sólo las de los luchadores, sino también otras como Ouendan o Shantae. Existen espíritus primarios con un triángulo de habilidades (es decir, que cada una puede a otra): Agarre, Escudo y Ataque; pero también hay algunos sin tipo. Cada uno de esos espíritus puede subir de nivel combatiendo, o bien si le damos de “comer” aperitivos que conseguimos de premio en distintos lados, llegando algunos a evolucionar, como Waddle Dee que se convierte en su versión con pañuelo. Además de estos “principales” hay otros de apoyo que se pueden (o no) acoplar a los primarios y darnos ventajas como un salto extra o inmunidad a un elemento.

Los espíritus pueden ser guardados en sets (si tenemos combinaciones favoritas), pero también podemos darle a que nos sugieran una combinación favorable, ya que normalmente los espíritus los usamos en combates contra otros personajes CPU que llevan equipados los suyos, pero también podemos jugar multijugador con espíritus, y aumentar las posibilidades de los combates. Los espíritus se consiguen o bien peleando contra ellos y liberándolos en el tablero, o bien en el modo Aventura.

El modo Aventura es el principal foco de los espíritus. Nos espera alguna secuencia de vídeo, pero no es lo principal aquí. La historia está en segundo plano, y el escenario es lo principal. Un modo que comienza Kirby solo y que poco a poco irá sumando luchadores a su causa para que los podamos elegir. Nos espera un mapa extenso con varios caminos posibles, similar a si recorriésemos Hyrule. Hay libertad para elegir caminos, y para avanzar no hay que ir por todos, pero la exploración se premia. Algunos lugares requieren ciertos espíritus para avanzar, como Lapras para ir por el agua, y otros requieren que completemos una zona especial primero. Así, al final nos espera un jefe particular, y puede que alguna que otra sorpresa.

¿Y qué se hace en Aventura? Combatir, combatir y combatir contra “espíritus”. Esto se hace de la siguiente forma: por ejemplo, si combatimos contra Zelda (Breath of the Wild) la lucha será contra Donkey Kong, Falco, Inkling y Samus Zero simulando ser los cuatro elegidos, además de haber condiciones de escenario y ambientales únicas (por eso hay espíritus que vienen mejor que otros para cada combate). En este sentido, hay auténticas genialidades en las posibilidades de combates que se nos ofrecen, y que hacen que casi sintamos a veces que luchamos contra el espíritu y no el luchador, aunque otras veces por limitación la batalla se siente más “pegote”. Hay tres niveles de dificultad, y algunos combates (incluso en normal) pueden hacernos sudar o tener que reintentarlos varias veces.

Super Smash Bros. Ultimate es la culminación de la historia de los videojuegos. Un título de lucha brillante en lo jugable, pero que también es una enciclopedia y un homenaje a grandes franquicias del mundillo. Hablar de Super Smash Bros. no es hablar de un juego de lucha, es hablar de algo más. Decir Super Smash Bros. Ultimate es nostalgia, coleccionismo, infancia y recuerdos en un solo nombre – todo ello sin renunciar al ser atractivo para nuevos jugadores. Además, no va a parar de crecer gracias a los DLC, y va a tener revisiones y actualizaciones para asegurar equilibrio y calidad durante años.

Resumen
El sueño de todo jugador comprimido en un cartucho más pequeño que una mano. Una cantidad ingente de contenido de calidad que hará las delicias de todos los aficionados y un sistema de lucha que sigue siendo igual de sólido que siempre.
10
Perfecto
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 3 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Javier Aranda hace 3 días, 9 horas.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Publicaciones
  • #32444

    Ivory
    Participante

    Dios, no puedo esperar mas.

    #32448

    Ivory
    Participante

    No se como editar con la nueva web xD

    Es que tengo una duda sobre el Smash. Yo pague ya por el juego cuando lo anunciaron en la ultima direct, pero ahora hay un “pack” en donde se incluyen los 5 personajes. El problema es que al intentar comprarlo tambien, no me hace descuento por tener el juego ya comprado ( y descargado, que lo jugare hoy *o*) y me hace pagar los 95€. E¿sta el pack de personajes en algun apartado solo, la he liado o se corrige al hacer la compra?

    #32497

    Javier Aranda
    Participante

    No se como editar con la nueva web xD

    Es que tengo una duda sobre el Smash. Yo pague ya por el juego cuando lo anunciaron en la ultima direct, pero ahora hay un “pack” en donde se incluyen los 5 personajes. El problema es que al intentar comprarlo tambien, no me hace descuento por tener el juego ya comprado ( y descargado, que lo jugare hoy *o*) y me hace pagar los 95€. E¿sta el pack de personajes en algun apartado solo, la he liado o se corrige al hacer la compra?

    No la has liado, pero por separado el Fighter Pass estará disponible tras la salida del juego. Supongo que en unas horas estará disponible por separado. Así que no te preocupes 🙂

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.