Seguir
Portada » Análisis » Análisis de World of Final Fantasy Maxima

Análisis de World of Final Fantasy Maxima

A todos nos llenó de alegría hace unos meses ver como en una Direct se anunciaban para Nintendo Switch de golpe una buena tanda de títulos de Final Fantasy que nunca habían llegado a consolas Nintendo. La gran mayoría se van a 2019, pero uno de ellos ya está aquí, y ese es World of Final Fantasy Maxima, la versión Deluxe de un juego que ya apareció hace un par de años en otras plataformas.

Bienvenidos a World of Final Fantasy

En este juego vamos a encarnar a Reynn y Lann, dos hermanos que de repente se encuentran ante Enna Kros, una diosa que les llama para salvar el mundo ya que ellos son héroes que han perdido la memoria. En general la historia es algo típica, muy lenta al inicio (podemos saltarnos escenas si queremos) y es más algo anecdótico para darnos un propósito, pero nos permitirá seguir un hilo y explorar el maravilloso mundo de Final Fantasy.

Nuestros héroes van a tener combates por turnos a la vieja usanza, pero como nosotros queramos. Uno de los grandes aciertos en este juego es la cantidad de opciones que podemos editar, dándonos la opción de tener un menú de combate “simplificado” u otro al estilo de los juegos clásicos de la franquicia. Lo mismo ocurre con el combate, ya que se sigue un estilo Active Time Battle en el que vemos sobre una barra cómo avanza nuestro monigote y el del enemigo para saber el momento en el que se decidirá la acción. Podemos hacer que al llegar nuestro momento la acción se pause completamente o, si somos más duchos y atrevidos, hacer que la barra siga avanzando mientras elegimos nuestra acción.

También tenemos opciones para el idioma de las voces (con la opción de jugar en japonés o inglés) y otros aspectos que permiten que configuremos la partida a nuestro gusto y nivel de jugador. Podemos cambiar incluso si queremos usar la A y la B para confirmar y cancelar o viceversa. En este sentido, la diversidad de configuración ofrecida es todo un acierto. Y para ponerle un broche de oro, la localización: el trabajo de llevar este juego al castellano es sublime, utilizando diminutivos, juegos de palabras, expresiones típicas y otros diálogos haciendo que se sientan naturales y propios del juego como si fuese su lengua materna, además de encima sacarnos una sonrisa en más de una ocasión.

Pok… Mirage, te elijo a ti

En el juego tenemos varios tipos de lugares a visitar. Por un lado hay lugares pacíficos como nuestra base u otros poblados, en los que podremos hablar con la gente, comprar y gestionar como serán nuestras salidas. Por el otro tenemos escenarios abiertos y mazmorras, que son espacios en lo que tendremos que avanzar hasta un punto, encontrando secretos y cofres por el camino y, sobre todo, combates.

La característica especial de World of Final Fantasy es que además de nuestros dos personajes, podemos utilizar a Mirage en el combate. Estos seres son enemigos que hemos derrotado y capturado previamente (si tenemos el prisma correspondiente) y que podemos poner en nuestro equipo asociados a uno de los dos personajes principales. Cada personaje puede tener asociado hasta dos a la vez siempre y cuando sean del tamaño adecuado. Pero la principal gracia está en que nuestros protagonistas pueden cambiar entre una forma “humanoide” llamada koloso y otra pequeña y cabezona llamada pezqueco, y según la forma podemos asignarnos unos Mirage u otros, pudiendo incluso usar a alguno de montura si somos pequeños. Esta unión se llama torre y, si nos interesa cambiarla, podemos desmantelarla y montar otra.

Los Mirage nos ofrecen un montón de posibilidades, como realizar acciones extra fuera de batalla, pero también habilidades “mágicas” en el combate. Cada uno de ellos tiene la posibilidad de evolucionar y, no solo eso, sino que tiene su propio árbol de habilidades representado en un panel parecido al de Final Fantasy X. En ese sentido, cada jugador va a poder encontrar su estilo probando entre decenas de combinaciones posibles de Mirage. Y además de los monstruos a capturar, también nos esperan otros especiales que podremos invocar e incluso varios héroes legendarios (en versión pezqueco) provenientes de los juegos principales de la saga que pueden ser llamados en combate para realizar un potente movimiento o para que combatan ellos (en cuyo caso se anula poder realizar otra invocación o usar habilidades de Mirage).

De kolosos y pezquecos va la cosa

Los combates siguen las reglas clásicas de siempre, con opciones para atacar, defenderse, huir, usar habilidades y otros, pero que gracias a las torres y los Mirage nos ofrecen mucha variedad. Tenemos una barra de vida y la de habilidad, y nos espera experiencia para los contendientes al final de cada combate. Tanto nuestra torre como la de enemigo, si la hace, puede ser desmantelada por elección propia o un ataque del rival, por lo que en ese momento perderemos potencia pero tendremos a cada uno de sus componentes para que actúe por separado (y si nos interesa, podemos volver a montar la torre).

En todo momento podemos tener preparada la torre para cada personaje en cada tamaño, y modificarla siempre que queramos con los doce Mirage que llevemos encima. Si tenemos más, tocará gastarse un objeto para llamar al ser que nos guarda el resto, o bien ir a nuestra base y cambiar allí los que nos interesen. Si bien hay algunos que se hacen mucho más intresantes que otros para tener, el juego nos da bastante libertad para que nuestros favoritos puedan formar un buen equipo.

Como en cualquier juego de la saga, existen elementos, y cada uno de los Mirage tiene una fortaleza y una debilidad, por lo que tendremos que tenerlas en cuenta cuando luchamos contra otros. Lo sorprendente es que cada vez hay más elementos y opciones para el combate, y el juego las va introduciendo de forma progresiva para que no nos saturemos de golpe y vayamos conociéndolas mejor. Todo lo que le falta de historia lo tiene en opciones, posibilidades y detalles, que son muchísimos la verdad.

La lindura de TOSE

Tenemos un montón de contenido además de los combates y la exploración. Misiones secundarias, jefes y zonas secretas, minijuegos como el de pesca y una completa encicopedia de héroes y Mirage. Nos esperan más de 30 horas de historia principal, pero sabemos que todo no acaba ahí gracias a los extras que podemos realizar.

World of Final Fantasy sabe mezclar muy bien todo lo que la saga ofrece, darle su propio carisma y tenernos enganchados mientras nos divertimos sin darnos cuenta de que la hora pasa. Sus primeros compases se nos hacen pesados y la historia, al ser muy simple, puede ser presincidible para muchos (aunque podemos saltarnos las secuencias como ya dijimos). Pero una vez arranca es un no parar, y te da muchas posibilidades gracias a los Mirage, buenos combates y un montón de adorables personajes.

A nivel visual no es un referente técnico o realista como los juegos de la saga principal en los últimos años, sino que tira por un estilo más similar al de Kingdom Hearts. Todo es muy colorido, bonito y, pese a que no hay chiribitas ni hojas cayendo de los árboles, el juego se ve precioso, con personajes adorables y llenos de detalle. Se nota que los creadores de Starfy han puesto todo su saber hacer en este juego. Y por último, si hablamos de la música, gracias a adaptaciones y versiones de composiciones de otros juegos de la saga, más otros temas nuevos creados con acierto, estamos ante una compilación musical bastante buena.

World of Final Fantasy Maxima es un juego que sorprende para bien. Es un digno juego de llevar la marca en su nombre y desarrollo. Algo infantil y fácil al inicio, ofrece contenido, estrategias y variedad para que estemos más que saitsfechos. No solo eso, sino que puede ser una buena bienvenida a la saga a gente poco acostumbrada gracias a sus menús simplificados. Pero lo más sorprendente es que este títuo sea solo digital y no se le haya dado tanto bombo como a otros de la saga (incluso Final Fantasy XV Pocket HD tuvo más atención), porque se lo merece.

Resumen
Un RPG para todos, con personajes cabezones adorables y toda la magia de Final Fantasy. Algo lento al inicio y un poco fácil, pero es una experiencia muy buena para entrar en la saga, o incluso para que los veteranos vean otro enfoque de la misma.
9
Genial
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 3 respuestas, tiene 3 mensajes y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 semana, 3 días.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Publicaciones
  • #31940

    Arturo Albero
    Participante

    Por desgracia, no soporto el estilo pinipón (o figura pop).

    #31955

    Alberto Comeche
    Participante

    Una preguntiilla, ¿En cuanto se puede quedar el juego con misiones aparte y el contenido extra?

    #32498

    Javier Aranda
    Participante

    Una preguntiilla, ¿En cuanto se puede quedar el juego con misiones aparte y el contenido extra?

    Duración? Con unas 35-40 horas el juego, con misiones algunas horas más y ya si quieres sacarlo todo lo demás yo diría que más de 60 (estimación). Aunque como todo, depende de lo que te pares o de si eres de ir a saco. Yo suelo ser de los que se paran, aunque tampoco demasiado.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.