Seguir
Portada » Análisis » Muddledash

Muddledash

Nintendo Switch, con sus Joy-Con, ha demostrado ser una consola que ofrece una experiencia multijugador rápida e inmediata, pues no necesita comprar ningún otro mando adicional para varios de sus juegos. Por ello la propuesta de Muddledash, un título para dos, tres o cuatro jugadores (que no cuenta con ninguna vertiente para una sola persona) encaja a la perfección con la máquina.

Yo llevaré el regalo

Sin ningún tipo de mediación, los jugadores que decidan unirse a la partida entrarán a una pantalla en la que podrán personalizar a su personaje calamar (parece que están de moda) con un gorro y un color para distinguirse del resto como quiera. Una vez que todos estén listos deben colocarse en un lugar concreto y así dará comienzo la partida.

Muddledash es simple como él solo, y propone niveles de acción lateral en los que al final nos espera una fiesta. Sin embargo, solo tenemos un regalo y, como somos mínimo dos personajes en pantalla, solo uno de nosotros podrá ser el que se luzca llevando el presente, lo que hará que estemos quitándonoslo entre nosotros una y otra vez a base golpes mientras vamos saltando e intentando esquivar a los demás. Con el fin de que no se vuelva aburrido para los menos hábiles, si por lo que sea un personaje le saca cierta ventaja al resto en el escenario, éstos reaparecerán cerca del jugador líder, permitiendo así que una partida pueda ganarla cualquiera en cualquier momento. Y por si fuera poco, también nos esperan potenciadores extra por el escenario con los que, por ejemplo, lanzar disparos.

Tú, los amigos y Muddledash

Hay una decena de escenarios disponibles (que no podemos escoger) en los que nos esperan propulsores, hierbas que nos retienen, compuertas, loopings y otros elementos que dan variedad a las partidas. Sin embargo, Muddledash se queda ahí. Podemos jugar todas las partidas que queramos y, sin lugar a dudas, es divertido si tienes gente con la que jugar, siendo una compañía fantástica para matar las esperas, pero que pierde fuelle ante la falta de diferentes modos, de más escenarios, de otras acciones posibles o de un modo online. Si se dan las circunstancias, el título ofrece diversión y piques entre amigos, pero es inevitable pensar que le falta algo para brillar más.

Técnicamente simplón y colorido, pero que resulta eficaz. Su música acompaña a lo que se puede esperar en este título loco y divertido, y en global resulta llamativo ante nuestros sentidos. El juego funciona rápido y ofrece partida tras partida de forma inmediata, algo que no sorprende por lo simple del concepto, pero que a día de hoy tampoco es algo que abunde y por lo tanto merece comentarse.

Muddledash es un divertido juego a tener en cuenta si eres de esas personas que se lleva la Switch a otros lugares para jugar con los amigos, si eres de los que recibes muchas visitas o si la composición de tu hogar te permite jugar en compañía. Carece de modos y de variante para un jugador, por lo que puede que no ofrezca algo para todos, y que incluso pueda llegar a cansar si siempre se juega con el mismo grupo de personas.

 

Nota Revogamers

Diversión multijugador en escenarios que nunca se repiten, pero con carencía de modos.

5.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 4 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.