Earth Atlantis trae lo mejor de los shooter 2D en un mundo post apocalíptico dominado por máquinas marinas a las que debes hacer frente.

Parece que Nintendo Switch acoge con gusto géneros que estaban un poco olvidados bien sea por la entrada de varios títulos de Neo- Geo o por nuevas apuestas como el también reciente Sine Mora EX, el género shooter parece tener una segunda juventud. Prueba de ello es el juego que nos ocupa, Earth Atlantis, nos llega a la eShop de la mano de Pixel Perfex con una apariencia llamativa enmarcada en un mundo post- apocalíptico. Veamos que tal se nos da eso de disparar bajo el agua.

Vacaciones en el mar

Más nos gustaría a nosotros estar disfrutando de un maravilloso crucero a lo largo del mundo pero no, lo que nos propone Earth Atlantis es acabar con los monstruos mecánicos que poblan las profundidades marinas tras la desaparición de la raza humana tras el cambio climático. Una simple introducción que nos vale de excusa para surcar los mares a bordo de nuestro submarino, que, de momento es el único que podemos seleccionar.

Con un control bien sencillo (disparamos con ZR o A y cambiamos de sentido con ZL o B) nos ponemos a disparar como loco a todo animal marino-mecánico que nos sale al paso. Puede que estés en una zona aparentemente tranquila y que, de repente nos aparezcan docenas de pequeñas pirañas a por nosotros. Ellas o hambrientos tiburones, medusas, plantas marinas o cangrejos que te atacan sin cesar que hará que se inicie la orgía de disparos.

Al acabar con algunos de los enemigos, nos aparecen esferas con una P dentro que nos potencian el disparo, pudiendo disparar tanto por delante como por detrás para tener la retaguardia bien cubierta y también nos pueden dar otras para recargar la vida. Tras varios paseos y chocar contra alguna mina marina nos fijamos en el mapa a la izquierda de la pantalla (se puede eliminar pulsando X) en el que nos marcan varios puntos blancos y otros con forma de aspa.

Los blancos marcan la localización de las cajas donde encontrar armas secundarias para nuestro submarino y son de varios tipos: torpedos, misiles teledirigidos, bombas que rebotan o eléctricas, las cuales también puedes mejorar cogiendo varias de la misma clase y arrasar así con todo enemigo que te salga al paso. Pero, eso sí, si coges una de otra clase, empiezas de cero perdiendo la mejora que tuvieras, con lo que te toca elegir bien el tipo de arma que quieres usar con cada jefe final.

Grandes megaenemigos

Y es que en Earth Atlantis la esencia del juego la tienen los 38 mastodónticos enemigos finales a los que nos tenemos que enfrentar. En el propio mapa, como hemos dicho, nos muestra la localización de dos o tres de ellos a la vez, pudiendo ir en el orden que queramos siempre que puedas llegar a ese punto ya que, el mapa se nos va abriendo según eliminamos dichos enemigos y aunque parezca estar al lado tuyo, lo más seguro es que te toque recorrer un largo camino hasta llegar a él.

Estos enfrentamientos son, en general, bastante duros incluso en el nivel fácil, ya que te toca en primer lugar, haber elegido bien el arma secundaria ya que para los que se mueven mucho es mejor el arma eléctrica o el misil teledirigido, con los estáticos es mejor el torpedo y en segundo lugar ser muy hábil esquivando los miles de disparos que lanzarán ya que en estos casos no suele haber enemigos pequeños que te recarguen la vida.

Y al morir, que lo harás bastante en Earth Atlantis, empiezas de cero en la última boya en la que hayas guardado, lo que implica estar un buen rato explorando el escenario para encontrar de nuevo tu arma secundaria y potenciar la básica. Este factor explorativo es parte de la gracia y de la frustración del juego. Me explico. Según vamos descubriendo cajas con armas secundarias, aparecen otras en cualquier otro lugar del mapa, lo que nos obliga en la mayoría de los casos a tener que recorrer de nuevo casi todo el mapeado lo que provoca que, cada partida parezca totalmente nueva pero, a la vez, nos frustra ya que aunque tengas al siguiente enemigo al lado intentar matarlo sin potenciar tu disparo y sin una mejorada arma secundaria es un suicidio contra la gran mayoría de bestias.

Todo esto que acabais de leer ya se ha solventado con la última actualización, con lo que nos aparecen con mayor frecuencia las mejoras del arma básica, la nave es un poco más rápida y al morir empiezas con el arma secundaria en nivel básico. Además tras tu muerte las cajas con armas secundarias no estarán tan lejos y la dificultad de algún jefe se ha rebajado. Todo ello hace que la experiencia no sea tan frustrante como indicábamos.

Extras a desbloquear

Cada nueva zona del mapa que desbloqueamos nos trae nuevos enemigos pero también nuevas recompensas ya que en ellas te podrás cruzar con los duros piratas marinos, los cuales, si consigues abatirlos (bastante difícil de nuevo) te darán la posibilidad de usar uno de los otros 3 submarinos disponibles.

Y aunque de entrada en Earth Atlantis sólo contamos con un modo de juego con 3 niveles de dificultad, al pasarnos el juego se abre un nuevo modo para acabar con todos los jefes seguidos con una sola vida y poder batir así tu propia récord.

Como vemos, Earth Atlantis coge muchas de las señas de identidad de los grandes shooters en 2D como la alta dificultad y la superación de uno mismo y le añade un toque de exploración a lo Metroid que le sienta de maravilla para hacerlo más profundo y que sea algo más que disparar sin parar.

Para lo último hemos dejado el apartado técnico que, como veis en las imágenes llama la atención a primera vista ya que opta por mostrarnos este mundo marino en tonos sepia al estilo de las antiguas cartas marinas con un nivel de detalle digno de mención especialmente en los fondos, que tienen varias capas y donde podemos apreciar elementos de nuestra civilización hundidos como autobuses, iglesias o hasta la propia Estatua de la Libertad. Los enemigos, a la vez pueden los podemos ver nadando en esos planos traseros y de repente aparecernos y atacarnos, lo que acentúa la sensación de estar verdaderamente en el mar.

La música sólo destaca en las batallas con los jefes, momento en el que se rompe la sensación de estar en un submarino en soledad ya que se transforma épica para estar a la altura de la tensión y dificultad que se nos genera.

En la parte negativa, Earth Atlantis se puede hacer algo monótono ya que los enemigos que te encuentras surcando el mar carecen de dificultad haciendo que tu único objetivo sea matar los máximos posibles para que te potencien las ramas lo antes posible y la propia salsa del juego, los jefes, son el único objetivo real, con lo que un poco de variedad entre jefe y jefe no hubiera estado de más.

En conclusión, Earth Atlantis encantará a los amantes de los shooter 2D que les gusten los retos duros, apostando por la exploración en un género donde nos suele darse, un apartado técnico llamativo y al que sólo le falta el tener un poco más de variedad en el desarrollo para no caer en la monotonía.