Portada » Artículos » Homenaje a Nintendo 64

Homenaje a Nintendo 64

20 años han pasado desde que se lanzara Nintendo 64. Aunque a día de hoy estemos quemando los joy-con de nuestras Nintendo Switch, hubo un tiempo en el que flipábamos con ese estrafalario mando tricornio para extraterrestres de tres manos. Nintendo Switch es la primera sobremesa que usa cartuchos desde Nintendo 64 y, no solo eso, sino que ambas fueron lanzadas en marzo. Hace 20 años que Mario saltó a las tres dimensiones.

Gaizka Iruretagoyena – Everdred

Parece increíble que ya hayan pasado 20 años, 20 años de la consola de videojuegos que más me marcó, 20 años de Nintendo 64, Ultra 64 y Project Reality. Siempre diré que mi consola favorita es la Super Nintendo por su maravilloso catálogo de juegos, pero Nintendo 64 está ahí ahí y sin duda fue la primera consola que viví de principio a fin, es por eso que fue la que más me marcó como jugador y fiel Nintendero.

Es de sobra sabido que la consola fue cara y que posiblemente fue un error continuar con los cartuchos, aunque, tenía sus ventajas, a mí como coleccionista me gustan mucho más los cartuchos que los CD o DVD. Con el uso de cartuchos se disminuían al mínimo los tiempos de carga, algo que los usuarios de consolas de la competencia sufrieron y mucho, en cambio, nosotros podíamos disfrutar de juegos mucho más fluidos, ¿Os imagináis The Legend of Zelda: Ocarina of time con horrorosos tiempos de carga? Yo tampoco. Es posible que en el fondo fuese un error no dar el salto al CD, por la capacidad de estos, pero personalmente creo que Nintendo 64 tuvo un catálogo que, pese a más reducido, era de mayor calidad que el del resto de consolas de la época.

La llegada de Nintendo 64 fue muy especial para mí. Yo tuve la Super Nintendo a mitad de su generación y acabé con unos 8 juegos. Era gran fan de Super Mario y Super Mario World sin duda era mi juego favorito, el que me vino con la consola. Cuando se iba acercando la fecha de Nintendo 64 la expectación era máxima. La revista Nintendo Acción y la Hobby Consolas tuvieron una campaña de marketing brutal con la consola. Recuerdo con muchísimo cariño aquellos VHS que varias revistas traían, en especial Alto Riesgo y Alto Riesgo 2 que me vendieron la consola, no sé cuántas veces los vi, creo que más de 100. Una vez Nintendo 64 ya estaba en el mercado, visitaba regularmente El Corte Inglés de mi ciudad para jugar al Super Mario 64 y las colas eran largas. En esa época antes que jugar a mi ya obsoleta Super Nintendo, prefería tirarme horas en el salón viendo una y otra vez el VHS de Alto Riesgo 2, 10 de 10 para Nintendo 64, Lo Mejor de Nintendo 64 (Narrado por los chicos de Game 40), entre otros. Mis ansias eran enormes, Nintendo tenía la mejor consola y yo debía tenerla.

La consola era muy cara y los juegos también, los cartuchos fueron los culpables de tal precio. Afortunadamente para los que no nos sobraba el dinero, Nintendo anunció el jugoso pack de la consola con Super Mario 64 a 20.000 pesetas, esta vez sí, podría ser mía, así que la pedí para mi cumpleaños. El día llegó y la anécdota que jamás olvidaré fue que mis padres me trajeron una caja grande de regalo diciendo que era una enciclopedia, tras lo que me dio un bajón total porque yo quería mi Nintendo 64. Una vez abierto, efectivamente, era mi ansiada Nintendo 64 y mi reacción poco distó de la del niño loco de Nintendo Sixty Four.

Me marcó especialmente porque fue, como he dicho antes, la primera generación de consolas que viví de principio a fin. Acabé con 15 juegos de ella, unos 3 al año, era lo máximo que podía conseguir de mis padres en mi adolescencia, uno por el cumpleaños, otro por navidades y otro por buenas notas al acabar el curso. Juegos que exprimía al máximo, era adolescente y me sobraba el tiempo, algo de lo que ahora carezco. Al Perfect Dark le debí meter como 2000 horas, una barbaridad sí.

La consola me pareció genial sin duda, pero los juegos son los verdaderos culpables de mi adoración hacia esta gran máquina. Comenzando por el maravilloso Super Mario 64, que fue el juego que nos enseñó cómo era un juego en 3D bien hecho. Le siguieron auténticas obras maestras, gran parte de ellas de la magnífica Rare, como podrían ser Donkey Kong 64, que pasó muy desapercibido, pero para mí es mi juego de plataformas 3D favorito. Otro gran clásico de Rare fue sin duda Banjo Kazooie, nunca lo tuve, pero lo jugué prestado y disfruté mucho. Además de grandes juegos de plataformas en 3 dimensiones, Rare también nos demostró que un juego de acción en primera persona en consolas podía funcionar con Goldeneye y más tarde con Perfect Dark, juego que hasta la fecha sigue siendo mi FPS favorito, contaba con infinidad de modos y era un juego de más de 500h como mínimo. Por mencionar algún otro, tuvo la saga Turok, que, si bien no es un FPS sobresaliente, su segunda entrega me encantó y fue uno de los juegos con mayor cantidad de sangre y violencia de la consola.

Nintendo 64 tuvo también los comienzos de la saga Mario Party, lástima que esta consola tenga las 3 únicas entregas que merezcan la pena, la saga Paper Mario, con uno de los mejores títulos, la saga Mario Tennis, con mi juego favorito de esta, entre otras muchas. F Zero X fue una auténtica revolución en la saga, el salto a las 3D le sentó de maravilla a la saga de carreras del Capitán Falcon, tanto, que me parece incluso mejor que su versión de Gamecube. Lylat Wars fue para mí un antes y un después en los juegos de naves, hoy en día sigue siendo para mí el referente y ni siquiera el gran Star Fox Zero llega a su altura, sigue siendo el mejor juego de naves jamás hecho en 3D. No me puedo olvidar de The Legend of Zelda Ocarina of Time, el mejor juego de todos los tiempos y para mí sigue siéndolo, es referente absoluto de todas las aventuras en 3D, marcó un antes y un después en la historia. The Legend of Zelda Majoras Mask fue otra obra maestra, aunque no marcó tanto como el primero ya que reciclaba todo el motor gráfico.

Me quedé con ganas de tener muchos títulos como Blast Corps, Mischief Makers o el Conker, juego que luego cayese tan bajo con Conker Bad Fur Day, sus primeras betas eran mucho más chulas. En fin, pocas consolas las recordamos con tanto cariño como Nintendo 64, sin duda fue una época preciosa donde, a pesar de perder en ventas podíamos plantar una gran batalla en igualdad de condiciones e incluso en ocasiones con clara superioridad a las consolas de la competencia. ¡Larga vida a Nintendo 64!

 

Marcos Catalán – Dee

Parece mentira lo rápido que pasan 20 años. Nintendo 64 para mí es muy especial por suponer la consola con la que, definitivamente, me consagré a Nintendo. NES me pilló de refilón y mi historia con SNES es un turbio relato que involucra a padres, la Navidad, Mega Drive y un tendero caradura; sin embargo, Nintendo 64 fue una consola que elegí yo, o mejor dicho, que Nintendo me vendió.

Fue en su genial vídeo promocional llamado Alto Riesgo, que además tuvo una continuación denominada Informe 64 (Alto Riesgo 2). En él vimos muchos por primera vez el que acabaría por convertirse en mi juego favorito de todos los tiempos (que A Link to the Past, Xenoblade y Breath of the Wild me perdonen). Hablo, cómo no, de Super Mario 64.

Aún hoy siento un hormigueo en el pecho cuando revisiono ese vídeo, donde además se muestran Pilotwings 64, Wave Race 64 (lo de poner “64” al final del nombre fue algo tan extendido como encantador), StarFox 64 (¿veis?), Blast Corps (este no), Kirby’s Air Ride (oooh), Cruis’n USA, Body Harvest, Star Wars Shadows of the Empire, Super Mario Kart R (Super Mario 64 para todos), GoldenEye 007, Turok y muchos otros.

No obstante, no fue hasta probarla en casa de un amigo, con Super Mario 64 y GoldenEye 007, que me enamoré irremediablemente. Su mando en forma de nave de la alianza galáctica, sus impresionantes gráficos, tirarle a Mario del bigote y deformarle la cara para luego saltar a ese maravilloso mundo recreado en perfectas 3D con un perfecto control… Y su modo a 4 en el juego de Bond. Esos fueron mis inicios en Nintendo 64, mágicos e ilusionantes. Supusieron la red que acabó por atraparme sin remisión y de la que aun hoy no quiero zafarme.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios
  1. 1.
    La epoca dorada y el techo de Nintendo, pasaron de tocar el cielo en 2D con SNES a hacer lo mismo pero en 3D, siendo la mayor evolucion de la historia. Tiene pocos juegos pero son todos sobresalientes, es demasiado burro el ratio de juegos lanzados que son excelentes. Y Super Mario 64 es el juego de mi vida, Majora Mask tambien uno de mis favoritos (top 3).
    2.
    Con esta consola empezó todo para mí. Aún viene a mi mente cada vez que algo me recuerda ese sabor único de calar hondo y enganchar bien fuerte. Pasa poco, muy poco, pero -por eso- es casi magia.
    3.
    CONSOLAZA, así con mayúsculas. Como los redactores, esos vídeos mostrando la consola, sus juegos, me hechizaron, y si bien los compis tenían su ps y su tarrina para jugar, yo disfrutaba con SM64, Banjo Kazooie, Goldeneye, OoT, etc...
    Ahora más mayor "duele" conectarla a una pantalla lcd y ver los juegos, pero las tardes de diversión al Conker (sí, lo poseo, aunque sea americano) con mi sobrino reventando ardillas en el multi, siendo osos, no tiene precio.
    Aunque la que tuve en su día con mi hermano se la quedó él, yo me hice con una hace años y voy pillando algunas joyitas. En su momento me compre el que quizás sea el juego más caro de la consola actualmente, Paper Mario (piden hasta 150 pavos por uno completo), juegazo donde los haya. Goldeneye, Mario64, los dos Banjo, DK64, World Driver Championship... Juegos variados que uno puede disfrutar aun hoy en día.
    Blastcorp, otro incomprendido de la consola, pese a que hoy un remake mejorando los gráficos únicamente sería una triunfada, ya que es destrozar todo el escenario, y eso está de moda hoy en día (violencia sin más).
    Pese al lastre del cartucho frente al cd salió en Resident Evil 2, igual que en la competencia, y sin ocupar 2 discos.
    4.
    Que tiempos y que pedazo de consola. :)
    Oye darkcorleone, donde dices que te dan 150€ por el Paper Mario de 64? Lo conservo, y coño, la mitad de Switch me saldría gratis!
    5.
    Nunca he tenido la consola. De echo, es la única, aparte de las mas recientes Wii U y Switch, que no he podido comprar. Pero tengo planeado resolver eso muy pronto.
    Pero eso no quiere decir que no la haya podido jugar, y mucho, con colegas. Cuando vi por primera vez el Mario 64 mi boca llego al piso, a lo One Piece, al ver eso. Luego, los vicios al Mario Kart, Golden Eye y Killer Instinc Gold.
    Lo de algunos juegos era insano la cantidad de gente que estaba viciada. Por ejemplo al Golden Eye y al MK Trilogy.
    De entre los defectos destaco el de la palanquita analógica. Si le dabas mucho uso, se desgastaba y terminaba con caerse. Vi muchos casos así.
    6.
    Que gran consola, la de buenos momentos que dio, especialmente en el modo multi. Los Mario Party, Goldeney, Perfect Dark, Bomberman 64... mucho vicio a esta gran consola.
    Y sin tiempos de carga!
    7.
    Nintendo 64 y Game Cube las mejores consolas de sobremesa que he tenido en mi mano de mi vida, cariño muy especial a las dos que tenían juegazos y que hasta en el colegio los de clase que casi todos tenían PSX y más adelante PS2 nos echabamos buenos vicios a la 64 al Mario Kart 64, Perfect Dark 64, NBA Courside 96-97, Formula 1 World Grand Prix 97, Pokémon Stadium, Perfect Dark, Turok 2, Super Smash Brothers, Tetris, F-Zero X, ISS64, FIFA99 y demás juegos multijugador.
    Nintendo 64 con Super Mario 64, con The Legend of Zelda: Ocarina of Time, The Legend of Zelda: Majora's Mask, Banjo-Kazooie, Banjo-Tooie, Super Smash Brothers, Mario Kart 64, Pokémon Stadium, Donkey Kong 64, los Star Wars, F-Zero X y los que me deje. Benditas joyas divinas que te hace sentir cual nintendero de la "Generación 90" como es mi caso. Mención muy especial a la verdadera RareWare conocida como la "Rare Dorada" que comenzó desde SNES y llego a lo que llego. Hasta que fue comprada por Microsoft y todos sabemos lo que paso...
    Conservarla bien guardada con la pegatina de Majora's Mask en la consola, con Rumble Pack, Expansion Pack y demás aparatos le hace a uno sentirse lleno de satisfacción y nostalgia por lo que disfruto en ese momento. Se que SNES y Megadrive fue la mejor época de videojuegos, he jugado a ambas consolas de niñez también en casa de vecinos, pero es que Nintendo 64 fue más mi niñez y sacaban cada joya que me tenía enganchado y jugando con personas al multijugador, combinabamos jugar a las consolas con deporte al menos en mi caso y muchos de los que pisaban mi casa o yo las suyas, eramos de los que ibamos hacer los "deberes" y nos echabamos vicios y luego nos ibamos a la calle a disfrutar del deporte, algunos los practicabamos y jugabamos al fútbol en el barrio.
    Ahora veo a los de ahora, con tablets ya desde enanos y todo eso se ha perdido. Lo que era tener el día libre sin compromisos y nada, pegarte la viciada y irte a jugar al fútbol, al basket, al frontenis o a cualquier cosa... una pena, menos mal que yo si puedo decir que disfrute todo esto en mi niñez y mi adolescencia.

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Redaccion Revogamers hace 1 año, 9 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.