Seguir
Portada » Análisis » Mark of the Ninja: Remastered

Mark of the Ninja: Remastered

El clásico juego indie sobre ninjas vuelve con su versión remasterizada en Mark of the Ninja: Remastered y por primera vez en una consola de Nintendo. Fue un juego muy alabado en su momento y nosotros hemos podido comprobar por qué. Si no te quieres perder de qué va uno de los grandes juegos independientes continúa leyendo este análisis.

La marca del ninja

Mark of the Ninja es un juego de infiltración en dos dimensiones, en donde encarnamos al mejor ninja de su clan. Nuestro protagonista se ve obligado a sacrificar su alma al ver su clan amenazado por un grupo terrorista, que ha descubierto su refugio y quieren eliminarnos. Nuestro objetivo será acabar con el enemigo antes de que ellos acaben con nosotros.

Para poder cumplir nuestro objetivo tenemos que infiltrarnos en las instalaciones del grupo terrorista, y nuestras mejor arma para ello son las sombras. Nuestro ninja tiene que pasar desapercibido ante los soldados armados, y aunque podemos optar por el ataque directo casi nunca es la opción acertado, suponiendo nuestra muerte inmediata.

Contamos con múltiples habilidades para hacer inapreciable nuestra presencia. Entre ellas, además de ocultarnos en la oscuridad, podemos escondernos en objetos, romper focos de luz, trepar por techos y paredes, bajar colgando de superficies, colarnos en conductos de ventilación.

La sabiduría es poder

Además, poseemos herramientas propias de todo ninja, como surikens, bombas de humo, petardos o un gancho con el que agarrarnos a superficies elevadas; y siempre podemos asestar un golpe sigiloso letal por las espaldas de nuestros enemigos.

En el transcurso del juego vamos desbloqueando nuevas habilidades que hacen de nuestro protagonista un ninja infalible. Todo ello sumado a la sutil curva de aprendizaje, la múltiples posibilidades y a las diversas situaciones en las que nos pone la historia del juegos, provocan la necesidad de querer seguir jugando por las altas dosis de diversión que transmita.

También contamos con un sistema de puntuación en tiempo real durante la partida que premia la originalidad con la que sorteamos cada obstáculo. Es por ello que Mark of the Ninja es un título redondo en cuanto a juegos de infiltración.

Entre las sombras

Artísticamente Mark of the Ninja utiliza una técnica que recrea el aspecto de dibujos de animación pero dotándola de una ambientación sombría. Esta ambientación está muy lograda, en donde sin demasiadas virguerías, consigue hacernos sentir en una auténtica amenazada de las tinieblas. En cuanto a lo sonoro, dado el carácter sigiloso de la aventura, este se reduce a lo ambiental y efectos de sonidos cumplidores.

Para completar las misiones principales son necesarias alrededor de 6 horas. Aun así, las posibilidades que ofrece Mark of the Ninja para su rejugabiliddad son muchas. Para empezar, no va a haber dos partidas iguales, gracias a todas las posibilidades que ofrece. Existen retos en forma de puzles a superar, y, para terminar, ahí están las habilidades restantes a desbloquear.

Estamos ante un título que cuenta con decenas de ideas que abren la puerta a numerosas y variadas posibilidades y situaciones, que enamorará a los amantes de los juegos de sigilo y gustará igualmente a todo jugador. Mark of the Ninja es lo más parecido a sentirse un ninja que puedes encontrar a día de hoy.

Nota Revogamers

Lo más parecido a sentirse un ninja.

9

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 3 semanas, 3 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.