Un nuevo paseo por los distintos mundos de Disney

Hace casi dos años que nos embarcábamos por primera vez a Villacastillo, el pueblo Disney donde se desarrolla toda la acción de Disney Magical World. Para esta segunda ocasión volvemos a un Villacastillo totalmente remodelado, en el que una vez más nos sumergiremos de lleno en mundos de la franquicia de Mickey Mouse y compañía.

Tu viaje me suena

Si alguno jugasteis a la primera entrega de Disney Magical World, recordaréis que había una serie de actividades que teníamos que hacer para que nuestro personaje, recién llegado al mundo Disney, fuera evolucionando y consiguiendo pegatinas, recompensas que nos permitían abrir nuevos espacios en Villacastillo, conocer nuevos mundos o mejorar ciertos aspectos del juego.

Esta dinámica de juego se replica en esta segunda entrega. Pero no sólo esta dinámica: más bien todo el juego está replicado. Durante los primeros minutos de juego (minutos bien largos, por cierto, que el tutorial es bastante denso) tendremos una constante sensación de déjà-vu al revivir todo lo que aprendimos en el primer juego, ya que es prácticamente igual: Daisy puede hacer trajes, a Donald le encanta la pesca, Chip y Chop nos ayudan a crear muebles y tenemos que llevar de nuevo una cafetería. Es decir, parece que el cambio de look de Villacastillo sólo era una tapadera que cubre un mundo que es completamente igual al que jugamos hace dos años.

Como novedades respecto a la mecánica, estas son contadas: por algún motivo, todos los personajes tienen una pasión entregada al baile, y aparte de la introducción, no podremos llevar la cuenta de las veces que estos se ponen a bailar una y otra vez la misma canción (especialmente en la cafetería, donde es el culmen de la fiesta). Otra novedad algo interesante puede ser la posibilidad de guardarnos la lista de materiales que necesitamos para crear muebles o vestidos, lo que nos facilitará la tarea de recolección en cierto modo.

hni_0068

Nuevos mundos, nuevas aventuras

Afortunadamente, Disney Magical World 2 nos transporta a nuevos mundos Disney que no pudimos disfrutar en la primera entrega, siendo algunos de ellos bastante recientes como Lilo y Stitch, Enredados, Rompe Ralph o la mítica Frozen, pero también clásicos como La Sirenita o Blancanieves y los Siete Enanitos. Algunos mundos del juego anterior vuelven, como Winnie the Pooh o Alicia en el País de las Maravillas.

Coincidiendo con el aura repetidora que desprende todo el juego, en la mayoría de mundos tendremos que volver a enfrentarnos a aventuras con nuestra varita mágica, derrotando a los Fantasmas que atemorizan los distintos emplazamientos de Disney. Las novedades que se incluyen en esta ocasión también son pocas, como pequeños retos que aparecen en ciertas partes del recorrido que nos animan a cumplir un objetivo en el menor tiempo posible, con mayor o menor recompensa dependiendo de lo que tardemos.

La dificultad de estas aventuras se irá elevando conforme avancemos en el juego, aunque como en su primera entrega, nunca llegando a niveles inasequibles. Una vez más, este apartado se corona como uno de los más interesantes del juego.

hni_0054

Si echabas de menos Disney Magical World, toma dos tazas

Lo cierto es que aunque la innovación en el juego no tenga mucha presencia, Disney Magical World 2 es un juego entretenido en el que puedes pasar un número importante de horas recolectando todas las pegatinas hasta completarlo. A partir de la mitad del juego esta hazaña se irá complicando progresivamente, y afortunadamente, no resultará en ocasiones tan tediosa como podía parecerlo en el primer juego.

Respecto al apartado técnico, desafortunadamente esta segunda entrega peca de los mismos errores que su antecesora: en momentos en los que haya una cantidad alta de personajes, el juego sufre una caída de rendimiento importante que provoca un extraño efecto de cámara lenta que puede hacer mella en la experiencia de juego, que en otras ocasiones que exigen menos va bastante más fluido. El apartado sonoro tiene sus pros y sus contras: aunque las melodías que ambientan los mundos son agradables, en ocasiones se pueden hacer muy repetitivas, con mención especial al tema principal del juego, del que posiblemente te hartes.

hni_0034

En conclusión, Disney Magical World 2 es un buen juego de forma individual que ofrece entretenimiento durante una buena cantidad de horas; pero si lo ponemos en perspectiva con su entrega anterior, la innovación ha sido prácticamente nula. El que haya disfrutado con la primera entrega probablemente disfrutará con esta segunda también, pero tal vez le falte encontrar algo nuevo o corregir aquellos errores que cometió esta primera entrega y no han sido solventados.

Comentarios