Portada » Análisis » The Spectrum Retreat

The Spectrum Retreat

¿Qué pasaría si todo lo que sientes, todo lo que ves y todo lo que crees solo fuesen una ilusión? De la mano de Dan Smith Studios y Ripstone nos llega The Spectrum Retreat, un juego de puzles en el que la ficción y la realidad están separadas sólo por una delgada línea. Acompáñanos en esta aventura.

Nada más comenzar The Spectrum Retreat, despertamos en una habitación del lujoso hotel Penrose. Parece un día tranquilo como cualquier otro disfrutando de la estancia y acompañado de un tan adorable como horripilante servicio de robots cuando alguien se cuela en nuestro sistema de comunicación y no revela de verdad. Estamos atrapados en una simulación por ordenador en la que constantemente vivimos el mismo día. ¿Tu nueva misión? Escapar de ella y a su vez recuperar tus recuerdos.

Todo eso deriva en una interesante y entretenida exploración del hotel, intentando conocer, más y más secretos, tanto de este como de ti. Pero esto solo es el principio, ya que la mayor parte del tiempo estarás resolviendo puzles. Estos te permitirán acceder a más partes del edificio.

En los puzles cambia totalmente el escenario, encontrándonos de repente en unas salas con un ambiente más futurista. Consisten en superar obstáculos con diversas mecánicas, la más utilizada cambiar de color tu intercomunicador absorbiéndolo de unos cubos. Al principio es posible que nos perdamos un poco, pero una vez sabemos controlar bien el sistema no nos costarán demasiado la mayoría de puzles. En algunos tenemos que memorizar y otros son más ensayo y error, gracias a Dios para estos últimos siempre podemos reiniciar el nivel y no quedar atascados de forma permanente. Cada vez que se añade una mecánica el juego comienza con unos niveles sencillos para que nos adaptemos, lo cual hace que su curva de dificultad sea más que adecuada.

Sin embargo estos puzles te sacan un poco del juego original. The Spectrum Retreat parecen más bien dos juegos en uno. La parte de exploración y la de puzles son tan disonantes que hacen demasiado abrupto el cambio. Los únicos puntos en los que ambos se mezclan es cuando muy de tanto en tanto aparecen datos relevantes de la historia del protagonista en el puzle.

La duración de The Spectrum Retreat es quizá uno de sus mayores puntos débiles. Una vez finalices el juego (labor que lleva aproximadamente unas cinco horas), no queda mucho más que hacer. No ofrece ningún tipo de rejugabilidad más allá de querer obtener un coleccionable que se te haya pasado o ser speedrunner.

La música del juego pasa un poco desapercibida, sin embargo los efectos sonoros están muy bien logrados. Las voces del servicio robot dan ese toque de misterio, horror y a la vez tranquilidad que necesitan, están muy conseguidas. En cuanto a su apartado gráfico, el juego tiene un 3D muy bonito y limpio. Si no le prestas demasiada atención te resultará genial, pero si vas con la lupa puesta encontrarás algunos detalles que te sacan de esos gráficos tan vistosos, como por ejemplo unos más que pronunciados dientes de sierra en las sombras.

The Sprectrum Retreat deja con ganas de más. Primero amas sus partes de exploración, luego te las alejan con fases de puzles muy distintas y finalmente, cuando llegas a amarlas, acaba el juego. Pese a ello no es un mal título, y los fans de los puzles y de las historias un poco turbias estoy seguro de que sabrán apreciarlo.

Nota Revogamers

¿Un hotel? Abre los ojos.

6.5
Escrito por
Efecinqueador nato. Amante de los videojuegos y la tecnología.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  varju hace 1 mes.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.