Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Saints Row IV: Re-Elected

Análisis de Saints Row IV: Re-Elected

Tras la llegada de Saints Row: The Third a Nintendo Switch, parecía inevitable que no mucho más tarde también lo hiciese su secuela. Un año después, nuestras sospechas se han materializado. Saints Row IV: Re-Elected se pone ahora a la venta en la consola híbrida, la adaptación de una entrega que vino a potenciar todos los aspectos que hicieron despuntar a su predecesor, aunque el resultado final resultó ligeramente menos innovador y fresco. Regresan así los Saints y tan característico como caótico mundo abierto a Nintendo Switch, pero esta vez bajo una ambientación de ciencia ficción.

Cuatro veces más gamberros

Como no podía ser de otra manera, tras lograr desmarcarse de la icónica saga Grand Theft Auto, Volition quiso sazonar más la fórmula en 2013 con Saints Row IV. La premisa aquí parte de una disparada situación que acaba con los Saints llegando ni más ni menos que a la Casa Blanca, pero una vez allí irrumpen nuestros antagonistas, quienes no son otros que una raza extraterrestre que ha llegado para poner en jaque a la humanidad.

El ejercito comandado por Zinyak consigue arrastrar a los Saints a una simulación. Un mundo virtual al más puro estilo de Matrix, donde por este mismo motivo también es posible servirse de ello para hacer uso de los superpoderes, el aspecto más destacado del juego. Y es que ahora puedes saltar como si la gravedad no fuese contigo o correr más que un coche, entre otros. Elementos que le otorgan mucho carisma y hacen especialmente divertido el juego. Todo ello sin olvidar los guiños, situaciones y conversaciones absurdas, los cuales son pilar de su esencia y abundan desde el primer momento—la misión inicial regala uno de los mejores momentos de la saga—. Una vez más, no falta tampo el editor de personajes con el que crear a tu presidenta o presidente a medida.

Saints Row IV: Re-Elected

En este sentido, poco nuevo se puede decir de Saints Row IV: Re-Elected, pues estamos ante el mismo juego que vimos hace unos años. Además, también llega con sus 25 contenidos descargables, algunos de ellos muy destacados como How the Saints Save Christmas y Enter the Dominatrix. Pero por otro lado, a diferencia de la revisión de 2015 para PlayStation 4 y Xbox, no llega con un pack que incluya la llamativa expansión Saints Row: Gat out of Hell, desconociéndose además los planes de este último.

Promesas electorales

Los años no pasan en balde y Saints Row IV es buena prueba de ello. Si ya con su mencionada revisión de 2015 no solo se notaba ese lastre respecto al original sino que las mejoras realizadas fueron mínimas, ahora vuelve a pasar lo mismo. Esta vez con el añadido de que son unos cuantos años más los que han pasado, de modo que existe una carencia de novedades que intenten suplir ciertas carencias en lo jugable que limitan o hacen desentonar a la experiencia.

Todo lo concerniente a la jugabilidad se antoja un poco descuidada, extrañando ciertos elementos ahora casi imprescindibles en juegos de este corte como el sistema de coberturas. Desde el movimiento del personaje a la conducción hace falta una mayor fluidez, resultando el control un tanto tosco.

Saints Row IV: Re-Elected

De misma manera ocurre con el apartado gráfico, pues no existe ninguna actualización al respecto. Al contrario que antes, aquí también es necesario aclarar que en su día este no fue ningún título que brillase en este sentido, por lo que tampoco le llega a pesar demasiado. Mientras que en lo que respecta al modo portatil, este luce de manera correcta sin sacrificar demasiados recursos para ello.

Evidentemente estos elementos le acaban pasando factura, pero no por ello le sopesan en exceso en la diversión. Hay que tener muy claro que estamos ante una propuesta cuyo punto fuerte está en plantarte ante un mundo abierto, con sus características y numerosas misiones, tareas secundarias y elementos coleccionables, y en ofrecerte una gran cantidad de armas con las que arrasar con cuanto se te ponga por delante. Algo que también puedes hacer en compañía gracias a su cooperativo en línea. Además, no faltan los elementos de personalización, desde las armas al atuendo del personaje o los vehículos, brindándonos Saints Row IV: Re-Elected de no pocas opciones en este aspecto.

Saints Row IV: Re-Elected

Sin mayoría absoluta

Es por todo ello que podemos decir que continúa divertiendo de la forma más gamberra, que es lo que pretende y consigue ofrecer, sin más. El cómo ha sido adaptado a Nintendo Switch nos deja un sabor de boca agridulce, pues no estamos ante una de esas temidas y descuidadas conversiones, pero sí que se ve como una oportunidad desaprovechada. Ante ti tienes unas buenas horas de acción desenfrenada y humor por todas sus esquinas, con todo lo bueno y malo que este genéro de mundo abierto tiene.

Si ya lo has jugado antes pocos son los motivos que vas a tener ahora para volver a Saints Row IV: Re-Elected. Pero si quieres volver a disfrutarlo o el modo portátil es suficiente para ello, estás ante una adaptación de manual que continúa ofreciendo la misma diversión de siempre.

Resumen
Is this the real life? Saints Row IV: Re-Elected llega a Nintendo Switch manteniendo la diversión pero sin sumar novedades.
7
Bueno
Escrito por
Player, amiibo de mis amiibo y miembro 1999 del club de fans de John Boy.

¿Te ha gustado?

1 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Wences A. Machado hace 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.