Portada » Análisis » Análisis de Mario Kart Live: Home Circuit

Análisis de Mario Kart Live: Home Circuit

Nintendo Switch sigue emperrada en ser la sucesora real de Wii, tanto en posibilidades de manejo, como en números e incluso con la gran cantidad de nuevas propuestas jugables que nos está brindando. Mario Kart Live: Home Circuit es una de ellas, y está a la par de otras como Ring Fit Adventure o Nintendo Labo, de quien recoge buena parte de su filosofía.

El juego que te hará limpiar tu casa

Tras varios días con él y un buen porrón de horas rodando por el suelo de nuestra casa, además de en otras superficies, podemos afirmar desde un inicio que Mario Kart Live sorprende para bien pese a que Nintendo con sus tráileres ya nos dejara más que sobadas todas las posibilidades que este pequeñín guardaba en su interior perdiendo así parte de ese factor sorpresa que tanto nos gusta. Pese a ello, la primera vez que arrancamos el kart y vemos en la pantalla de nuestra consola o en el televisor nuestro hogar desde esa perspectiva, no podremos evitar asombrarnos en cierto grado ya no solo por lo bien que se ve su cámara, aunque más definición no habría estado mal tampoco, sino por cómo el kart de juguete cobra vida frente a nuestros ojos.

Lo hemos hecho nosotros y lo haréis vosotros, lo de mirar al juguete y al televisor rápidamente como quien se ve en una tele en un escaparate (ya no se estila, pero los entrados en años lo recordaréis). Sí, es la realidad, pero diferente. Primero por la perspectiva, y segundo por la realidad mixta, una tecnología que no es sino un nuevo uso para la realidad aumentada y que hará las delicias de los más mañosos pero que también supondrá una traba para todos aquellos que busquen sentarse a jugar y punto.

Mario Kart Live es, o así nos lo ha parecido, un heredero de las ideas vistas en Nintendo Labo, y de hecho buena parte del contenido de su caja son cartones, aunque también tiene elementos de Mario Kart Tour y de los juegos clásicos de la saga, como no podía ser de otra manera.

De Nintendo Labo toma los cartones, como ya decíamos, así como el hecho de que aquí lo más importante será crear. Todos los circuitos en los que corramos serán ideados por nosotros, aunque el juego te propone algunas ideas, y que varíen entre copas o incluso dentro de una misma copa dependerá de las ganas que tengamos de volver a mancharnos las ruedas de pintura (virtual) y decirle al juego por dónde queremos correr a continuación.

La parte mala de esto, como imaginareis, es que cambiar el circuito no siempre os apetecerá, ya que además, y esto también es divertido, habréis colocado ya gradas, conos, paredes o espectadores (los amiibo para eso vienen fantástico) en los puntos clave, teniendo que cambiarlos también a ellos; la parte buena es que los desarrolladores han sido plenamente conscientes de este hecho y es por eso que han ideado los cambios de ambientación y sobre todo condiciones entre carrera y carrera. ¿Esto qué quiere decir? Que al jugar una copa, consistente en 3 carreras/circuitos, aunque no cambiemos el circuito este se sentirá, en cierta manera, distinto, y todo será porque las 4 puertas (por ellas hay que pasar el trazado sí o sí) tendrán un toque diferente gracias a la realidad aumentada y además siempre habrá obstáculos nuevos en la pista y condiciones meteorológicas derivadas de donde corramos, si selva, tundra helada, desierto… Así veremos remolinos en las curvas, plantas pirañas colgadas de las puertas ya citadas o bloques de hielo en mitad de una recta, solo por citar unos pocos elementos. Lo mejor será que, aunque mirando el kart en la vida real no lo veamos, en la pantalla de nuestra pequeña consola o en la televisión sí, y no solo eso, sino que afectarán al funcionamiento de nuestro vehículo. Centrados en jugar no nos damos cuenta porque además se siente como un juego de la saga en su manejo, si hasta hay derrapes y turbos, pero pensándolo es todo un logro que todo afecte realmente a nuestro kart de Mario o Luigi. 

Sí, por ahora, y no sabemos si esto cambiará en un futuro, solo Mario o Luigi podrán ser los protagonistas de este juego, aunque aquí está el punto que toma de Mario Kart Tour este Mario Kart Live: Home Circuit. Solo los hermanos son manejables y el resto de competidores serán siempre los Koopalings (ya sabéis, Roy, Wendy, Iggy…), pero habrá una amplísima variedad de trajes, coches y bocinas para cambiar la apariencia en pantalla de nuestro corredor. Cuando jugamos, ya sea en los modos Grand Prix o Contrarreloj, donde además tenemos las categorías de 50, 100, 150 y 200 cc además del modo espejo, ganaremos monedas que servirán para conseguir todos estos coleccionables y también desbloquearemos melodías de toda la saga así como diferentes posibilidades de entorno (sol, bajo el mar, lluvia…) que más tarde podremos usar en el modo de reconocimiento (conducir por conducir explorando nuestra casa), o en la carrera personalizada, donde jugar bajo nuestras reglas solos o en su multijugador para hasta 4 jugadores (juntos y cada uno con su propio kart, claro está). 

Plástico, cartones y electrónica

Hasta ahora hemos analizado cómo es Mario Kart Live centrándonos en lo que vemos en pantalla, porque a fin de cuentas es lo principal, pero al tratarse también de un juguete real hay que tener también en cuenta otra serie de factores como son la calidad de los materiales, el acabado o, y esto os interesará a muchos, el espacio disponible.

Para empezar, la caja viene en su interior con el kart, mucho más pequeño de lo que pensábamos y muy ligero, bien de detalles pero sin adornos, un cable USB-C para cargarlo pero sin cargador, las puertas del 1 al 4 hechas de cartón duro y fácilmente montables y desmontables, y un par de señales de curva peligrosa, que pueden ser más si por ejemplo las imprimimos de aquí (puertas no, siempre solo 4). Que esta limitación no os engañe, el circuito puede que ser todo lo grande que queramos siempre y cuando mantengamos la señal wifi entre consola y kart. Este es un pequeño problema que presenta este juego/juguete, ya que la señal al jugar en portátil suele ser muy buena, pero si lo hacemos desde el dock y este está por ejemplo y como es nuestro caso detrás del televisor se cortará a veces provocando salidas de pista o que nos demos contra algún obstáculo que de otra manera habríamos esquivado. Tenedlo presente.

En cuanto a la cámara, la gran protagonista, aún estando lejos de ser HD, no se ve mal, incluso después de una pequeña actualización se ve mejor en zonas con demasiada luz, ya que antes quemaba un poco la imagen. De cualquier forma, siempre veréis una cosa que no os acabará de gustar y es una especie de filtro, especialmente en carrera, menos en el modo reconocimiento, que hará que todo parezca menos real, apagando un poco los colores salvo los de los corredores. Para parecer que nos hemos transportado a un mundo de carreras de fantasía, bueno, pase, pero que por su culpa no veremos bien los obstáculos o túneles que hayamos colocado físicamente no tiene excusa.

¿Me lo recomiendas?

Recomendar Mario Kart Live: Home Circuit de forma tajante es difícil, no porque no sea una pequeña obra de arte e ingeniería, que lo es, sino porque será fácil encontrarle peros que básicamente vendrán motivados por vuestra forma de entender este entretenimiento además de por los metros disponibles en vuestro salón, sótano o donde lo vayáis a usar. Tened claro que es un hardware que necesita espacio para que su software funcione correctamente porque las puertas numeradas ha de captarlas la cámara bien o no os contará como que habéis pasado por ahí, haciéndoos ir directos a la quinta y última posición (si jugáis solos). Además está la limitación de alcance de la señal, aunque se soluciona moviendo un poco la consola (menos escondida) o jugando con ella en modo portátil.

Por lo demás, es un juguete que os encantará si sois un poco manitas o si os entretenéis ideando y, por qué no, decorando unos circuitos donde solo vuestra imaginación pondrá el límite, bueno, y vuestros m2

Si queréis verlo en acción, hace poco nos grabamos jugando.

Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

6 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.