Hombres musculosos de pelo en pecho en tu Nintendo Switch.

Esos hombres musculosos, de virilidad extrema, de pecho brillante y, por supuesto, inmortales máquinas de matar que aparecían en nuestras películas favoritas de nuestra juventud parecían haber desaparecido pero han vuelto en Broforce.

¡En pie soldado!

Nuestros héroes favoritos de acción de la década de los 80s y 90s regresan una vez más a tu Nintendo Switch, en un juego de acción frenética en dos dimensiones y estética retro. Nos enzarzamos en multitud de escaramuzas alrededor del globo terráqueo contra el ejército letal enemigo, armados con todo tipo de armas. Las batallas son un auténtico caos dado el nivel de destrucción que pueden alcanzar los escenarios. Un caos realmente divertido.

La selección de personajes es un puntazo, y se convierten junto al frenesí destructivo, en el alma y reclamo de Broforce. El plantilla es longeva y variada: Brochete (Machete), Brobocop (Robocop), Indiana Brones (Indiana Jones), Bros in Black (Will Smith en el papel de los hombres de negro), Bronan (Cónan el bárbaro), etc. Lo mejor de todo es que cada uno de los personajes rescata su armamento y estilo de combates propios, creando estilos de juego muy diferenciados y, por tanto, su propia jugabilidad. Aunque los que tienen un estilo de combate cuerpo a cuerpo presentan una evidente desventaja.

A medida que avanzamos en la aventura y rescatamos a soldados aliados entre las misiones, se van desbloqueando más personajes. La lista no parece tener fin. Rescatar un aliado en combate supone ganar una vida más que nos hace aparecer en el punto de control tras morir, y no desde el inicio de la fase. Además, no tenemos control en la selección de estos personajes. Aleatoriamente controlamos a uno u a otro al comienzo de cada nivel, el cual cambia también tras cada muerte. De esta forma, nuestro cometido es llegar del comienzo al final de cada fase, sobreviviendo a la multitud de enemigos y trampas.

Con la vista al frente

Gráficamente es un juego de estética retro del periodo de las 8 bits que tiende al minimalismo. Este diseño artístico es una sátira a la época, en donde se recrean bits y sonidos de manera icónica. Pero donde luce es en la recreación destructiva de los escenarios, resultando en este punto ser bastante vistozo.

La diversión se multiplica por 4 en su modo multijugador. Hasta 4 amigos pueden disfrutar juntos de Broforce en su modo multijugador local o online, o cuatro desconocidos. Las reglas siguen siendo las mismas: disparar, matar y destruir. Los cuatro jugadores cooperan a lo largo de todos los niveles a elección. Se empieza con una vida y si morimos quedamos fuera de la partida hasta que otro jugador salva un rehén. En cambio, si nadie ha perdido sus vidas estas se acumulan.

Broforce es un título que te hace decir “una fase más y lo dejo”, es realmente adictivo cuando te pones a sus mandos. Ya tras unas cuantas horas se notan los signos de monotonía, con alguna variante aquí y allá, pero nuestro cometido siempre es el mismo. También nos entristece al potencial desperdiciado que había al reunir tantos iconos míticos de nuestra cultura. Con esto nos referimos a la historia de Broforce, pues es inexistente, limitándose a un  ¨aquí están los malos, acaba con ellos¨ infinito.

Broforce ofrece acción frenética y directa a tu sistema nervioso. Pocos títulos mejores se nos ocurren con los que descargar todo la testosterona acumulada. No solo es un juego apto para nostálgicos, sino también para los amantes de las pelis de acción. Puede que presente todas sus basas desde el principio, las cuales pueden llegar a agotarse en algún punto pasadas las horas, pero es una propuesta tan cañera que será difícil que no te diviertas con ella.