Portada » Análisis » Análisis de Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge

Análisis de Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge

El desarrollo español de videojuegos está volviendo a tener una época dorada, y en esta ocasión además lo hace también en una consola Nintendo. Uno de los primeros lanzamientos en la consola de nuestro país es Willy Jetman, de Last Chicken Games, un título que homenajea claramente a Cave Story y Solar Jetman (la tercera entrega de Jetpack). Es curioso que su lanzamiento se haya producido sin hacer apenas ruido, pero no por ello quiere decir que estemos ante algo que no deba ser reconocido.

Willy Jetman, Por un planeta más limpio

Es verdad que tras ver el enésimo juego pixelado la reacción de más de uno sea de alejamiento más que de interés, pero si superamos ese corte inicial nos lo agradeceremos. En esta aventura manejamos al astronauta que le da nombre al juego, en una misión en la que tenemos que recoger los restos de una nave espacial que ha caído sobre un planeta (sí, somos limpiadores de residuos).

Todo ello lo haremos siguiendo las indicaciones de la IA de nuestra nave, que se comunica con nosotros a través de diálogos con sonidos divertidos y textos llenos de picardía y pullas. En nuestro trayecto tenemos también que lidiar con enemigos y terrenos peligrosos, aunque por suerte contamos con varias mejoras que permiten que el viaje sea más seguro para nosotros (aunque cada golpe recibido nos hace mucha pupa).

Nuestro personaje, que se mueve lateralmente por un escenario 2D, dispone de un jetpack que le permite volar o flotar unos instantes, un arma de fuego de munición ilimitada y otras armas accesorias útiles para abrirnos caminos. Todo (incluyendo nuestra vida) puede mejorarse, pagando un precio eso sí. En el caso del jetpack y la salud, basta con subir de nivel a base de masacrar enemigos, mientras que para mejorar las armas o recargar su munición hay que usar dinero, que se consigue encontrándolo por el escenario o derrotando a enemigos. Así pues, la clave está en eliminar a todo lo que se cruce en nuestro camino.

Una vez lo coges, engancha

El juego comienza dándonos mucho poder, para poco después dejarnos sin él. Pero no pasa nada, una vez avanzamos un poco más vamos cogiéndole gusto al juego y a sus controles, muy precisos y bien colocados por cierto. Para avanzar basta con recoger “basura” y llevarla al punto limpio, pero también hay hueco para una poca exploración y batallas con enemigos variados.

El desarrollo se hace a través de niveles no lineales numerados al estilo Mario (1-1. 1-2, …) con diferentes puntos seguros en los que podemos comprar, cambiar las dos armas que llevamos en el equipo y guardar la partida. Morir no supone ninguna penalización, mas allá de volver al último punto de guardado y, como no hay tiempos de carga, no se hace molesto. Nos esperan más de 10 horas de juego, con algunos logros que pueden alargar todavía más la experiencia si nos interesa.

A nivel artístico, tenemos un pixel art lleno de colores y un buen diseño de escenarios, que sabe ocultar bien sus repeticiones. Puede que al inicio el tamaño de nuestro protagonista se nos haga algo pequeño en pantalla, pero más tarde eso mismo es algo que nos permite tener mejor perspectiva del escenario. En definitiva, tanto gráficamente como a nivel sonoro tenemos un título que sigue la estela de los títulos clásicos, con más detalles en lo visual y en las melodías, pero que tampoco termina de destacar.

Willy Jetman es un juego que luce muy bien en portátil, y que tiene muchos guiños a los títulos emblemáticos de los 80, además de su humor particular. Es una experiencia con la dificultad ajustada, que no llega a los niveles exagerados que los Souls han puesto tan de moda. Su principal problema es la barrera de entrada, ya que no tiene un elemento diferenciador para atraer a un consumidor que no sea fan de los títulos mencionados al inicio. A pesar de ello, como ya hemos dicho, el resultado global sorprende en detalles, humor y en su homenaje a los clásicos, por lo que es recomendable para muchos jugadores habituales.

Resumen
Un buen título para los amantes de lo retro, con una jugabilidad sin fisuras al estilo de la de antaño.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

2 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x