Seguir
Portada » Análisis » Análisis de LEGO Jurassic World

Análisis de LEGO Jurassic World

Nintendo Switch se está convirtiendo en la plataforma de destino ideal para multitud de tipos de juegos, entre ellos títulos de hace unos años que ahora ven en la portabilidad de la máquina una nueva oportunidad para arañar más ventas. A veces los ports son buenos y a veces, como con este LEGO Jurassic World, no tanto.

Películas pieza a pieza

Los juegos de LEGO son de sobra conocidos por todos y en esta ocasión y tratándose de la misma versión que un juego aparecido originalmente en 2015 en máquinas como Wii U o Nintendo 3DS, más todavía. Por lo tanto nos encontramos ante un título sencillo, repleto hasta las trancas de coleccionables (aquí al menos tienen cierta utilidad, aunque sea estética) y sobre todo humor, blanco y para toda la familia. Además y como es menester en una licencia, seguiremos los acontecimientos más relevantes de las 4 películas de Jurassic Park/World. ¿Cuatro? Sí, aunque El reino caído se estrenó en 2018, se ha perdido la oportunidad de incluirla aquí, algo que sin duda habría sido un muy buen reclamo más allá del mero hecho de la portabilidad (como en 3DS, aunque esa versión es algo diferente) o el hecho de contar con todos los DLC incluidos (más personajes en un ya de por sí amplio abanico y poco más).

Así las cosas, visitaremos tanto la isla Sorna como la isla Nublar además de San Diego y lo haremos bajo una estructura de mundo abierto, aunque no en todos los juegos será igual la sensación de libertad. En el primer Jurassic Park sí sentiremos que podremos ir casi por donde nos dé la gana haciendo misiones secundarias como rescatar a empleados del parque o encontrando y reconstruyendo nidos de dinosaurios, fósiles, etc., pero se perderá esta estructura en El mundo perdido y mucho más en Jurassic Park III, recuperándose en parte en Jurassic World. De hecho, pareciera como que la primera y última película están más cuidadas que las otras dos, ya que también en estas hay mayor cantidad de secuencias similares a las de las películas, saltándose en las dos del medio buena parte de las cintas.

Esto hace que LEGO Jurassic World sea muy corto si dedicamos más tiempo a seguir con los acontecimientos marcados por los filmes que a explorar, pero que si guardamos un equilibrio aumente considerablemente su duración. Es más, una segunda vuelta se antoja inevitable ya que ya habremos conseguido personajes con las habilidades necesarias para superar sus más que simples y repetitivos puzles los cuales no exigirán esfuerzo alguno en su resolución. 

Estamos ante el juego más fácil de todo el universo LEGO y eso es mucho decir y no precisamente halagüeño. Una cosa es morir y revivir en el mismo sitio y otra bien distinta no morir aunque no toquemos botón alguno durante alguno de sus QTE (Quick Time Events), como cuando nos atacan los velociraptores. Por suerte a veces cambiarán las tornas y pasaremos a tomar nosotros el control de los dinos e incluso tendremos la posibilidad de modificar sus genes para crear auténticos engendros, tanto de forma (cabeza de rex, cuerpo de triceratops y cola de estegosaurio, por ejemplo), como en color.

Buena genética

Es innegable que LEGO Jurassic World utiliza muy bien una licencia tan jugosa como la de la saga creada por Michael Crichton y adaptada al cine por Steven Spielberg. Hasta la fecha, no hay mejor manera de revivir los acontecimientos más importantes que tantas y tantas veces hemos visto en pantalla, solo que ahora seremos partícipes de la acción. Por supuesto hay muchos cambios, de hecho, parecerá casi como si Leslie Nielsen hubiese reescrito los guiones, pero la esencia estará ahí, solo que sumándole su característico humor.

Otro tanto ocurrirá con su música, donde las piezas creadas ex profeso para la ocasión no llegarán al nivel de las originales pero no andarán demasiado a la zaga y donde, además, varios de los actores de doblaje al español originales prestarán aquí su voz una vez más. De este último particular se ha aprovechado más Jurassic World, donde casi todos sus protagonistas hablan como los recordábamos. Mencionar eso sí que, no sabemos muy bien por qué, la calidad de sonido de algunas canciones, efectos y voces se ha visto reducida respecto a las versiones de hace años. ¿Problemas de compresión, quizás?

En lo visual, una de cal y otra de arena. Mientras que en planos cortos hay poco que objetar, con esa mezcla entre piezas del mundo LEGO y paisajes más realistas en su texturizado pero que, extrañamente, casan bien, en los planos largos se abusa del pop-in de elementos e incluso los paisajes más lejanos parecerán una textura borrosa, sobre todo en la primera y última historia que son las que tienen los mundos más abiertos.

Si disfrutamos de las películas, no lo hemos jugado ya en otro sistema y le perdonamos no incluir nada nuevo y que gráfica y sonoramente diera para más, nos divertiremos de lo lindo con su mezcla de humor, acción y coleccionismo, una diversión que además podremos compartir con un amigo gracias a su modo cooperativo local para 2 jugadores, una marca de la casa que esperemos no se pierda nunca.

Si por el contrario buscamos un reto o somos más de ir a piñón a fijo hasta completar la historia, puede que LEGO Jurassic World no sea para nosotros, ni este, ni ningún título de la franquicia, vaya, que aquí no hay casi nada nuevo.

Resumen
Los juegos de LEGO son fáciles pero esto es demasiado. Es largo si queremos coleccionarlo todo, que lo dudamos, y que parezca un mundo abierto pero no acabe de serlo tiene sus pros y sus contras. El humor está ahí y uno no huye de un t-rex en jeep todos los días.
6.5
Justo
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.