Portada » Análisis » Análisis de Vigil: The Longest Night

Análisis de Vigil: The Longest Night

Llega a Nintendo Switch Vigil: The Longest Night, un título inspirado en Salt & Sanctuary (que cuenta con una colaboración dentro del juego), diseños de monstruos al estilo de Castlevania  y una ambientación muy oscura. La fórmula parece buena, es hora de ver el resultado. Eso sí, de antemano os avisamos de que está en inglés.

Ninja Vigilant

En este juego manejamos a Leila, la nueva vigilante que se tiene que enfrentar a un desafío para acabar con una fuerza misteriosa que está haciendo desaparecer a gente y que está llenando de monstruos la zona cercana a la ciudad de Maye. Además de luchar contra decenas de criaturas, Leila tiene que hablar con otros personajes y resolver un misterio que no es tan simple como parece.

La manera de jugar nos lleva a explorar un mundo interconectado en el que podemos atajar usando los puntos de guardado como teletransporte. Nuestros movimientos básicos incluyen ataque, salto y esquiva, aunque luego conseguimos algunos más y ciertos combos y poderes (cuando tengamos acceso a nuevas armas) que se obtienen en un árbol de habilidades subiendo de nivel (los enemigos nos dan experiencia). Contamos también con objetos consumibles que, al igual que las armas, podemos cambiar rápidamente entre los que tengamos asignados al acceso rápido.

Aquí hay que tener en cuenta una consideración. En el estado actual del juego, los tiempos de carga al cambiar de pantalla (e incluso al cambiar de arma con el botón) son excesivamente elevados si tenemos el juego instalado en una micro SD, por lo que hasta que llegue el inminente parche, es mejor tenerlo descargado en la consola. Eso sí, pese a que se reducen considerablemente los tiempos de carga, pueden no ser todo lo rápido que quisieramos al cambiar de zona.

La estamina

Al igual que cierta saga de juegos que presume de ser muy difícil, Vigil cuenta con una barra de estamina que se consume cuando realizamos un ataque, una esquiva y otras acciones varias. Esto nos lleva a plantearnos una estrategia de combate más pausada y no hacer combos sin parar, ya que si la barra desciende a cierto punto nuestro movimiento se hace más torpe y puede que incluso nos paremos en seco y quedemos expuestos a recibir un golpe brutal. De hecho el daño que nos hacen los enemigos es bastante elevado, por lo que si se nos hace muy cuesta arriba la aventura, podemos cambiar a un modo más fácil en cualquier momento.

Nuestra misión se basa en hacer ciertos encargos que los personajes nos hacen (además de otros secundarios) y avanzar y destruir al mal que hay a nuestro paso. El nivel de diálogos, sobre todo al inicio, es bastante alto y requieren cierto nivel de comprensión para saber qué se nos está pidiendo o contando, de ahí que la barrera del idioma se remarque. Por lo demás, tenemos caminos secretos y otros que nos obligan a hacer backtracking (corto gracias al viaje rápido) y, en rasgos generales, un buen diseño de niveles adaptado a las mecánicas de las que disponemos muy bien. Puede que el salto sea más apurado de lo que nos gustaría, pero es comprensible su funcionamiento con el estilo de juego.

A nivel artístico el juego es una delicia. Algún tirón puede empañar algo el resultado, pero poco. El diseño de personajes, piezas de equipo (visibles en el personaje) y escenarios, así como una música bastante adaptada al mundo que vemos, consiguen que la experiencia sea muy inmersiva. Por otro lado, la física, movimientos y tiempo en el uso de distintas armas como el hacha, el arco o la espada están muy diferenciados entre sí, por lo que aunque tengamos una “favorita”, es necesario que alternemos bien entre varias de ellas para progresar correctamente.

Vigil: The Longest Night es un juego profundo en inventario y dinámicas de combate para jugadores de cierto nivel que tengan un mínimo de paciencia por el uso de la estamina. A pesar de ello, los combates son relativamente dinámicos y las batallas con jefes saben hacerse destacar. Su duración puede superar las 20 horas, y además dispone de varios finales y un modo Plus para empezar de nuevo con todas las mejoras. En defnitiva, estamos ante un juego que bebe mucho de otros, pero que consigue crear una mezcla interesante y con sentido que se disfruta una vez que se comprende.

Resumen
Un Soulsvania con muchas armas y buena ejecución de la mayoría de sus mecánicas. Sus saltos y tiempos de carga juegan en su contra. Además, está en inglés, lo que puede suponer una barrera de entrada.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

1 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.