Portada » Análisis » Análisis de TOKOYO: The Tower of Perpetuity

Análisis de TOKOYO: The Tower of Perpetuity

Un nuevo roguelike llega a nuestra híbrida tras pasar por un largo acceso anticipado en Steam. TOKOYO: The Tower of Perpetuity ofrece la escalada por una cambiante y peligrosa torre en un plataformas 2D. Y es que cada 24 horas esta cambiará su estructura ofreciendo nuevos peligros, obligándonos a memorizar de nuevo su distribución para garantizar nuestro éxito.

Desafío vertical

Por motivos desconocidos los 5 personajes jugables han quedado atrapados en un bucle infinito a resolver únicamente si somos capaces de llegar a lo alto de esta torre. A diferencia de la gran mayoría de títulos del género, aquí no tenemos un botón de acción propiamente dicho. Contamos con una habilidad por cada personaje, bastante poderosa hay que decir, de unos segundos de duración y que llegará hasta el medio minuto en ser recargada para poder utilizarse de nuevo.

En TOKOYO: The Tower of Perpetuity es importantísima la esquiva así como gestionar el uso de la habilidad para eliminar a los enemigos más complicados. Porque los hay de forma constante en cada piso que componen la torre y de todo tipo, además de otros peligros del propio escenario. Bien sea porque caemos en combate o porque la barra de Karma llega a su fin (aumenta con el tiempo) volveremos al inicio de la Torre para volver a intentarlo una vez más.

TOKOYO

Es mejor usar las habilidades sólo cuando sea imprescindible.

Por el camino recogemos diferentes ítems que de forma temporal aumentarán varias de nuestras características: mejora de la vida, reducción del tiempo de uso de la habilidad… Y las necesitamos dada la exigencia de un título que incluye unos cuantos jefes finales todavía más complicados. Al menos podemos practicar sus combates, tras comenzar una nueva escalada, para llegar esta vez con garantías a sus enfrentamientos.

Su escenario cambia cada 24 horas así como nuestra estrategia para superar su desafío

24 horas de práctica

Un contador en tiempo real nos muestra las horas restantes que la actual torre seguirá vigente. Ese será el tiempo que tenemos para superarla y de paso competir por puntuación con jugadores de todo el mundo además de toparnos con las lápidas de muchos de ellos (igual que ellos verán las nuestras en el punto en que caímos).

Cada torre de TOKOYO: The Tower of perpetuity está compuesta por varias áreas de diferente ambientación y peligros propios que serán diferentes cada vez. Es cierto que se repiten patrones y no todo es tan variado como pueda parecer pero sí lo suficientemente distinto como para “rompernos” la estrategia que habíamos seguido durante el día anterior, lo cual motiva a jugar y practicar lo máximo posible antes de que todo cambie.

TOKOYO

Contra jefes, no nos queda otra que esquivar sus ataques hasta recargar la habilidad.

Si somos lo suficientemente habilidosos no nos llevará más de 20 minutos superar el juego, pero eso es algo que únicamente conseguiremos con mucha práctica y sobre todo paciencia. La recompensa la tenemos al superar marcas y llegar a lo más alto de las clasificaciones online pero sirven de poco ya que cada día son diferentes y nuestro nombre solo permanecerá ahí un día más.

Su jugabilidad no es la más flexible del mundo, recordando demasiado a títulos de 8 bits

Su jugabilidad no es la más flexible del mundo y recuerda mucho, quizá demasiado, a títulos de 8 bits. Esto hace que estemos en un déjà vu constante de haber jugado a esto antes. No por su diseño, si no por sus patrones enemigos, tipos de saltos y por supuesto por su aspecto visual.

Más allá de unas ilustraciones resultonas lo que ofrece TOKOYO: The Tower of perpetuity podría ser mucho más agradable, y lo cierto es que no pasa de funcional la mayoría del tiempo. A nivel sonoro tampoco encontramos nada destacable y es una lástima porque se prestaría a esas melodías que tanto se quedaban grabadas en nuestra mente de aquella añorada época.

TOKOYO

Las ilustraciones podrían ser más abundantes.

Resumen
TOKOYO: The Tower of perpetuity tiene una propuesta muy interesante sobre el papel pero en la práctica nos queda una jugabilidad demasiado rígida y un descuidado trato audiovisual. Es algo tosco conectar con él, y aunque lo consiga no tendrá mucho recorrido en la consola.
6
Justo
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x