Portada » Análisis » Análisis de Togges

Análisis de Togges

El crecimiento en el desarrollo de videojuegos en Brasil está aumentando a pasos agigantados y cada vez son más las propuestas de todo tipo y tecnología que podemos disfrutar. Togges es una de esas sorpresas que suceden de vez en cuando y nos conquistan por frescura y diversión. Un desconocido que no debería serlo.

Construyendo caminos

Diversión. Y es que desde la propia pantalla de título nos transmite un buen rollo con su tema, cantado por los propios Togges y el Presidente Rey, como hacía tiempo que no sentíamos. Seguramente desde los lejanos Yoshi’s Story o Vib Ribbon. Puesto en faena Togges puede parecer un nuevo juego de puzles, pero nada más lejos de la realidad. Al menos no sólo es eso. También abarca las plataformas y la aventura combinándolas de forma muy inteligente.

Togges

Mundos divididos en planetas a los que viajamos volando ¿os suena?

Resulta que los Togges, esos cubos de colores, son los únicos que pueden recoger las frutas dispersas por toda la galaxia. No sólo eso, también son ellos los encargados de activar todo tipo de mecanismos y recolectar coleccionables varios por el camino. Un camino que recorremos bajo el papel de un robot aspirador espacial. Con él nos movemos libremente por el mundo sin impedimentos, saltando, nadando o lo que haga falta. Y así somos nosotros lo que colocamos o aspiramos a los Togges por el nivel.

El único condicionante para depositar Togges es que se toquen unos con otros, o estén separados por lo que ocupa uno de ellos, siempre y cuando partan de un bloque que los active. No podemos crear cubos por doquier si no construir un camino para llevarlos a nuestro objetivo, desde el origen, evitando obstáculos o apilándolos para llegar a lugares elevados. Obviamente hay condicionantes como la limitación de bloques que podemos crear y las propias características de cada tipo.

No podemos crear Toggles por doquier si no construir un camino para llevarlos a nuestro objetivo, evitando obstáculos o apilándolos para llegar a lugares elevados.

Sí, porque a lo largo de la galaxia encontraremos hasta seis tipos de Togges de diferente color y habilidades. Los rojos, que también son los iniciales, son resistentes y conductores del calor más extremo permitiendo incinerar cosas o sortear superficies ardientes. Los amarillos sin embargo simplemente nos permiten apilar una mayor cantidad de ellos alcanzando así lugares altos, mientras que los verdes son de un tamaño mayor para abarcar áreas o lugares de otro modo inaccesibles. Del mismo modo no podemos combinar colores a nuestro antojo si no que cada tipo debe partir desde uno de los bloques de activación (o frutas) que comentábamos para crear nuevos caminos diferente color.

No solo de colocar va la cosa y dado el límite de ellos que podemos crear, absorbemos para corregir el camino o limpiar una vez llegamos a una nueva fruta, sirviendo también de checkpoint. Además no todos los Togges son inmunes a ciertos peligros por lo que perderemos algunos por el camino, transformándose en otra cosa, teniendo que absorberlos para revivirlos y así poder reutilizarlos. Una mecánica que pueda sonar compleja pero que tras unos minutos se siente completamente natural.

Togges

De planeta en planeta

Como en Super Mario Galaxy cada mundo del juego se divide en mini planetas entre los que volamos cual fontanero. A pesar de su apariencia redondeada no hay gravedad 360 por lo que si nos descuidamos perderemos en el vacío a más de un aliado. Por esto mismo los niveles están repletos de verticalidad, enredaderas secretas que nos llevan a recovecos escondidos o nubes por las que cruzar. Porque además de frutas, toca coleccionar las letras que conforman la palabra TOGGES o semillas que incrementan el límite de cubos que podemos generar.

El título de Regular Studio promete horas y horas de exploración, plataformas y niveles muy complejos además de laberínticos. Quizá en exceso esto último. Y así como generalmente los títulos de plataformas son accesibles para todo el mundo, Togges no lo es tanto, o al menos no a medida que se avanza y descubren planetas más retadores. Encontramos niveles abarrotados de posibilidades y cosas por hacer aunque en ocasiones distribuidas en poco espacio físico lo que nos hace jugar con la cámara, siendo esta bastante torpe. ¿Por qué? Nos gustaría tomar el control de ella de forma más precisa, sin que entorpezcan los assets del escenario e incluso controlar su zoom para plantear mejor nuestro avance.

Promete horas y horas de exploración, plataformas y niveles muy complejos además de laberínticos

En todo momento se siente ese aroma a los noventeros plataformas 3D donde había detalles en cada rincón del escenario, con coleccionables y sin dejar lugar para el aburrimiento. Además, todo se acompaña por un apartado visual sencillo pero satisfactorio y original por su sentido del humor presente en todo momento. Las voces de los Togges, las animadas melodías y la simpatía saben complementar a un título que podría ser mucho más impersonal y que consigue ganar en carisma muy fácilmente.

Lo mejor de todo es que su rendimiento, a pesar de la carga gráfica con más de 1000 cubos en pantalla, no recae nunca. El juego funciona perfectamente en cualquier situación e incluso nos atrevemos a decir que su modo portátil es mejor que con el Dock de la híbrida. Se notan menos los altibajos de resolución que permiten darle fluidez, algo que jugando en televisión se acusa eventualmente perdiendo nitidez. Si bien es cierto que Togges luciría mejor sus colores con una mayor factura técnica, se antoja un título ideal para jugarlo en cualquier lugar.

Togges

Hay escenarios enormes y enrevesados, con cientos de recovecos.

Resumen
Togges es un juego que enamora desde el primer momento. Su simpática banda sonora es un compañero de viaje perfecto para explorar una galaxia donde las plataformas, la exploración y los puzles se cohesionan de forma estupenda. Quizá sea demasiado complejo en ocasiones, con una cámara que no ayuda, pero hará las delicias de todos durante horas con una idea ejemplar y bien resuelta.
Bueno
  • Concepto original que funciona.
  • Mundos imaginativos repletos de quehaceres.
  • Queremos que lo Togges canten en más juegos.
  • Largo y retador.
Mal
  • A veces demasiado enrevesado.
  • La cámara es nuestro peor enemigo.
  • Recortes visuales en pos de la fluidez.
8.5
Notable
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.