Seguir
Portada » Análisis » Análisis de RollerCoaster Tycoon 3

Análisis de RollerCoaster Tycoon 3

Uno de los simuladores más emblemáticos de hace varios años en PC era RollerCoaster Tycoon, un título en el que creabamos nuetro propio parque de atracciones con varias montañas rusas tan locas como nuestra imaginación quisiera. La fórmula ha evolucionado estos años y ahora, años después, llega a Switch la versión completa de su tercera entrega de la mano de Frontier, por lo que es hora de ver si la diversión de ordenador se traslada bien a la consola.

El límite está en tu ima… el dinero

Puede que estemos ante un juego de hace ya varios años, pero la verdad es que, salvando el apartado gráfico, ha envejecido medianamente bien. Además, contar con dos expansiones de serie nos permite tener casi 40 misiones disponibles en la campaña (que nos dan para más de 30 horas de juego) además de muchas más opciones en los modos libres.

Hablemos de estos modos libres primero. Por un lado podemos crear edificios, montañas rusas y grupos de familias para guardarlos y poder usarlos luego en el juego. No hay límite de dinero, ya que ya tendremos que pagarlo cuando toque en una partida ordinaria. Por otro lado, el modo cajón de arena nos da libertad total, ya sí en una partida, para hacer el parque que queramos, con los trabajadores y atracciones que queramos, preocupándonos solo de «la decoración» (es algo así como jugar a Los Sims con trucos).

Este cajón de arena de por sí nos va a dar muchas horas de juego si nos va el tema en la gestión, especiamente sin preocupaciones económicas o de tiempo. No obstante, para aquellos que quieren jugar con un objetivo en mente o buscan un reto, existe el modo campaña, en el que tenemos una serie de niveles con unos objetivos a cumplir (y un rango a conseguir según lo bien que lo hagamos). Algunos niveles pueden jugarse desde el inicio, otros requieren que completemos un número concreto de ellos o bien consigamos rangos buenos en todos.

RollerCoaster está hecho para ratón, pero con botones no está mal

La campaña agrupa los niveles del juego principal y de dos expansiones, centradas en atraccioens acuáticas y atracciones con animales. Todos los primeros niveles actúan de tutorial, y la curva de dificultad es progresiva, sin llegar a ser demasiado complicado una vez conocemos los entresijos de la gestión. Además, hay dos aspectos e interés que se mantienen: los trucos disponibles cambiando los nombres de los visitantes por algunos en concreto, y la cámara Coaster para ver en detalle la atracción.

Por todo lo demás, tenemos un título en el que hay que tener en cuenta edificios, precios de venta, margen de beneficio, revisión de materiales y mantenimiento, construcción, diseño, momentos en los que abrir y cerrar cada lugar. En resumen, muy completo y puede que agobiante para algunos (y fascinante para otros). A falta de ratón, ahora se utilizan los botones superiores acompañados del stick en varias ruedas de menú, algo que no es tan ágil como su control original, pero que una vez que se entiende y se conoce donde está todo situado, resulta relativamente cómodo.

A nivel técnico es, donde ya hemos dicho, está quizás la mayor carencia. Y no porque sea muy malo, pero ver otros juegos como Two Point Hospital más recientes nos hace pensar que un lavado de cara más profundo podría haberle sentado bien para no sentirse tan «del pasado». En lo que sí destaca es en el diseño de las atracciones, especialmente las montañas rusas, cuyos giros y diferentes aspectos se aprecian muy bien y nos hace querer tener nuestro propio parque o atracción loca.

RollerCoaster Tycoon 3 Complete Edition cumple con su nombre, ofreciendo la versión con más contenido del título en un solo paquete. Si siempre hemos sido fanes del género, o del título original, jugarlo en portátil (sin táctil, una lástima) siempre es algo llamativo. Tenemos, eso sí, la barrera gráfica, del control y del propio género en sí mismo para entrar a jugarlo, pero si no suponen un impedimento, la diversión llega sin lugar a dudas, y llena de loopings.

 

Resumen
Un clásico mítico siempre lo será. Puede que el control o la actualización gráfica no sea la esperada, pero el resultado en conjunto resulta bastante positivo, con más de 30 horas de campaña y un modo libre para relajarse.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.