Seguir
Portada » Análisis » Análisis de The Ambassador: Fractured Timelines

Análisis de The Ambassador: Fractured Timelines

The Ambassador: Fractured Timelines es uno de los últimos juegos en llegar a Nintendo Switch, el cual está desarrollado por tinyDino Games y publicado por The Quantum Astrophysicists Guild. Se trata de un título de aventuras y acción en el que usamos los dos sticks para movernos y apuntar, mientra que atacamos – y esquivamos – muchos peligros por el camino y algún que otro giro de guion en su historia.

Disparar sin mirar atrás

En este juego contamos con la capacidad de disparar, aunque pausadamente y sin un número excesivo de enemigos ni de disparos disponibles de una sentada. Disponemos de un arma principal, otra secundaria de apoyodo mágico y, lo más importante, la capacidad de congelar el tiempo durante unos instantes, vital no solo en algunos combates, sino también para avanzar en ciertos momentos (aunque no se aprovecha del todo en los puzles).

El desarrollo se basa en niveles cortos y no generados procedimentalmente, pensados para sesiones cortas, por lo que puede que jugarlo de una sentada nos cause una sensación de «más de lo mismo» conforme avanzamos, aunque a pesar de todo no llega a ser repetitivo en exceso. De hecho la progresión y el cambio de enemigos juegan a su favor, obligándonos a tomar distintas estraegias a la hora de luchar.

Tres culpables y una persona para castigarlos

El ritmo de juego es bueno, y puede darnos unas cinco horas de juego. La curva de dificultad es adecuada al inicio, aunque al final se dispara considerablemente. Nunca es un paseo y tenemos que ser meticulosos en nuestras acciones si no queremos fracasar. Lo que sí es importante señalar es que su control en todo momento funciona como esperamos, por lo que ayuda mucho a que nos «metamos» de lleno en la faena.

El estilo gráfico es pixel-art con detalles en algunos elementos más que en otros, pero con diferencias entre las distintas zonas que visitamos, aunque dentro de cada zona sí que hay más similitudes. Lo más interesante segurametne sea que el título aprovecha la vibración HD con acierto, y lo menos que su cámara (el zoom que se hace de la acción) a veces juega en contra de nuestra estrategia. Al margen está la música, que simplemente está ahí, sin ser algo llamativo.

The Ambassador: Fractured Timelines es un título con gran potencial, aunque con repeticiones de elementos dentro de una misma área y sin una característica clave que le haga brillar. Para los amantes de los juegos tipo Souls es muy recomendado, y también para aquellos que busquen retos interesantes pero no injustos con el jugador.

Resumen
Combates y desafíos adecuados, aunque algo sencillo en su desarrollo.
6.5
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 mes.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.