Portada » Análisis » Análisis de Star Wars: Republic Commando

Análisis de Star Wars: Republic Commando

Los nintenderos “solo” hemos tenido que esperar 15 años para poder jugar a Star Wars: Republic Commando pero ya lo tenemos aquí; ¿habrá merecido la pena la espera? Evidentemente es un juego con sabor… clásico, y tiene ese regustillo entre rancio y agradable, aunque por suerte lo positivo predomina en el paladar.

Roger Roger

Corría el año 2005 cuando apareció en cines Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith, el cierre de la trilogía del arco de las Guerras Clon y cuya última trilogía ha hecho hasta buena (por aquel entonces nadie considerábamos este apelativo para ella ni de lejos). Como era de esperar, la franquicia había revitalizado también en otros medios, como en los videojuegos, y las consolas de 128 bits, así como Game Boy Advance, recibían videojuegos basados mayormente en esta época de La Guerra de las Galaxias. Aunque hubo verdaderos pestiños, como en todo lo que se exprime de más, no fue una mala época para los amantes de los sables láser y las naves en forma de letras, y pudimos disfrutar de juegos como los Rogue Squadron II y III para GameCube, LEGO Star Wars, los Jedi Knight o el que nos ocupa, Star Wars: Republic Commando, que además destacó por contar una historia que ya conocíamos pero desde una nueva perspectiva y con unos protagonistas nada convencionales.

Como decíamos, las Guerras Clon son el centro del conflicto, unas guerras que han sido tratadas ya en innumerables ocasiones (más ahora con tantas series sobre ello), pero aquí nos meteremos de lleno en esa acción que no se ve pero que es igual de importante. Star Wars: Republic Commando fue a los videojuegos de Star Wars lo que Rogue One a las películas, y nos alegramos de al fin haberlo podido descubrir por nosotros mismos.

Al contrario que en juegos donde somos el héroe, por norma un jedi, aquí manejaremos a 4 comandos de asalto de élite del Escuadrón Delta de la República en un juego FPS con pequeños toques de estrategia. Sí, pequeños, pero suficientes para alejarnos de otras propuestas y hacer que nos preocupemos por el resto del equipo. Antes hemos dicho que son 4 los comandos a los que manejamos, aunque lo cierto es que solo controlamos como tal a 1 y al resto les daremos órdenes que acatarán sin rechistar, limitadas, pero variadas. Dado que cada uno de ellos es especialista en algo (explosivos, francotirador o hackeo), podremos ordenarles que vuelen puertas, roben datos o cubran desde una posición segura. Unas acciones que por otra parte nosotros también podemos desempeñar, pero que no será muy recomendable hacer rodeados de enemigos dado que la IA de nuestros compañeros no es la mejor del mundo y saldrá más a cuenta cubrirles nosotros a ellos mientras realizan la tarea asignada. Claro que tampoco los enemigos son la panacea en este sentido e irán a por nosotros de frente y a pecho descubierto (como en las pelis, vaya).

star wars republic commado

A la hora de pegar tiros encontramos otra de las pegas de este Star Wars: Republic Commando y es que su gunplay se ha quedado muy obsoleto, con unos impactos nada espectaculares y unas muertes incluso indignas de 2005, a lo que hay que sumarle que hay pocas armas (ojalá montarnos en alguna nave más) y aún menos variedad en los modelados de enemigos. Claro, casi la mitad son robots y la otra mitad insectos de Geonosis, pero seguro que hasta entre ellos hay diferencias. Sin embargo, son duros de roer todos ellos y aquí es donde sacaremos partido a órdenes como centrar los disparos en un enemigo o asegurar la zona. Parece una tontería, pero estar pendiente de tus hermanos (es lo que son los clones) y ellos de ti (te reanimarán si caes en combate) hace que tengas algo que proteger y no solo órdenes que cumplir. Además, a los 4 comandos se les ha dotado de personalidades únicas y aunque pocas veces las sacan a relucir, cuando lo hacen es con naturalidad, con pullas y gracias entre ellos, notándose la hermandad que les une. Por eso, aunque su IA falle más de lo deseado, será imposible no cogerles cariño.

En este sentido, es una lástima que no se den más situaciones donde ver algo más de este cariño que se tienen y que el grueso de la trama se centre en ir de un pasillo a otro desactivando o explotando cosas. En Star Wars: Republic Commando da igual que estemos a cielo abierto o en el interior de una nave circular o triangular, los pasillos se sucederán uno tras otro por lo que será imposible perderse pero también investigar mínimamente. Una pena, porque otros juegos de la saga de la época sí tienen esa libertad que casi podríamos exigir a una franquicia que vive de planetas exóticos y laberínticos cruceros espaciales.

16 años después

De 2005 a 2021 han pasado muchos años, pero hemos visto que eso, en esta generación, no ha sido óbice para traer multitud de juegos, algunos con más mejoras que otros; por desgracia este está en el grupo de los que han hecho lo justo para que se vea bien en una tele HD y a tirar.

star wars republic commado

Muchas veces parece que estamos ante algo entre el producto original jugado en PC y una remasterización, y no es la primera vez que Aspyr presenta así sus obras (Episodio I: Racer y los Jedi Knight sufren de la misma dejadez). Hay texturas que es mejor ver en portátil que en la tele, los controles no se han adaptado en absoluto (por momentos son horribles, como agacharse o que se deslice solo nuestro personaje sin saber por qué), los menús no se han adaptado tampoco (¿en qué cabeza cabe que esté antes nueva partida que continuar partida?) y algunos subtítulos, como el que sale cuando tenemos la salud llena, siguen sin cambiarse. También se ha eliminado el multijugador, aunque era lo menos destacable del título, y por el precio que ha salido de tan solo 14,99 € no se podía exigir muchos más. Por lo tanto, sigue arrastrando los mismos fallos que entonces, como no venir doblado con la falta que le hace, pero también mantiene sus virtudes intactas (excepción hecha del modo multi). No se ve del todo mal una vez te acostumbras y su banda sonora es sensacional, con temas de John Williams y otros creados para la ocasión que están muy pocos peldaños por debajo, y jugarlo, sobre todo para un fan de Star Wars, sigue siendo tan entretenido como antaño.

Resumen
Una vaga puesta a punto para un juego que sigue siendo divertido pese a que para él han pasado los años. Al menos sigue siendo tan entretenido y original como hace más de 15 años.
7
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x