Seguir
Portada » Análisis » Análisis de SELF

Análisis de SELF

Hace varias décadas, antes de que los RPG fueran lo que son ahora, en los videojuegos el poder de decidir cogió la fórmula de los librojuegos de la época, creando así lo que a día de hoy sería una novela visual, con un texto acompañado de imágenes en el que tomamos decisiones que modifican la historia. Sin embargo, antes de eso, estas historias no tenían imagen alguna y se basaban solo en texto escrito, algo que SELF intenta emular a día dehoy, añadiendo pequeños minijuegos similares a las batallas de Undertale para darle mayor variedad al desarrollo.

Descubre tu true self

En esta historia somos un joven cuya historia se mueve entre sus sueños y la realidad, por lo que vamos a ver una mezcla de tristeza, miedo y otros sentimientos encontrados. La trama nos lleva a investigar la desaparición de nuestro padre a través de pequeños capítulos que, según completemos, crean una fractura en el cristal de las decisiones, que nos llevarán a los distintos finales. No estamos ante un capítulo de Sin Rastro, sino que encontramos una serie de eventos algo más oscuros y extraños de lo que podría parecer.

Generalmente las decisiones que tomamos se basan en escoger una opción entre dos posibles, lo que tampoco da mucho margen, pero sí el suficiente para que en caso de querer rejugar no tengamos que repetir demasiadas veces la misma secuencia. El texto puede avanzarse rápido, eso sí, algo ventajoso para segundas vueltas y que se agradece. Existe decisiones que son, eso sí, más «valientes» de la cuenta, y para poder tomarlas tenemos que hacer frente a un pequeñominijuego en el que hay que coger objetos verdes y esquivar los rojos dentro de un cuadro, aunque es relativamente sencillo.

Enlazando una historia con varias posibilidades

Ns esperan también sencillos puzles, que por la propia naturaleza de la presentación del juego no es que sean muy complejos. Es quizás el mejor punto del juego y el que se da algo de naturalidad y frescura a la aventura, además de ayudarnos a sumergirnos en la historia. Todo, como no, para construir el conjunto de recuerdos que nos ayuden a encontrar la verdad.

A nivel técnico estamos ante un título que emula (que no replica) un estilo bastante viejo, con una pantalla negra en la que aparecen elementos blancos, o de otros colores en ciertos momentos. El sonido actúa para generar énfasis en ciertos momentos, pero no destaca demasiado. Lo que hay que remarcar, eso sí, es que el título está completamente en inglés, por lo que si no se domina el idioma, no vamos a ninguna parte.

SELF es un título particular, pero no es para cualquiera. Su género y su idioma son dos grandes barreras para muchos jugadores, pero aquellos que no tengan problema con ellas encontrarán una propuesta interesante con varios giros de guion y un tono de «mal rollo» que resulta agradable.

 

6.5
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 semana, 6 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.