Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Rigid Force Redux

Análisis de Rigid Force Redux

La distribución digital ha supuesto para los shoot’em up (juegos de naves de toda la vida) una segunda juventud. Uno de los útlimos del género en llegar a la eShop de Nintendo Switch es Rigid Force Redux, que como su nombre deja caer es la versión mejorada de un título que ya apareció en PC hace un par de años.

Rigid Force, haciendo las cosas bien

En este juego encontramos un fiel heredero de los R-Type, adaptándose bien a los tiempos que corren sin renunciar a las bases que siempre funcionan. Existe una historia incluso detrás de todo esto, con diálogos y presentaciones que acompañan bien, pero que podemos perfectamente saltarnos si queremos ir al meollo. También hay un tutorial corto para explicarnos en menos de 5 minutos todos los fundamentos del juego (si queremos jugarlo). Es decir, podemos ir a «las bravas» o tomarnos las cosas con calma, ya queda a nuestra elección.

¿Qué podemos encontrar aquí? Además de un clásico disparo rápido (que puede cambiarse por otros que recojamos), hay naves de apoyo que permiten tener disparos adicionales hacia delante, pero también hacia atrás, y dos habilidades que consumen energía: un super disparo cargado y un barrido para repeler ataques que estén cerca de golpearnos. Para ganar esta energía basta con recoger manualmente, o activando un imán que ralentiza la nave, diversos núcleos que sueltan los enemigos derrotados.

Disparar hacia delante, y hacia atrás

Las mecánicas no son muchas, pero son las suficientes para que la experiencia sea satisfactoria y variada. Puede que no haga nada especialmente novedoso o que le haga resaltar, pero todo lo que hace, lo consigue hacer bien. Además, requiere que seamos amantes de superar nuestras puntuaciones, conseguir logros o simplemente matar el tiempo rejugando en diferentes dificultades, pues de no ser así, las seis misiones, con sus respectivos jefes, pueden antojarse muy cortas. Para incentivar la rejugabilidad, existen también modos arcade y Boss Rush, en los que podemos repetir aquello que ya hayamos completado.

A nivel gráfico encontramos elementos tridimensionales de detalle variado. A veces algunos enemigos y fondos se sienten algo similiares, pero es algo que suele ocurrir en este género. El rendimiento en todo momento es bueno, incluso cuando hay «particulitis» por doquier. Por su parte, la música sintética, de la mano de Dreamtime, es bastante apropiada para el juego y nos consigue sumergir más en nuestra oleada de disparos. Para terminar de decorar la presentación, contamos con una traducción de los textos al castellano y doblaje al inglés, japonés y alemán.

Rigid Force Redux es lo que los fanes del género buscan en un juego. Funciona bien, atrapa y engancha, aunque requiere que seamos un jugador que busque ir más allá de un recorrido, ya que de no ser así en menos de una hora se acabó lo bueno.

Resumen
Un juego de naves bastante bien ejecutado, aunque corto y sin añadidos respecto a otros títulos de su género.
7.5
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 mes, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.