Portada » Análisis » Análisis de NBA 2K23

Análisis de NBA 2K23

En el mundo del baloncesto, el dorsal 23 corresponde a un jugador mítico, al considerado por muchos como el mejor jugador de todos los tiempos: Michael Jordan. Este año 2K lanza la decimotercera edición de su simulador de baloncesto y, como no podía ser de otra forma, rinden un homenaje a MJ, ya sea por sus ediciones exclusivas, un modo de juego que nos cuenta su historia o todo el contenido con la marca y el nombre del famoso baloncestista. Balón al aire y que empiece el partido en NBA 2K23.

Michael Jordan, el gran protagonista

Como iba diciendo, muchas de las cosas que rodean a la nueva entrega del simulador de baloncesto, van en torno a la figura de Michael Jordan. Cuando llegamos al menú principal, uno de los modos que más destacan es uno denominado Desafío Jordan, que regresa rehecho de cero de aquel que pudimos ver en NBA 2K11. Este modo de juego es una carta de amor a la figura del 23, donde podremos jugar 15 partidos icónicos de su carrera, desde la universidad hasta su retiro. Entre partidos, nos irán contando antiguos compañeros de equipo y conocidos de Michael Jordan su historia, su importancia y todo lo que le rodeaba. Además, tendremos una serie de objetivos en puntos, rebotes, asistencias, … para darnos estrellas y recompensas relacionadas con MJ en los modos Mi Carrera y Mi Equipo.

Junto a este modo de Jordan, los dos modos predominantes son justamente los dos para los que se no ofrecen recompensas. Comenzaremos por el primero, Mi Carrera un modo que ha acompañado a la franquicia durante muchos títulos ya y que no se iba a perder este NBA 2K23. Quizás se nota que poco a poco le van otorgando una menor importancia al ámbito narrativo, puesto que la historia pierde enteros sin un prólogo antes del Draft como tenían entregas anteriores o contar con momentos predecibles y momentos cuanto menos irrisorios para alguien con el estatus de un profesional de la NBA. Aun así, no deja de ser un modo muy entretenido, desde la creación del personaje con su extensa herramienta, como los partidos, las marcas, … todo lo necesario para sentirnos como una estrella.

La Ciudad es el escenario donde podremos despejarnos fuera de la cancha con nuestro jugador, comprar ropa, jugar partidos callejeros contra otros jugadores, entrenarnos y conseguir monedas y mejoras a través de las misiones secundarias. Este año la ciudad es algo más pequeña, más comedida, con todo con mucho más sentido y con mayor facilidad de movimiento gracias al metro y los vehículos como el monopatín o los karts.

Mi Carrera y Mi Equipo, dos pilares inamovibles

El otro gran modo es Mi Equipo, el típico modo de cartas que ya se ha asentado en prácticamente todos los simuladores deportivos de esta índole. Y NBA 2K23 no iba a ser diferente, pero poco a poco va avanzando en el buen camino. Nada más llegar al modo veremos una novedad nada desdeñable, la desaparición de los contratos de jugador, es decir, que los jugadores que adquiramos son nuestros para siempre. Debido a esto, también se ha reducido la cantidad de monedas que ganamos por partido. Y es que lo de las monedas y los micropagos sigue siendo descabellado, porque se puede avanzar en ambos modos de manera rápida y sin esfuerzo, pero, por lo menos en Mi Equipo, es mas accesible para quien quiera hacerlo legal.

El resto de modos de juego de este NBA 2K23 pierden algo de importancia y protagonismo, todos se engloban en un mismo menú. Entre ellos se encuentran temporada, donde jugaremos una temporada de la NBA sin más, y Mi GM, donde nos pondremos en la piel del General Manager de una las franquicias de la liga y tendremos que gestionar la plantilla y demás. También cobran más importancia los modos de la liga femenina, con dos modos para poder ponernos en las botas de las jugadoras de la WNBA. Aparte, tendremos los típicos partidos rápidos con las plantillas actuales y clásicas de la NBA representando y los partidos online, que por su nombre ya nos podemos imaginar qué son.

 

Mejoras si, pero menores

En lo jugable, se mantiene prácticamente la sólida base con la que ya trabajaban, con algunos añadidos de por medio. El sistema de tiro se siente más suave, así como el juego debajo del aro parece ser más satisfactorio, intentando que los tiros exteriores pierdan la gran importancia que venían teniendo en entregas anteriores y permitan penetrar y jugar por dentro. Las físicas del balón también se sienten más realistas, cuando se disputa un balón dividido o cuando rebota en el aro o el tablero. Más allá, todo se mantiene prácticamente igual.

Si atendemos al apartado gráfico, pues lo mismo, Nintendo Switch no da mucho más de sí y aún así parece mentira la fidelidad con la que la franquicia NBA 2K consigue traernos a todos y cada uno de sus jugadores y las canchas de los 30 equipos de la forma más reconocible y actualizados a la temporada que está por empezar. De esta manera, parece una simple actualización de equipaciones y poco más, pero hay pequeños retoques por debajo. En el parqué el juego funciona perfectamente, sin bajadas de fps, pero durante algunas cinemáticas o en la ciudad tiende a rascar un poco. En cuanto a la selección musical, como siempre, se trata de una serie de canciones que amenizan nuestra presencia en los menús.

Conclusiones

NBA 2K23 salta al parqué con las botas de Michael Jordan bien atadas. Con un número tan importante en su título, era de obligado cumplimiento el hacer un homenaje a Michael Jordan y más que un homenaje, lo que firman los chicos de 2K es una carta de amor para con la leyenda del baloncesto. Más allá de ello, nos encontramos con una base muy reconocible, desde los modos que venían siendo los titulares en las entregas anteriores como en jugabilidad. Es verdad que, tanto esto como una historia mermada en el modo Mi Carrera, pueden empañar un poco la experiencia, pero no podemos obviar que tanto en lo jugable como en lo gráfico hay unos cimientos excepcionalmente buenos. Junto a ello tenemos mejoras en lo jugable o en Mi Equipo que hacen que sintamos que no todo e igual y cuaje una nueva entrega notable de uno de los mejores simuladores deportivos del mercado.

Resumen
Una nueva temporada de la NBA ha comenzado. Con una base jugable y gráfica más que reconocible, lo que realmente hace bien este NBA 2K23 es una homenaje a Michael Jordan y pequeños reotques tanto en lo gráfico como en lo jugable que hacen que siga siendo uno de los mejore simuladores deportivos que hay en el mercado.
8
Notable

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.