Seguir
Portada » Análisis » Paladins

Paladins

En el último mes Nintendo Switch ha recibido al mayor fenómeno actual, Fortnite, así que parecía apropiado que la consola híbrida recibiese otros juegos de similar índole y que podrían lucir genial en ella. Uno de ellos es Paladins, un hero-shooter que hace un impresionante trabajo de llevar la experiencia completa a una nueva plataforma con un número sorprendentemente pequeño de concesiones.

A primera vista, o más bien cuando nos ponemos a los mandos, Paladins se ve y se siente como un clon de Overwatch. Ambos juegos se lanzaron con cuatro meses de diferencia en 2016, aquella época en la que los hero-shooter eran la moda y algunos se quedaron en el olvido, y sobre el papel ambos comparten bastantes puntos: los dos cuentan con una lista de “héroes” con armas y habilidades únicas, ambos cuentan con partidas basadas ​​en objetivos y ambos ponen un gran énfasis en el trabajo en equipo. Pero ahí es donde terminan la mayoría de las similitudes, con Paladins agregando un poco más de estrategia a la mezcla para ayudar a diferenciarse del resto.

Mucho contenido y todo en la pequeña Nintendo Switch

Hay 36 campeones para elegir, que se dividen en cuatro clases específicas: Daño (aquellos con una salud de rango medio pero gran daño), Flanco (baja salud, pero alta movilidad y alto potencial de daño), Tanque (alta salud con un enfoque en blindaje y fuerza bruta) y Apoyo (bajo rendimiento de daño pero esencial para los compañeros de equipo por su rol de sanadores). Si bien todos caen en los estereotipos clásicos de francotirador, asalto, tanque y sanador, todavía hay muchas más posibilidades que hacen que muchos de nuestros equipos sean considerablemente más dinámicos en la batalla.

Para complementar al héroe que elijamos, y para liar las cosas aún más, Paladins también usa un sistema basado en cartas. Cada campeón viene con un mazo predeterminado que consta de cinco cartas normales y una carta de talento, cada una de las cuales proporciona un beneficio específico o mejora en la batalla. También podemos construir nuestrar propias cartas, aplicando un número determinado de puntos para aumentar la potencia de cada efecto.

Las cartas de talento se eligen al inicio de cada partida y se desbloquean periódicamente a medida que cada campeón sube de nivel. La combinación de cartas junto a la variedad de héroes ofrece una gran versatilidad que permite que no todos los jugadores en pantalla tengan las mismas características. Por ejemplo, héroe Androxus puede usar sus habilidades basadas en Flanco de muchas maneras. Podría usar una carta para aumentar su daño contra enemigos con un 40% de salud o menos, u optar por aumentar la salida de su habilidad de Reversión cuando absorbe y redistribuye el fuego enemigo en su origen. Es aquí donde empiezas a darte cuenta de que esto va más allá de la simple mecánica de apuntar y disparar de Call of Duty y otros shooter.

Tres modos de juego y muchas horas

También hay artículos que podemos comprar antes del inicio de cada partida para aumentar nuestras habilidades. Estos solo duran durante dicha partida, pero añaden una dimensión extra una vez que comienzas a aprender activamente lo que hace cada uno. Es mucho para asimilar para nuevos jugadores, por lo que se incluye una opción de compra automática, que seleccionará un beneficio adicional basado en el personaje y el mazo. Estos artículos se compran con créditos en el juego, por lo que no tendremos que preocuparnos por ser penalizados por no utilizar dinero real en el juego, no es un Pay2Win. Hay un Pase de batalla premium que podemos comprar, pero esto solo deja caer artículos cosméticos como avatares de perfil y skins y no afectará a nuestra forma de jugar.

Los modos de juego son bastante escasos, pero una vez más, esto es lo mismo que en Overwatch, por lo que no podemos considerarlo realmente una crítica, este tipo de juegos son así. La batalla a muerte por equipos es la mejor manera de probar los campeones por primera vez, y así poder ver dónde se encuentran sus ventajas y desventajas y probar nuestras habilidades con ellos. El modo de conquista es un modo basado en completar un objetivo, concretamente luchar por el control de un área central. Mientras más tiempo pases en el área, más puntos obtendrás, y las muertes realizadas también aumentarán el total de putnos de tu equipo. Es un gran modo para ir mejorando y comenzar a aplicar nuestras habilidades como equipo en lugar de como un lobo solitario.

Si consideramos que la batalla por equipos es el aperitivo de Paladins y conquista nuestra línea de salida, el modo de captura y escolta es el plato principal, en el que dos equipos de cinco se lanzan hacia un punto que hay que controlar en el medio de un gran mapa y luego deben mover una carga hacia la base del enemigo. Estos mapas más grandes también ofrecen algunos de los mejores diseños de nivel, con atajos que favorecen el potencial de emboscada de los personajes de Flanco y posiciones elevadas perfectas para los de Daño que buscan atravesar las filas del equipo enemigo.

Paladins en Switch funciona especialmente bien

Y se que muchos lo estaréis esperando: ¿qué tal funciona? Esas ‘concesiones’ que he mentado en el primer párrafo ciertamente están presentes y, aquellos que han jugado Paladins en PC u otras consolas, lo notarán bastante, pero incluso así el juego luce muy bien y no está para nada roto. Puede haber caídas de frames muy ocasionales durante una partida, pero ya os digo que es bastante raro, con los 60 fps prometidos manteniéndose estables la mayor parte del tiempo. Sí que hay una ligera demora, y no tan ligera, al pasar de una pantalla a otra cuando navegamos por los menús, con la tienda como peor exponente, tardando más de la cuenta en cambiar de pestaña. Así que si vais a compara una skin o un cofre, espero que tengáis tiempo.

La mayor parte de los emparejamientos funcionan muy bien, aunque es normal que nos surja la frustración cuando el juego nos echa automáticamente de un lobby si uno o más jugadores no seleccionan un campeón antes de que se agote el tiempo previo a la partida. Cambiarlos por otro jugador (o asignarles automáticamente un campeón) sería un proceso mucho más lógico, y uno que no penalizaría a aquellos que simplemente están esperando unirse a una nueva partida. Tampoco hay soporte para controles de movimiento, pero afortunadamente funciona muy bien con un controlador Pro.

Nuevamente, no se puede exagerar qué tan bien se ejecuta Paladins en Nintendo Switch. Tanto si somos un jugador de Daño nervioso intentando disparar a un objetivo desde lejos o uno de Apoyo tratando de sanar a múltiples compañeros de equipo durante una batalla, todo funciona igual de bien que en consolas y PC. Es una hazaña realmente impresionante de Hi-Rez Studios y una prueba de que Nintendo Switch es mucho más poderosa y versátil de lo que muchas compañías nos quieren hacer creer (ejem.. EA… ejem). Y con el juego multiplataforma previsto para finales de junio, la comunidad de Switch de Paladins no quedará aislada, como con el caso de Sony y Fortnite.

No hay chat de voz, de momento

Sin embargo, la falta de soporte de chat por voz es un problema que solo puede remediarse al unirse a un canal de Discord o una llamada de Skype. Teniendo en cuenta que todas las otras versiones del juego admiten esta característica, así como el hecho de que Epic Games demostró que dicho componente puede funcionar en Switch sin la necesidad de la aplicación complementaria oficial, no hay excusa para su ausencia. Realmente esperamos que Hi-Rez esté trabajando en añadirlo lo antes posible.

Tal y como ha salido en la eShop, solo podemos acceder a Paladins a través del Pack de Fundadores de 25 euros. Para muchos puede parecer un precio de venta elevado, sobre todo cuando tenemos en cuenta que el juego será gratuito a lo largo de los meses de verano, por lo que es lógico que muchos jugadores quisieran esperar. Sin embargo, teniendo en cuenta que desbloquea los 36 campeones, además de skins adicionales y una montura especial, es un early access lo bastante atractivo para aquellos que quieren jugar partidas clasificatorias (en las que se necesita tener al menos 14 campeones desbloqueados y una cuenta de nivel 15).

Conclusiones

Si bien meter el juego durante los primeros meses solamente con el Paquete de Fundadores de 25 euros puede ser un poco descarado para un juego que se ofrece “gratuito” en otras plataformas, el juego en sí es fácil de vender. Tan apasionante, tenso y gratificante como Overwatch, Paladins: Champions of the Realm lleva el hero-shooter multiplataforma a una nueva consola sin sacrificar casi nada para los jugadores de Nintendo más atrevidos. Hay una curva de aprendizaje basada en los distintos modos para aquellos que buscan jugar competitivamente, convirtiéndose en una de las mejores adiciones multijugador para la consola la consola y que seguro nos puede tener enganchados mucho tiempo (en mi caso por lo pronto llevo ya más de una veintena de horas).

Nota Revogamers

Un hero-shooter multijugador desembarca en Nintendo Switch, y jugarlo en la consola es una gozada. Os contamos qué nos ha parecido y si realmente funciona tan bien como parece.

8.5

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  David Gómez hace 4 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.