Portada » Análisis » Análisis de A Little to the Left

Análisis de A Little to the Left

Hay indies para todos los gustos, y la verdad es que entre tanta acción, granjas y desenfreno, de evz en cuando apetece algo más tranquilo. A Little to the Left nos propone un puzle sosegado durante gran parte de su viaje, pero también quiere hacernos darle mucho al coco, por lo que difiere algo de lo que ya vimos en Unpacking.

Mueve ese cuadro “a little to the left”

Cada persona quiere tener las cosas como mejor le guste, pero algunos queremos tener todo en orden o bien catalogado. Para esas personas A Little to the Left es un reflejo de lo que nos ocurre día a día, aunque aquí se presenta mediante niveles sencillo que podrían, si somos veloces, completarse en muchas ocasiones en un minuto. La idea varía según cada fase, pero generalmente hay que dejar lo que vemos en pantalla de manera que sea visualmente atractivo o coherente al menos.

Disponemos de niveles de catalogar objetos en cajones, otros de ordenar según ciertos criterios, otros de simetría, otros de rellenar una mesa sin dejar huecos y varios más que es mejor ir descubriendo. Estos niveles presentan dos particularidades principales: se dividen en capítulos en función de la temática y algunos de ellos ofrecen más de una solución posible. Esto último se plasma mediante una serie de estrellas, de manera que si al acabar un nivel vemos que se ilumina una estrella y se quedan dos vacías, quiere decir que hay dos formas más de solucionar el problema (y si queremos el 100% hemos de hacerlo).

Una curva buena que al final se dispara

Estas soluciones pueden, por ejemplo, ser ordenar una serie de libros por color, tamaño o haciendo que los símbolos de sus lomos coincidan por ejemplo. En general se suelen ver las posibilidades, pero hay ocasiones en las que cuesta mentalizarse en cuál es la solución alternativa. Si la primera nos cuesta, podemos dejar un nivel sin completar y pasar al siguiente (recomendado para los que se agobien con arañas en cierto nivel) o usar un dibujo como pista.

A todo esto hay que añadir un gato, que en ocasiones nos mueve las cosas de sitio (afortunadamente no demasiadas veces) para así reflejar un problema real de los amantes del orden. El juego también cuenta en muchos niveles con cierto margen para la colocación de los objetos, lo cual se agradece porque así no hay que medir al milímetro nuestra acción. Esto último es muy importante si jugamos en la TV, porque el control de un puntero con el stick nunca va a ser del todo preciso para distancias muy cortas (y eso que por fortuna cuenta con velocidad ajutable).

Salvo que juguéis este título en compañía, lo ideal es disfrutarlo en modo portátil con la pantalla táctil, la cual está mucho más adaptada a lo que el juego nos pide (aunque el tamaño de la pantalla pueda ser un problema para algunos). Eso sí, en cualquier modo la presentación es bastante bonita, con píxeles coloridos que emulan muy bien los objetos cotidianos. No ocurre lo mismo con la música, que si bien es calmada, suena demasiado alta y al ser melodías cíclicas muy cortas puede rallar un poco (puede bajarse el volumen in afectar a los efectos, que sí son bastante buenos).

A Little to the Left presenta en total cinco actos que nos llevarán algo más de tres horas para completarlos, además de 365 puzles para hacer uno al día (que son modificaciones o repeticiones de los que ya hemos hecho) y así tener un momento zen. El viaje siempre es tranquilo y pausado, pero eso cambia en el quinto acto, que introduce elementos fantásticos y la necesidad de operar con velocidad y mover elementos sobre la marcha, algo que rompe el esquema tranquilo que el juego nos había brindado hasta el momento. Puede que ayude a dar variedad, pero a su vez destruye lo que había construido hasta el momento y eso va a dejar opiniones mixtas.

Resumen
Una experiencia que los amantes de la decoración y el orden disfrutarán muchísimo. Los puzles están bien medidos y, salvo algunos planteamientos, la mayoría ofrece resoluciones lógicas. Eso sí, su último capítulo rompe el esquema de juego, algo que deja una sensación muy diferente a la de los cuatro primeros.
7.5
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.