Portada » Análisis » Análisis de Spirit of the North

Análisis de Spirit of the North

La pequeña desarrolladora de tan solo 3 personas Infuse Studio, de las cuales una es el compositor musical, se lanza a la piscina con su primer juego después de haber centrado sus esfuerzos en proveer a otros de herramientas y entornos 3D de gran calidad basados principalmente en el motor UE4. Veamos qué tal les ha ido con este interesante y tan diferente Spirit of the North.

A las andadas

Si habéis visto su tráiler u os habéis interesado mínimamente por el título, ya sabréis u os habréis imaginado que Spirit of the North no es un juego a los que habitualmente estamos acostumbrados, aunque en los últimos tiempos hemos gozado de multitud de propuestas similares. Aun así, difiere de muchos de ellos ya que no es tampoco un walk simulator, aunque a ratos así lo parezca, ni un juego de puzles, aunque los haya, ni un plataformas, pese a que no escasean. Puede que estemos más cerca de lo que hace no mucho fue Bee Simulator que de cualquier otra obra: un juego accesible, con mucho cuidado puesto en la factura visual y sonora y que sobre todo busca calar en el jugador con su mensaje pronaturaleza no olvidándose tampoco del lado espiritual.

Sí, suena un poco petulante dicho así, pero, en la práctica, Spirit of the North no lo es tanto y sus creadores han tomado la acertada decisión de crear un auténtico juego, con su más o menos depurada y acertada jugabilidad, donde habrá un objetivo, secretos y demás elementos que hacen a un videojuego precisamente eso, aunque no han acertado de pleno con todo lo que se han propuesto.

Empezamos ya jugando, algo que será un común denominador durante toda la partida ya que aquí apenas habrá secuencias de vídeo. En los primeros instantes ya conoceremos al que será el protagonista de nuestra aventura, un pequeño zorro rojo que se ha encontrado con el espíritu guardián de la aurora boreal, lo que conformará una pareja que hará que lo natural y lo sobrenatural se mezclen en una historia con tintes celtas en paisajes de bella factura, pese a que hay evidentes fallos técnicos, más notorios en esta versión de Switch, como una baja distancia de dibujo, lo que hará que las texturas acaben de cargarse cuando nos encontremos demasiado cerca ya de ellas como para no darnos cuenta del truco. Aun así, Spirit of the North es capaz de entrar por los ojos, sobre todo jugando en sobremesa, y pide a gritos un modo foto que, por desgracia, no tiene.

Así, empezaremos en una zona nevada y nos sorprenderemos al ver cómo nuestro zorro amigo es capaz de saltar o correr como lo haría en la vida real pero también puede hacerse daño y cojear e incluso de estornudar. Es una lástima que ni este toque de realismo al herirnos ni la nieve vuelvan nunca más y el resto del juego nos lo pasemos en llanuras con hierba alta con construcciones de un tiempo pasado derruidas aquí y allá. Si en los primeros compases nos las prometíamos muy felices pensando en una probable variedad de escenarios, avanzar no hará sino darnos cuenta de que esto no es así y solo en la zona final recuperaremos algo la ilusión.

No obstante, Spirit of the North está hecho para ser visto y jugado con calma, disfrutado a su ritmo y escuchando su magnífica banda sonora, aunque aquí también hay fallos como poca variedad (aunque las piezas, mayoritariamente a piano, son muy buenas) y cortes abruptos al pasar de una pista a otra. De hecho, piensa tanto en deleitarnos los sentidos que se han eliminado todos los marcadores en pantalla, y eso que alguno, aunque hubiera sido pulsando un botón, no le habría venido mal.

Sus puzles, que servirán para abrir puertas o alcanzar determinados lugares, suelen estar bien accesibles o presentados, pero no siempre será así y más de una vez deambularemos por el escenario sin saber muy bien qué hacer. Lo bueno es que así encontraremos báculos que llevar a unos esqueletos de unos monjes que servirán para poco, solo para unas skins para nuestro peludo protagonista. Resolver estos acertijos no siempre será igual y dependerá de con qué poderes contamos en ese momento, como desplazarnos rápidamente, aullar con una onda expansiva o controlar al espíritu mientras el cuerpo descansa. Son una buena colección de mejoras que harán nuestro viaje bastante más llevadero y fluido, aunque nunca llegará a los niveles de otros como Journey, por ejemplo.

Pese a sus evidentes carencias, como las ya mentadas y otras como algún que otro movimiento del zorro un tanto ortopédico o la poca variedad de efectos de sonido o de fauna y flora (nula más allá de la abundante hierba), Spirit of the North es un juego notable, especialmente si tenemos en cuenta lo pequeño del estudio responsable de su creación. Y si no tenemos esto en cuenta, también, ya que es de esos juegos con cierta magia, puede que no aptos para todo el mundo y sin lugar a dudas para nada perfectos, pero que nos hacen recordad que esto también es a veces un arte, o por lo menos un receptáculo para varias vertientes artísticas que a veces comulgan y se fusionan con lo que todos conocemos como videojuego, que también hay de eso aquí.

Si hubiera tenido más experiencia detrás o el apoyo de un equipo mayor (y si esto no hubiera supuesto cambiarlo de base, claro está), estaríamos hablando de una experiencia casi sobresaliente. De momento, se queda en un muy buen primer intento de hacer algo aún mayor.

Resumen
Unas buenas intenciones bastante bien ejecutadas aunque con decisiones cuestionables aquí y allá y con una evidente falta de experiencia (o recursos) por parte del estudio. Sin embargo, un buen juego con mucho cariño por la naturaleza que no se olvida de su faceta jugable, aunque a veces andaréis algo perdidos.
7
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x